LA COLUMNA DEL PERRO

Nosotros

LA NUEVA NORMALIDAD

Hemos escuchado repetidamente estas palabras refiriéndose a cómo debemos actuar, socializar, convivir, trabajar, estudiar, inclusive como debemos de ir o expresar nuestras creencias religiosas en nuestros templos o iglesias.

La pandemia vino a poner de cabeza todo, absolutamente todo y no sabemos cuándo podamos medianamente tomar el ritmo de nuestras vidas a cómo eran hasta principios del 2020.

Cuando "volvamos" con respecto al trabajo nos habremos dado cuenta que muchos locales y edificios no son indispensables, pues ya se trabaja en muchas actividades desde la casa en línea.

Cuando "volvamos" no sabremos exactamente como empezar a socializar, si saludarnos de mano o de beso, y si nos podemos abrazar con las personas o parientes muy queridos, pues ya nos hemos vueltos expertos en hacerlo fríamente desde la comodidad y el anonimato de nuestro celular.

¿Cómo vamos a convivir cuando "volvamos"? jugaremos en línea sin hablar, con un celular en la mano cada quien, demostrando la destreza que hemos adquirido durante la pandemia jugando con extraños de otros países sin hablar sólo "tecleando".

Cuando "volvamos" los estudios académicos seguirán siendo en línea, sobre todo las carreras profesionales… seguirán siendo en línea al vapor… ¡qué importa!… lo que queremos es sólo un título para ostentar.

Cuando "volvamos", ya no iremos al templo… "para qué" si puedo orar en línea, acostado en pijama, haciendo actividades en la casa.

Cuando volvamos como conseguiremos pareja… por "tinder" (páginas para buscar pareja estable, sitios para citas) guiándonos por información y fotografías falsas.

Cuando "volvamos" nuestros conocidos y familiares se darán cuenta que no somos tan elocuentes y felices, ni cercanos a como lo hacemos hoy falsamente por las redes sociales.

Cuando "volvamos" seguiremos comprando en línea, así le daremos el tiro de gracia a las tienditas y los comercios familiares, que ofertaban sus mercaderías, regalando implícito en ella una cálida sonrisa y un trato sincero y personal.

Cuando "volvamos" estaremos y seremos distintos, pues muchos de nuestros conocidos y familiares ya no estarán con nosotros y no nos pudimos despedir de ellos quedando en nosotros un recuerdo de desconcierto y un ciclo que no cerramos.

Cuando "volvamos" no sabemos si lo haremos de golpe o poco a poco.

Cuando "volvamos" nos habremos dado cuenta aún más que hemos cambiado y que hemos logrado la comunicación más eficiente con las personas que están lejos, y nos hemos separado mucho más de los que viven con nosotros y con los que nos rodean a diario…

Y ahora para terminar una gota de filosofía:

Por cada minuto que estas enojado, pierdes sesenta segundos de felicidad (Jorge Luis Borges).

Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA