Reforma de la Policía enfrenta a Colombia con autoridades locales

Internacional EFE

Con los ánimos todavía caldeados después de la ola de violencia que dejó 13 muertos, la discusión en Colombia se centra esta semana en los cambios que necesita la Policía, que enfrentan al Gobierno nacional con la alcaldesa de Bogotá, principal defensora de esa reforma.


La muerte de Javier Ordóñez, un hombre de 46 años sometido con brutalidad por dos agentes que descargaron sobre él en múltiples ocasiones una pistola eléctrica Táser durante un arresto en Bogotá, puso sobre la mesa la necesidad de reformar la institución.

"(Proponemos) un límite de descarga eléctrica con el objetivo de proceder a esposar al ciudadano objeto del procedimiento policial y se prohíbe expresamente (las) múltiples descargas porque son un acto de tortura", dijo este lunes el representante a la Cámara Inti Asprilla, del partido Alianza Verde, autor de un proyecto de Ley presentado en el Congreso para la prevención y sanción de los abusos de la Policía.

El debate sobre la necesidad de hacer una reforma estructural en la institución aumentó las tensiones entre el presidente colombiano, Iván Duque, y la alcaldesa de la capital Claudia López, para quien el caso de Ordóñez no es aislado.

REFORMAR LA POLICÍA

En Colombia, a diferencia de otros países, la Policía no depende del Ministerio del Interior sino del de Defensa, y a pesar de ser un cuerpo civil armado ha tomado parte como un ejército regular en la lucha contra los grupos guerrilleros y las bandas de narcotraficantes.

Para responder a los casos de brutalidad policial algunos sectores han propuesto que la Policía debería asumir un rol más civil y tener una veeduría que no esté ligada a la justicia penal militar, para que hechos como la muerte de Ordóñez sean asumidos directamente por la Fiscalía o la Procuraduría.

En Colombia la Policía no depende del Ministerio del Interior sino del de Defensa. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA