Denuncian que programas sociales son mal manejados en Matamoros

Regionales MARY VÁZQUEZ

Habitantes de varios ejidos de la zona norte de Matamoros los cuales se concentran en el Centro de Integración del ejido 20 de Noviembre, señalan irregularidades y favoritismos en el mal manejo de los programas sociales que maneja el Gobierno federal.

Manifestaron que desde el mes de agosto del año pasado se envió un documento a la Secretaria de la Función Pública, pero no han tenido repuesta y en su momento se le notificó también de la situación a la titular de la oficina Regional de la Secretaria de Bienestar, Cinthia Cuevas, pero tampoco hizo nada al respecto, al contrario se premió a la persona que presuntamente incurrió en dichas irregularidades y se le otorgó un puesto en el Centro Integrador de Programas Sociales en Torreón.

Dijeron que la inconformidad se originó, luego de que Guadalupe Muñoz Rodríguez quien estaba encargada del Centro Integrador del ejido 20 de Noviembre, que concentra también a beneficiarios de los ejidos Compuertas, El Cuije, Santa Ana del Pilar, fue suspendida por la coordinadora regional de Bienestar, pero para notificarle de la decisión envió a su asistente para que lo hiciera verbalmente y no mediante un documento.

Guadalupe manifestó que se enteró de que su suspensión era por una acusación de que estaba organizando una "tanda para emprendimiento" con beneficiarios de los programas, por lo que pidió se hiciera una investigación al respecto, ya que aseguró que dichos señalamientos eran falsos, situación que dice a la fecha no ha habido respuesta.

"Cuando nosotros pudimos hablar con Cinthia ella nos dice que la destitución era por una tandas que se estaban haciendo para emprender un negocio y que eso no aplicaba en los programas y nosotros le dijimos que viniera para que hiciera una investigación, porque eso era mentira y no quiso, nunca se dignó a venir a investigar".

Mencionó que en cambio a la persona que fue señalada de incurrir en las irregularidades, se la "llevó a trabajar con ella" cuando mediante una carta se le notificó que integraba a discreción a las personas en los programas sociales, mientras que aquellos que verdaderamente los necesitan, principalmente adultos mayores siguen esperando.

"Se llama Rosa Isela Luévanos, ella es del ejido El Pilar, era servidora de la Nación en el ejido El Cambio, pero la denunciaron allá y luego se vino a otros ejidos del norte de Matamoros para engañar a la gente, pero lejos de retirarla o castigarla se le premió, porque se le investigó y se le encontró culpable, pero aun así se la llevó a Torreón, porque es mamá de una persona muy allegada al regidor Marco Beltrán", externaron los denunciantes.

Lea la noticia completa aquí
Algunas personas se congregaron en la plaza del ejido 20 de Noviembre para denunciar las presuntas irregularidades en la asignación de los programas sociales. (EL SIGLO DE TORREÓN)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA