'Frío nos afecta bastante pero aquí estamos'

Gómez Palacio y Lerdo GUADALUPE MIRANDA

A pesar de las bajas temperaturas que se registraron en Lerdo de hasta -1 grado centígrados, doña Claudia salió de casa para ofrecer su mercancía en el Centro de la ciudad. Es una vendedora semifija que se instala en el primer cuadro de la ciudad, con su puesto de aguas frescas, atole y frituras.

Además de la pandemia por el COVID-19, las bajas temperaturas también han afectado sus ventas. Afligida, cuenta que debe pasar ocho o más horas para poder llevar a casa 300 pesos o menos, necesarios para sus medicamentos que debe tomar debido a la diabetes que padece.

El frío no fue impedimento para que doña Claudia se instalara como todos los días aunque esta vez lo hizo un poco más tarde, a fin de resguardarse el mayor tiempo posible.

Sentada en un banco con los brazos cruzados y con una bufanda tejida cubriendo su rostro es como la comerciante de avanzada edad espera a sus clientes.

Reconoce que las aguas frescas en esta temporada no son apetitosas, pues "¿quién va a querer agua ahorita? El frío nos afecta bastante, pero aquí estamos", dice resignada.

Después de más de una hora de espera llega un primer cliente, con el que puede hacer "la cruz" para empezar su día.

Y es que lo poco o lo mucho que logre obtener a diario le ayuda para comprar sus medicamentos así como para pagar un préstamo que solicitó para hacer frente a los estragos de la pandemia.

Al igual que muchos otros comerciantes, ella ofreció ayer sus productos en la Plaza Principal de Lerdo, sin embargo desde el inicio de la pandemia, la autoridad les pidió que se marcharan a fin de evitar la presencia de paseantes y disminuir el riesgo de contagios de COVID-19. "Pero la gente ni se fue", dijo molesta la mujer, quien espera que con la llegada de las vacunas la situación mejore, aunque pensar en aplicársela no está en sus planes debido al miedo que tiene de una posible reacción.

Mientras tanto, dice que trata de cuidarse contra el COVID-19, pues de enfermarse comenta que no cuenta con los recursos para atenderse. "Todos estamos vendiendo con la bendición de mi Dios y que si ya te toca, ni modo, cuando ya te toca aunque te quites", dice doña Claudia.

Lea la noticia completa aquí
Doña Claudia se instala todos los días en la Plaza Principal de Ciudad Lerdo, ayer no fue la excepción pese a las bajas temperaturas.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA