¿Cómo saber cuando es hora de dormir a un perro?

Mascotas DANIELA ESCOBEDO DENA

No importa si tu mascota pasó muchos años contigo o a penas unos meses, una muerte natural es lo que todos nosotros les deseamos, y la idea de la eutanasia parece inconcebible.


Sin embargo, hay situaciones en las que el fin que se les desea no es realista; según veterinarios especializados, en muchas ocasiones una muerte natural en perros y gatos implica sufrimiento prolongado que no siempre es visible, esto debido a que ellos son más estoicos que los humanos cuando hablamos de dolor.

Según Alice Villalobos, veterinaria especializada en oncología en California, muchos dueños de mascotas idealizan la muerte natural sin pensar en lo que realmente significa. Explica que un animal frágil no dura mucho en la naturaleza.

También explica, que en muchas ocasiones en las que se intenta prolongar la vida de una mascota, podría significar un cáncer de manera “amable y gentil””. Algunos de los cuidados que requeriría en este momento sería dar fluidos, oxígeno o analgésicos.

Villalobos defiende lo que llama “eutanasia enfocada en el vínculo”, la que permite que el propietario de la mascota esté presente en el mento y sea un papel reconfortante durante el procedimiento. También ha defendido la eutanasia con sedación, la cual implica dormir placenteramente al animal antes de aplicar un medicamento letal.

Con el fin de ayudar a los propietarios de las mascotas a tomar decisiones sobre los cuidados al final, Villalalobos desarrolló una guía con siete indicadores que servirán de mucha ayuda al momento de tomar una decisión.

Se califica en una escala del 0 al 10, en cero es la peor situación y diez la mejor: se pide que el dueño evalúe las siguientes categorías.

*Dolores: Debes preguntarte si el dolor de tu mascota se regula exitosamente, si está respirando con facilidad o si le cuesta trabajo.

Hambre: Pregúntate si tu mascota está comiendo correctamente, si necesita ayuda para comer o incluso requiere que lo alimentes con tus manos.

Hidratación:Esto va desde si se encuentra constantemente hidratado, si necesita ayuda para tomar agua o si se encuentra en una situación donde no logran estabilizarlo.

Higiene: Verifica si tu mascota puede permanecer limpia, si puede ir al baño sola, si está sufriendo de úlceras causadas por permanecer acostado todo el tiempo, etc.

Felicidad: Como su tutor, sabes identificar cuando tu mascota demuestra felicidad; sé honesto contigo mismo y pregúntate si es feliz, si muestra algún tipo de interés o si esto ya desapareció.

Movilidad: Observa y verifica si puede levantarse sin ayuda o si tropieza, si choca con los muebles o si aún tiene coordinación. Este es un punto muy importante y evidente, que a la vez muchos dueños deciden ignorar por miedo a la verdad.

Otros detalles: Debes preguntarte si tu mascota tiene más días buenos que malos y si realmente aún es posible mantener un vínculo humano-animal saludable.

Al responder estas cuestiones, es muy importante que seas sincero contigo mismo, aún cuando sea difícil, ya que principalmente se debe procurar el bienestar del animal y no prolongar el sufrimiento.

Confíe en su juicio final, incluso si destellos en su mascota pueden nublar la visión, recuerde lo ya evaluado por ti mismo y por un veterinario . Es recomendable acudir en compañía de un ser querido cuando se ha tomado la decisión de dar este paso.

No importa si tu mascota pasó muchos años contigo o a penas unos meses, una muerte natural es lo que todos nosotros les deseamos, y la idea de la eutanasia parece inconcebible. (ESPECIAL)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA