Probarán si vacuna para la tuberculosis es efectiva contra COVID-19 en Brasil

Internacional EFE

Brasil fue uno de los países escogidos por el centro de investigación australiano Murdoch Children's Research Institute como base de un proyecto que busca establecer si la vacuna para la tuberculosis también es efectiva contra el coronavirus, informaron este jueves fuentes científicas.


La investigación en fase tres (la más avanzada) de la eficacia de la vacuna BCG (siglas del bacilo de Calmette-Guérin) para prevenir la COVID-19 será realizada con miles de voluntarios en Australia, España, Reino Unido y Brasil, país este último en donde será aplicada a 3,000 personas.

"Investigaremos si la BCG ofrece protección contra la COVID-19, por un lado, y si puede disminuir la virulencia del patógeno, por otro", explicó la neumóloga Margareth Dalcolmo, investigadora de la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), en declaraciones a periodistas.

Las investigaciones en Brasil serán coordinadas por la Fiocruz, el mayor centro de investigación médica de América Latina y vinculado al Ministerio de Salud.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y financiación de la Fundación Gates.

Dalcolmo explicó que la vacuna contra la tuberculosis será probada en los estados de Río de Janeiro y Mato Grosso do Sul, con 3,000 profesionales de la salud mayores de 18 años y que han estado o pueden estar en contacto con la COVID-19 por su ocupación.

"Sólo trabajaremos con personas que tienen resultado negativo para el diagnóstico de la COVID-19, y que tienen contacto con el virus o lo tendrán pero que nunca se han contagiado para establecer si la vacuna contra el BCG les ofrece protección", explicó la especialista, quien comenzará a reclutar voluntarios en octubre.

Los voluntarios serán analizados durante un año, con exámenes cada semana, para saber si la vacuna los protegió contra el coronavirus y si produjeron anticuerpos contra el patógeno.

EFICACIA DE LA BCG CONTRA COVID-19 ES DEBATIDA HACE MESES

Desde hace varios meses, centros científicos y laboratorios de diferentes países trabajan con la hipótesis de que la BCG, vacuna que provoca una respuesta inmunológica amplia, puede ofrecer protección contra la COVID-19, algo que hasta ahora no ha sido probado científicamente.

De acuerdo con varios científicos, la vacuna contra la tuberculosis estimula una respuesta innata en el sistema inmunológico no sólo contra el bacilo de esa enfermedad sino contra otros patógenos.

Algunos estudios han indicado que los países con una amplia cobertura de vacunación de BCG tienen tasas de mortalidad por COVID-19 relativamente inferiores a las que tienen cobertura menor.

El científico nipón Tasuku Honjo, premio Nobel de Medicina 2018, es uno de los que considera que la vacuna universal contra la tuberculosis que se administra en Japón podría ser uno de los motivos de la baja mortalidad registrada en pacientes de COVID-19 en ese país.

La posible vinculación también fue establecida por un estudio de la japonesa Universidad de Salud Fujita de Aichi divulgado en abril y que analizó el número de infecciones y muertes por COVID-19 en 136 países dividiéndolos entre los que aplican vacunación universal BCG, los que llevaron a cabo esta política y los que nunca lo han hecho.

Brasil es el segundo país con más muertes por COVID-19 en el mundo, con unas 128,000 víctimas, y el tercero con más contagios, con 4.2 millones de casos.

El alto número de muertes y casos de COVID-19, la fuerte circulación del virus en el país y la diversidad genética de la población han convertido a Brasil en uno de los principales centros para la experimentación de posibles vacunas contra la COVID-19 y de medicinas para tratar el coronavirus.

Actualmente en el país se hacen pruebas de las vacunas contra la COVID-19 que han desarrollado la multinacional Johnson & Johnson, el Reino Unido (AstraZeneca y Universidad de Oxford), China (Sinovac Biotech) y el consorcio BioNTech (Alemania) y Wyeth/Pfizer (Estados Unidos).

Además, los Gobiernos regionales de Paraná y Bahía aguardan autorización de las autoridades sanitarias para comenzar a experimentar en humanos la Sputnik V, desarrollada por Rusia.

Y la farmacéutica Covaxx, división de la estadounidense United Biomedical, anunció este miércoles que probará en cerca de 3,000 voluntarios en Brasil una prometedora vacuna sintética contra la COVID-19 que desarrolló y que ha tenido resultados exitosos en la fase 1 de pruebas con voluntarios en Taiwán.

Brasil fue uno de los países escogidos por el centro de investigación australiano Murdoch Children's Research Institute como base de un proyecto que busca establecer si la vacuna para la tuberculosis también es efectiva contra el coronavirus, informaron este jueves fuentes científicas. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA