Acuden por sospecha de COVID-19 al Hospital Insabi de Gómez Palacio

Gómez Palacio y Lerdo GUADALUPE MIRANDA

Con profesionales de la salud contratados por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como con el apoyo de personal de la Secretaría de Salud en Durango, desde el pasado 17 de julio opera el Hospital Insabi COVID-19 número 8 en Gómez Palacio, para atender exclusivamente a quienes han sido contagiados por el virus SARS-CoV-2 durante esta pandemia.


En entrevista para El Siglo de Torreón, el teniente coronel y médico cirujano, Juan Carlos Chino Morales, asesor técnico del hospital, detalló que son 59 los profesionales contratados entre médicos, enfermeras, personal administrativo y de limpieza; así como 15 militares entre médicos, laboratoristas, radiólogos y personal administrativo, quienes son los encargados de dar atención.

El médico indicó que el 31 de agosto terminó el contrato temporal del personal contratado por el Insabi, por lo que fue necesaria una nueva contratación. El 90 por ciento del personal permaneció laborando con un contrato con fecha de inicio del 5 de septiembre al 31 de diciembre.

Chino Morales informó que desde su puesta operación, se han atendido cerca de 200 personas, de las que han requerido hospitalización entre 40 a 45 personas. En la actualidad, cerca del 20 al 30 por ciento de los pacientes se reportan graves.

Si bien en su puesta en marcha, se anunció que solo se atendería a los pacientes confirmados con COVID, la gran mayoría acude por sospecha.

"Algunos vienen con prueba, ya estuvieron en su casa aislados algunos días, no aguantaron más, entonces ya ingresan con un resultado positivo, pero prácticamente el 99 por ciento de los que ingresan aquí, aunque vienen sin prueba, se les realiza en el momento (prueba rápida) y después se les confirma con la PCR", explicó el teniente coronel.

Asimismo, refirió que en las primeras tres semanas de funcionamiento del hospital, la condición de salud del 70 por ciento de los pacientes era muy grave, situación que se ha revertida. Actualmente, entre el 70 y 80 por ciento de los pacientes no requieren intubación.

De los pacientes más graves, explicó que aunque también se trata de personas de más de 70 años, hay otros con comorbilidades importantes como obesidad, diabetes, hipertensión, o bien, enfermedades previas como problemas renales y del corazón.

Para ingresar al hospital, el médico explicó que se cuenta con un área de triaje, donde se recibe a las personas no referidas, es decir, que no fueron enviadas por otras instituciones de salud.

En la actualidad, "aún así sigue llegando gente de su domicilio, ya sea porque es más cercano a su lugar de residencia o porque ya fueron a uno o dos hospitales y el protocolo de atención de COVID es lento, entonces no creo que nadie le haya negado nunca la atención de ningún paciente, pero deciden no esperar y algunos llegan sin referencia aquí o definitivamente como es lo más común, la mayoría de las personas que no tienen ningún servicio médico, son los que llegan aquí", expuso.

Una vez que llegan al triaje, se hace la valoración inicial, que incluye un interrogatorio y la historia clínica. "En caso de que traiga prueba y tiene problemas respiratorios que no se pueden manejar en casa, ingresa al hospital. Cuando pueden ser manejados aún en casa, se les da la indicación de que pueden seguir en casa, nos quedamos con sus datos y los monitorizamos diariamente", explicó.

SIN SERVICIO MÉDICO

La mayoría de los pacientes que se han atendido no cuentan con ningún tipo de Seguridad Social.

Por ejemplo, Chino Morales citó que se le brinda atención a las personas que fueron consultadas en una farmacia y les indicaron que requieren oxigenación, pero debido a su situación económica les es imposible. "En esa situación en la que solamente requieren apoyo de oxígeno se van al área de hospitalización. La mayoría cursan estables, un 90 por ciento de ellas. Duran un promedio de una semana, como ya llevaron unos días de aislamiento domiciliario cumplen sus días sus 10 o 15 días y son los que se van a casa", comentó.

A ellos se les brinda antibióticos, analgésicos, alimentación, baño, cuidados de enfermería y médico, "son cuidados rutinarios, pero hay gente que no podría pagar el servicio. Ha habido personas muy angustiadas que después de darles los informes diarios, preguntan: 'Doctor, ¿cuánto me van a cobrar por todo esto? No, señora, no es nada y hasta lloran", recordó el médico.

ESCENARIO COMPLICADO

En el área de terapia intensiva la historia es otra. "Son los más críticos, ellos requieren si no intubación en ese momento, en las próximas horas o días. Pocos pacientes entran a terapia intensiva y logran estar bien unos días sin intubarse, y salen al área de hospitalización. La mayoría de los que entran es porque ya requieren un apoyo de oxígeno muy importante, son intubados, prácticamente todos ellos con los estudios que les hicimos de ingreso tienen neumonía y esa neumonía no se revierte pronto, estos a veces tardan semanas, y pues la mortalidad de ellos es importante", explicó.

El médico comentó que hasta el momento los pacientes que se han atendido, ya sea porque han llegado de forma voluntaria o referidos de otra institución de salud, han sido originarios de la región Lagunera. El paciente más lejano acudió desde el municipio de San Pedro, Coahuila.

El responsable de la institución dijo que espera que pronto termine la pandemia, "todos trabajando con gusto para apoyar a la región lagunera" y agregó "aquí se recibe a toda la persona que llega, traiga o no prueba, tenga o no IMSS o ISSSTE. Nosotros no les preguntamos eso para poderlos atender, con mucho gusto los recibimos, a veces es la angustia de no saber qué hacer, muchas veces es aclarar unas dudas y regresarlos a casa".

Una vez que la pandemia del COVID-19 termine, el hospital continuará operando pero con todos los servicios médicos que ofrece el Hospital General de Gómez Palacio, ya que recientemente el secretario de Salud, Sergio González Romero, reconoció que las condiciones en las que se encuentra el actual o el antiguo, no son las óptimas.

17

DE JULIO

fue la fecha en que se puso en marcha el nuevo Hospital General en Gómez Palacio

Desde su puesta operación, se han atendido cerca de 200 personas en el Hospital Número 8, de las cuales han requerido hospitalización entre 40 a 45. (EL SIGLO DE TORREÓN)
Por el momento, el hospital atiende exclusivamente a quienes han sido contagiados por COVID-19. (EL SIGLO DE TORREÓN)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA