GMC Yukon 2021, un vehículo refinado y con orden en el manejo

Finanzas EL SIGLO DE TORREÓN

Existen pocas marcas que pongan más empeño en su división de camionetas de gran tamaño que General Motors, y para muestra la GMC Yukon Denali 2021.Yukon habita en ese pequeño espacio que existe entre la Chevrolet Tahoe y la Cadillac Escalade y, al igual que ese par de camionetas, ha sido completamente rediseñada para el año-modelo 2021.


Ahora echa mano de una suspensión trasera independiente que se traduce en un manejo mucho más ágil y se puede transportar a los pasajeros de manera más cómoda, entre otras bondades y novedades. Entre esas mejoras, encontramos una mayor capacidad de carga y el espacio para la tercera fila de asientos más grande, el factor que se logró al bajar la altura del suelo de la unidad para ahora poder albergar a un adulto de altura promedio en viajes largos sin problemas.

No obstante, lo que en verdad llama la atención de la nueva GMC Yukon 2021 es la manera en la que se maneja, pues ahora se desenvuelve con mayor soltura que nunca. La dirección, a pesar de ser electroasistida, es precisa y con un ligero peso que nos inspira confianza al volante de un vehículo de estas dimensiones. El modo en la que la suspensión filtra las imperfecciones del camino es soberbia.

Sin embargo, es necesario mencionar que, dado su tamaño y peso, atacar las curvas no es su fuerte y se percibe con poco agarre cuando queremos exigirle un poco más. No todo en la GMC Yukon es completamente nuevo pero, ¿para qué cambiar algo que funciona a la perfección? Nos referimos al icónico motor V8 de 6.2 litros de General Motors, que proporciona la nada despreciable cantidad de 425 caballos de fuerza, que tiene la capacidad de desactivar cilindros dependiendo de las necesidades de la camioneta y ahorrar combustible. A este motor, se suma una caja automática de 10 velocidades y tracción inteligente que puede ser integral o trasera dependiendo el modo de manejo. A pesar de esto, en nuestras pruebas arrojó un promedio de cinco km/l en los casi 500 kilómetros que recorrimos, que fueron desde tráfico citadino hasta autopistas con velocidades constantes.

Lo que jamás faltará en la GMC Yukon Denali 2021 es esa sensación de presencia y poder al volante, resultante de una mezcla que combina la posición de manejo, un motor capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos, gran tamaño y diseño agresivo con tintes lujosos. En ese sentido, el interior también juega un gran papel, pues el habitáculo está repleto de tecnología, madera real, materiales suaves al tacto de corte premium, pantallas en la segunda fila de asientos, conectividad a Android Auto o Apple Carplay inalámbrica y el siempre confiable sistema de asistencias en el camino OnStar con WiFi 4G LTE.

Tecnología, espacio y poder son los elementos principales que presume la renovación de Yukon. (EL SIGLO DE TORREÓN)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA