Alex Cora, fuera de Medias Rojas

Deportes AP

Alex Cora era identificado ya como el autor intelectual de un ardid para robar señas de los equipos rivales cuando era asistente del mánager de los Astros de Houston.

Y los Medias Rojas no quisieron esperar cuál será el castigo que le impongan las Grandes Ligas al puertorriqueño, quien habría aplicado un artificio similar en Boston.

Los Medias Rojas anunciaron que Cora dejó de ser su piloto el martes, un día después de que el comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred lo implicó en el escándalo de robo de señales que ha estremecido al béisbol.

El boricua trabajaba en los Astros de Houston cuando ganaron la Serie Mundial de 2017, y llevó a Boston al título al año siguiente, en su primera campaña como mánager. AJ Hinch, mánager de los Astros, y Jeff Luhnow, gerente general de ese equipo, fueron destituidos el lunes, una hora después de que Manfred los suspendió durante toda la temporada 2020 por su participación en la trampa.

CORA, PIEZA CLAVE

El reporte de nueve páginas de Manfred mencionaba 11 veces a Cora, describiéndolo como la persona clave en la planeación y ejecución del sistema de robo se señales.

Cora se reunió ayer con la gerencia de los Medias Rojas, a menos de un mes de que comiencen los entrenamientos de pretemporada.

"Dados los hallazgos y la decisión del comisionado, hemos decidido colectivamente que no será posible para Alex liderar el club de forma efectiva en adelante, y hemos acordado mutuamente emprender caminos diferentes", informó el equipo en un comunicado atribuido al dueño John Henry, al presidente Tom Werner, al director general Sam Kennedy y a Cora.

2

AÑOS

estuvo Alex Cora al

frente de Medias Rojas,

ganó la Serie Mundial en 2018.

El club convocó a una conferencia de prensa para el miércoles, a fin de abordar el escándalo que le ha dejado sin piloto.

Manfred dijo que Cora figuró entre quienes "desarrollaron y ejecutaron" aspectos del sistema de robo de señas, en el que los Astros emplazaron una cámara detrás del jardín central para descifrar las señales de los receptores a los pitchers. Luego, los peloteros daban un número determinado de golpes en un cesto de basura, para avisar a su compañero en la caja de bateo qué lanzamiento se le haría.

El comisionado señaló que no iba a anunciar un castigo para Cora hasta que finalizara una investigación por separado sobre acusaciones de que los Medias Rojas robaron señales en 2018. Hay indicios de que el castigo sería igual o mayor al que recibieron Hinch y Luhnow.

"Acordamos hoy que emprender caminos diferentes es lo mejor para la organización", dijo Cora en un comunicado difundido por los Medias Rojas. "No quiero ser una distracción para los Medias Rojas mientras siguen adelante".

EQUIPOS NO PUEDEN COMENTAR

Los Dodgers de Los Ángeles perdieron la Serie Mundial de 2017 ante los Astros y la de 2018 frente a los Medias Rojas.

"Las Grandes Ligas han pedido a todos los clubes que no emitan comentarios sobre el castigo de hoy a los Astros de Houston, dado que es inapropiado abordar medidas disciplinarias impuestas a otro club", indicaron los Dodgers mediante un comunicado emitido el lunes por la noche. "Se ha pedido también a los Dodgers no comentar sobre cualquier acto indebido durante la Serie Mundial de 2017, y no tenemos más declaraciones que hacer en este momento".

GRAN TRABAJO EN BOSTON

Miembro del equipo de Boston que ganó el título en 2007, Cora fue contratado en noviembre para tomar las riendas de unos Medias Rojas que ganaron títulos consecutivos de la División Este de la Liga Americana en 2016-17 pero no lograron avanzar más allá en la postemporada bajo la dirección de John Farrell.

Cora guió al equipo a un récord de la franquicia, con 108 victorias en temporada regular en 2018, y a su cuarto título de la Serie Mundial en 15 años. Los Medias Rojas vencieron a un par de equipos con 100 victorias, los Yanquis y los Astros, en los playoffs de la Liga Americana, y posteriormente doblegaron a los Dodgers de Los Ángeles en cinco juegos para convertir a Cora en el primer mánager puertorriqueño en ganar un campeonato de las Grandes Ligas y en el quinto piloto en coronar a un equipo en su primera temporada al mando.

Fue recompensado por el presidente de operaciones Dave Dombrowski con un nuevo contrato que añadió una temporada extra garantizada para 2021. El incluía una opción del equipo para extenderse en 2022.

Dombrowski fue despedido en septiembre luego que los Medias Rojas tuvieron una foja de 84-78 y no avanzaron a la postemporada por primera ocasión desde 2015. Fue reemplazado por el exejecutivo de los Rays de Tampa Bay Chaim Bloom, quien encabezará ahora la búsqueda de un nuevo mánager.

DÍA TRISTE

"Este es un día triste para nosotros", señalaron Henry Werner y Kennedy en un comunicado. "Alex es una persona especial y un miembro querido de los Medias Rojas. Estamos agradecidos por su impacto en nuestra franquicia. Echaremos de menos su pasión, su energía y sus contribuciones significativas a las comunidades de Nueva Inglaterra y Puerto Rico".

Mike Minor, lanzador de los Rangers de Texas, no desaprovechó la oportunidad de criticar a Cora en Twitter. El puertorriqueño había insinuado que Minor "no juega de la manera correcta", a raíz de que el pitcher alentó a un compañero para que dejara caer un elevado en un duelo ante Boston durante su última apertura de 2019.

Con esa jugada, Minor tendría otra oportunidad de llegar a 200 ponches en la campaña.

"Pero si él juega este deporte de la manera correcta", ironizó Minor.

La destitución de Cora implica que 10 de los 30 clubes de las Grandes Ligas comenzarán la temporada de 2020 con un nuevo piloto. Boston tendrá que nombrar a su quinto manager en 10 temporadas.

El asistente de Cora, Ron Roenicke, y el exastro de los Medias Rojas, Jason Varitek, podrían ser contemplados para ocupar el puesto de piloto.

Alex Cora era coach de banca de los Astros en 2017, año en el que Houston elaboró un sistema para robar señales. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA