'Soy el ajonjolí de todos los moles', dice Bárbara Islas

Espectáculos ALDO MAGALLANES

En medio de la crisis sanitaria de COVID-19, Televisa ha presentado varias propuestas de comedia que han tenido gran aceptación, una de ellas es Mi querida herencia.


El pasado 5 de octubre, comenzó la segunda temporada del programa acaparando altos puntos de rating y justo una de sus protagonistas, Bárbara Islas, charló con El Siglo de Torreón de la aceptación de esta "herencia" y además se autonombró, "el ajonjolí de todos los moles", por la cantidad de proyectos que ha hecho en la actuación y la conducción.

"Empezamos el pasado 5 de octubre y este día 12 (Hoy) vamos por el segundo capítulo, nos fue súper bien con muy buenos números. Estamos contentos esperando que esta temporada sea un éxito como la pasada.

"Luego nos dicen, 'oigan qué quieren lograr con Mi querida herencia', y la verdad es que solo queremos que se rían y se despejen de todo lo que estamos viviendo. En esta segunda entrega vendrán muchas sorpresas como un romance inesperado", expuso.

En Mi querida herencia, serial protagonizado por Roxana Castellanos en su papel de "Deyanira Rubi" y Paul Stanley, Bárbara encarna a "La Britny": una chava divertida, "fashion" y muy libre.

"'La Britny' me cae mejor que yo. Es una chica desfachatada a quien no le da pena decir de dónde viene, entonces creo que a mí me falta mucho de eso. No dudo en decir que este personaje me está dejando mas a mí, que yo a él".

En ese sentido, Islas externó que "La Britny" se ha convertido en su alter ego y eso es algo que está disfrutando plenamente.

"'La Britny' es bien fiestera, yo soy muy tranquila; en fin, no hay duda de que este papel me permite hacer cosas que yo no haría y eso está muy padre, eso se disfruta".

Durante la charla, Bárbara manifestó que ha aprendido bastante de Roxana, Paul y de los demás actores que integran el elenco.

"Cuando se me presentó la oportunidad de hacer este programa me dio mucho miedo, sin embargo, me di cuenta que con gente tan talentosa no habría problema alguno".

Bárbara confesó que Mi querida herencia es su primer proyecto en forma de comedia, le ha gustado tanto que espera continuar en este género.

"Estuve mucho tiempo con Yordi Rosado en Esta cañón que de alguna manera era comedia y con Jaitovich también estuve haciendo sketckes, pero una serie de comedia no había realizado", sostuvo.

Por otro lado, la artista comentó que la conducción sigue formando parte de su vida y no piensa dejarla, al igual que el cine.

"Soy el ajonjolí de todos los moles. Ya había conducido de todo...Pequeños gigantes, Bailando por un sueño, Telehit; y entonces me quedé de planta en Cuéntamelo ya en donde se ha formado un equipo de mujeres empoderadas".

En el Séptimo Arte, Islas tiene un proyecto de terror que llegará a los cines el año que entra.

"Es una película de miedo, es mi segunda cinta de este género, pues hice La niña de la mina con Regina Blandón y José Ángel Bichir".

Como a muchas personas, la pandemia de COVID-19 ha llevado a Bárbara a caer en momentos de depresión y ansiedad.

"Creo que hay días buenos y días malos. Agradezco mucho tener trabajo, pero esto me ha impedido ver a mi familia que está en Puebla porque ahora solo tengo llamado y devolverme a casa".

Cual buena poblana, Islas recomendó a los laguneros comer un mole típico de su Estado.

"Ya sé que suena a clishe, pero la verdad es que es delicioso el mole poblano y no dejen de probar también unas ricas chalupas".

Bárbara dijo que no conoce Torreón, por lo que espera venir en un futuro y comer gorditas, "porque todo lo que tenga que ver con tortillas o harinas, me encanta".

Se mantiene activa en proyectos de cine, televisión y conducción.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA