VIBREMOSPOSITIVO

Nosotros LUCY HOP

Literalmente así me he estado sintiendo los últimos días y la verdad es que estoy segura de que no soy la única que esta semana se ha sentido triste, enojada, pero más que nada impotente ante los acontecimientos que vivimos estos últimos días tanto en nuestro país como en el mundo entero. Desde el COVID y la vacuna que nunca nos llegará (por lo menos es lo que yo creo), la inseguridad, el nuevo confinamiento, los disturbios en Estados Unidos por parte de los simpatizantes de Trump, y así cada día pasa algo nuevo que hace que mi ansiedad crezca a pasos agigantados.

Me considero una persona por demás optimista y agradecida con la vida, ya que, sea lo que sea que se me cruce en mi camino, trato siempre de verle el lado positivo y de esa manera afrontar con una sonrisa lo que venga y sacarlo adelante, ¿por qué? porque puedo, porque soy una fregona, que puede con eso y más, le consta a la gente que ha leído mis columnas pasadas que desde niña he tenido tropiezos y he salido adelante y con la frente en alto.

¿Cuál es entonces la diferencia? ¿Porqué esta vez siento que no voy a poder salir adelante sola? ¿Porqué esta vez me siento sin fuerzas? Y la más importante de todas las preguntas, ¿qué voy a hacer para recuperar mi fuerza, mi esperanza y mi optimismo para seguir siendo la persona exitosa que siempre he sido?

La respuesta es sencilla, esta vez los problemas que tanto me agobian me quedan demasiado grandes, no está en mis manos la solución de ninguno de ellos, esta vez el problema sobrepasa todas mis capacidades y eso hace que cada vez me sienta más chiquita, como si un gigante me quisiera aplastar con sus grandes pies.

Estoy convencida que el haber entendido que soy un simple mortal que no puede hacer nada para curar el COVID y sus millones de muertes, ni la crisis económica que se nos viene, ni distribuir adecuadamente la vacuna y mucho menos solucionar la crisis política en EUA, es la respuesta para sobreponerme.

Entendí finalmente que de nada sirve preocuparse por los problemas que no están en nuestras manos poder solucionar, lo único que nos causa es estrés e impotencia y esta impotencia nos causa más estrés y así se convierte en una bola de nieve que crece y crece.

Lo que podemos hacer es ocuparnos de lo que sí está en nuestras manos mejorar. Nuestra salud física, emocional y mental. Esta comprobado que cuando uno empieza a ocuparse de sí mismo y deja de preocuparse por lo que cien por ciento no puede controlar, es cuando las cosas mejoran, por lo menos para uno mismo, pues se siente útil y motivado solucionando lo que SI está en sus manos.

Por eso hoy quiero darles algunos tips que me han ayudado a sentirme motivada, a estar mejor conmigo misma, a ser mejor en todo lo que hago:

Duerme lo suficiente. Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días. Sigue tu horario normal, aún si estás quedándote en casa.

Haz actividad física de manera regular. La actividad física regular y el ejercicio pueden ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo. Sal al aire libre en un área donde sea fácil mantener la distancia de otras personas.

Come de manera saludable. Elige una dieta bien balanceada. Evita comer comida chatarra. Limita la cafeína, ya que puede agravar el estrés y la ansiedad.

Limita el tiempo frente a las pantallas. Apaga los dispositivos electrónicos por algún tiempo todos los días, y hazlo también 30 minutos antes de dormir.

Relájate y recarga las pilas. Reserva tiempo para ti mismo. Aún unos pocos minutos de tranquilidad pueden refrescarte y ayudarte a calmar la mente y a reducir la ansiedad. Muchas personas se benefician con prácticas como respiración profunda, yoga, o meditación. Date un baño de espuma, escucha música, o lee, haz lo que sea que te ayude a relajarte. Elige una técnica que funcione para ti.

Mantén tu rutina normal. Mantener un horario regular es importante para tu salud mental.

Mantente ocupado. Una distracción puede alejarte del ciclo de pensamientos negativos que alimentan la ansiedad y la depresión. Disfruta de pasatiempos que puedas hacer en casa.

Concéntrate en los pensamientos positivos. Elige enfocarte en las cosas positivas en tu vida en lugar de hacerlo en qué mal te sientes. Considera comenzar cada día haciendo una lista de las cosas por las que estás agradecido.

Estoy segura de que lo anterior me está ayudando a ver la vida y lo que nos está tocando vivir desde otra perspectiva y que estos tips pueden ayudarte a ti también; hazlo durante una semana, te reto a que lo hagas y a que me platiques que cambios notaste en tu estado de ánimo, escríbeme a lucylucohen@yahoo.com

Te invitamos a inscribirte en nuestra pagina www.vibremospositivo.com para darte más información de nuestro movimiento y seguirnos en Instagram como@jorge_lpz, @vibremos_positivo2020 y @yad.rajamim

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA