¿Cuáles son los riesgos de llevar a tu perro a la playa?

Mascotas DANIELA ESCOBEDO DENA

Tal vez tengas pensado llevar a tu mascota contigo de vacaciones a la playa, o incluso ya lo hayas hecho anteriormente. Si es así, seguro que estás acostumbrado a lo mucho que los perros disfrutan jugar en la arena y si, también en el mar.


Sin embargo, este último es un aspecto con el que deberás tener mucho cuidado si tienes planes de visitarla de nuevo (o por primera vez) ya que ingerir mucha agua salada puede causar muchos problemas severos de salud.

El agua salada puede provocar en los perros síntomas como vómitos, diarrea, letargo, inapetencia, dificultades para caminar correctamente, sed excesiva, posibles alteraciones en los riñones, convulsiones, temblores, coma e incluso puede llevarlos a la muerte si la intoxicación no se identifica a tiempo.

Esto puede ser provocado por tomar agua de mar, una de las razones principales por las que suele llevarse a los extremos, es porque los tutores del can no lo reportan al especialista, sino que lo consideran un comportamiento normal en sus perros.

Para evitar llegar a la intoxicación es importante que se comience a lidiar con el problema desde que acaba de ocurrir alguna manifestación.

Otro aspecto a cuidar a la hora de visitar la playa junto a tu mascota, es que al estar muy expuestos al sol, también pueden llegar a pasar por golpes de calor. E incluso si entraran al agua para refrescarse después de esto, podrían tener problemas.

Si pasas todo un día en la playa con tu mascota es recomendable que lleves agua fresca para que pueda hidratarse. Todo de forma segura. Además, deberá tener acceso a la sombra y a descansos lejos de las zonas más acaloradas.

También, es necesario mencionar que los perros de igual manera pueden sufrir intoxicaciones por algas verdeazuladas, comúnmente encontradas en lagos o estanques.

Estas algas son un conjunto de bacterias agrupadas en agua estancada, aunque no se perciba a simple vista.

Desprender un olor muy fuerte por el que los animales pueden sentirse tentadoa integirlo.De ser así, acude inmediatamente a tu veterinario de confianza.

Recuerda que el riesgo de afectaciones por la intoxicación de alguna de esas sustancias se debe a un mal diagnóstico sin un tratamiento correcto.

Tal vez tengas pensado llevar a tu mascota contigo de vacaciones a la playa, o incluso ya lo hayas hecho anteriormente. Si es así, seguro que estás acostumbrado a lo mucho que los perros disfrutan jugar en la arena y si, también en el mar. (ESPECIAL)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA