Contexto lagunero

Columnas Finanzas JUAN MANUEL GONZÁLEZ

Si les preguntamos a los lideres empresariales -y lo he hecho con mucha frecuencia¿Qué es un colaborador comprometido?, lo más probable es que solo mencione una idea vaga al respecto. Los colaboradores comprometidos con la empresa son aquellos que están muy involucrados y entusiasmados con su trabajo; impulsan el buen desempeño y la innovación y hacen que la organización prospere.


El compromiso de los trabajadores con su empresa se puede medir, y, por lo tanto, se puede controlar, se puede hacerlo crecer. Se mide la participación y el entusiasmo de los colaboradores respecto al desempeño de su trabajo y respecto al lugar de trabajo y sus compañeros. Los colaboradores se comprometen cuando se cubren satisfactoriamente sus necesidades básicas, cuando tienen la oportunidad de contribuir, cuando perciben un sentido de pertenencia y cuando saben que hay oportunidades para aprender y crecer. El compromiso aplica para trabajadores independientes, remotos y para aquellos que trabajan en una oficina.

Una estrategia empresarial enfocada en el compromiso crea una cultura de alto desarrollo y produce un alto rendimiento sostenible. La tecnología cambia constantemente, la naturaleza humana no. Los colaboradores todavía tienen necesidades psicológicas fundamentales que deben satisfacer para lograr y mantener un alto desempeño, hoy los empleados tienen expectativas laborales diferentes de las generaciones anteriores. En el pasado, a los empleados los motivaba su paga, su revisión manual, conservar su trabajo por sobre todas las cosas, superar sus debilidades y tener un “buen” jefe, hoy lo que los jueves es su propósito su desarrollo, que su jefe sea un mentor y le ayude a desarrollarse y crecer, la comunicación continua con sus superiores, aplicar sus fortalezas y planear su vida.

Respecto al compromiso, la mala noticia es que, a nivel mundial, el 85 por ciento de los empleados no están comprometidos con su trabajo. Particularmente en América latina, solo el 27 por ciento están comprometidos y en México, solo el 23 por ciento. Pero hay algo más grave aún: de los trabajadores que no están comprometidos, hay una parte que no solo no están comprometidos, están altamente no comprometidos y le hacen mucho daño a la empresa. En México, los colaboradores altamente no comprometidos son el 17 por ciento mientras que en toda América Latina este dato es el 14 por ciento.

Hay doce elementos que predicen el alto rendimiento del equipo en los resultados de negocios. Los mejores líderes (directores, gerentes, jefes de grupo), integran completamente estos doce conceptos en las conversaciones casuales y agendadas y en las evaluaciones frecuentes de desempeño y establecimiento de objetivos.

Dos elementos se refieren al crecimiento. Que el colaborador sepa que tiene oportunidad de aprender y crecer personal y profesionalmente en el trabajo. Que, en los últimos seis meses, alguien en el trabajo le haya hablado sobre su progreso.

Cuatro elementos se refieren a los factores que influyen en el trabajo en equipo. Tener un buen amigo o amiga en el trabajo, que sus compañeros de trabajo estén dedicados y comprometidos a hacer un trabajo de calidad. Que la misión o propósito de la empresa lo haga sentir que su trabajo es importante y que sus opiniones se tomen en cuenta en su trabajo.

También hay cuatro elementos que influyen en la contribución individual de cada colaborador. Que alguien estimule su desarrollo personal y profesional. Que se le demuestre un genuino interés en él como persona. Que se le reconozca y elogie por un trabajo muy bien hecho. Que se le dé la oportunidad de hacer en su trabajo lo que mejor sabe hacer.

Y hay dos elementos que cubren las necesidades básicas de los colaboradores. Tener el equipo, los materiales y las herramientas necesarios para hacer su trabajo correctamente. Y algo sumamente importante: saber con claridad lo que se espera de él en el trabajo.

A propósito de este último elemento: saber con claridad lo que se espera de él en el trabajo. Hace algunos años presenté en esta columna un artículo con el título Carta a Nuestros Empleados. La carta, está dirigida en forma personal a cada empleado y además se les proporciona una porta carta de acrílico para que los empleados la coloquen en su lugar de trabajo para tenerla siempre presente. Este artículo se publicó en un portal hispanoamericano y la lleva contabilizados más de 82 mil lectores.

Los datos de metodología de medición y resultados mencionados respecto al compromiso de los colaboradores tienen el respaldo de décadas de investigación, la base de datos se compone de cerca de 43 millones de personas encuestadas y más de 5.1 millones de unidades de negocio. Las investigaciones las ha conducido el Grupo Gallup, empresa reconocida por sus encuestas de opinión pública y asesoría de negocios fundada en 1935 por George Gallup. Pero el compromiso no es una encuesta, es una estrategia operativa para optimizar el desempeño de manera sostenible. Esta estrategia no depende de Recursos Humanos, los lideres y sus equipos deben establecer y ejecutar prioridades para mejorar el compromiso individual y del equipo, para ello se requieren conversaciones significativas entre los lideres y sus equipos, y también de los lideres con cada individuo.

Los lugares de trabajo de hoy son dramáticamente diferentes a los del pasado. A medida que los deseos de los colaboradores y la tecnología continúan cambiando, una estrategia centrada en el compromiso puede ayudar a las empresas a satisfacer las necesidades de sus colaboradores a pesar de los desafíos que los rodean. Hoy más que nunca el compromiso de los colaboradores es fundamental para superar los desafíos del lugar de trabajo moderno.

Degerencia.com/jmgc

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA