Campestre Gómez Palacio, vivo durante la pandemia

Deportes AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI

La pandemia del coronavirus COVID-19 detuvo prácticamente a todo el mundo, pero la naturaleza no tiene la opción de hacer una pausa. Así se pudo comprobar en el Club Campestre Gómez Palacio, donde durante su etapa de cierre de instalaciones, pudieron observarse a especies, reclamando su lugar.


Un oasis verde en medio de la mancha urbana, en plena colonia Las Rosas, es el campestre gomezpalatino, donde se ubica uno de los campos de golf más añejos de todo México, es un refugio de los laguneros para la práctica del golf, el tenis y otras actividades sociales y deportivas. Pero con el cierre de instalaciones al que obligó la pandemia global, pudo verse a especies animales reclamando su espacio, demostrando que la biodiversidad se mantiene vigente en la mancha urbana de la Comarca Lagunera, ofreciendo imágenes pocas veces vistas en las áreas citadinas.

Especies de aves rapaces, una familia de zorros, fueron los visitantes en el Campestre Gómez Palacio, aprovechando la ausencia de los seres humanos, obligados a pasar el confinamiento en casa, lo que un grupo de entusiastas socios emplearon para planificar la manera de darle vida nuevamente al club al abrir las instalaciones, buscando retomar esos tiempos de bonanza. La fotografía nos permite apreciar la belleza natural de este espacio, en el que ya se ha retomado la práctica del golf, con las necesarias medidas de prevención.

La belleza natural de este espacio representa todo un patrimonio para La Laguna, al ser el segundo campo de golf más antiguo de México. (Fotografías de RaveloSport)
Los laguneros han comenzado a jugar golf nuevamente en las instalaciones del Campestre. (Fotografías de RaveloSport)
Aves reposando en los lagos, entregaron imágenes para guardar. (Fotografías de RaveloSport)
Una familia de zorros bajó desde el cerro, para internarse en el fairway, aprovechando la ausencia de los seres humanos. (Fotografías de RaveloSport)
Diferentes especies de aves fueron avistadas en pleno campo de golf, en busca de comida para alimentarse. (Fotografías de RaveloSport)
Especies que hicieron escala en La Laguna durante su migración, tuvieron un relajado descanso. (Fotografías de RaveloSport)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA