Nosotros
DOMINGO DERAS TORRES Domingo 2 de feb 2014, actualizada 8:48am ... Anterior El Siglo 7 de 10 Siguiente ... El Siglo

Cierra 'El Modelo', el comercio más antiguo de Torreón

El Siglo
Foto de principios del Siglo XX del crucero de avenida Hidalgo y calle Zaragoza, en la que figuran: A la derecha la papelería 'El Modelo', y al centro, el edificio donde estuvo la ferretería 'La Suiza'.

SIGLOS DE HISTORIA

(Segunda y última parte)

pesar de los barbáricos saqueos de la que fue objeto, en las diversas tomas de Torreón, la Papelería "El Modelo" no interrumpió sus actividades comerciales durante los años que perduró el movimiento revolucionario. Los hermanos Victorero fueron trasterrados de la región por Francisco Villa, en 1914, junto con decenas de españoles y sus familias; el éxodo de los hispanos se realizó en vagones ferroviarios que los llevaron a El Paso, Texas. A varios de ellos, Villa les exigió bienes y dinero. Años después, la mayoría regresarían a la Comarca Lagunera, otros no, como los Victorero, quienes tomaron la decisión de regresar a España. En su natal Lastres, en Asturias, fundaron una cigarrera que les acrecentó la fortuna que habían logrado en Torreón. La actividad comercial de "El Modelo", continuaría por décadas posteriores bajo la dirección de Isaac Villanueva Fernández, en su carácter de administrador y luego de propietario; finalmente, pasó a manos de Urbano González Navarro, su último dueño.

FRANCISCO VILLA, DESTERRÓ A LOS VICTORERO

El 2 de abril de 1914, la "División del Norte" del general Francisco Villa, derrotó al ejército federal sitiado en Torreón. "El Modelo", fue nuevamente saqueado por la turba vandálica y los revolucionarios, como sucedió en 1911. Una de las crónicas, narra lo sucedido: "Saquearon las tiendas de ropa de los árabes, las de abarrotes de los españoles, las de los chinos, todas las tiendas y zapaterías, hasta la Papelería "El Modelo". (Historia de Torreón. Autor: Manuel Terán Lira. Tercera edición. Editorial Macondo. Torreón. 1989).

Con desbordante pánico, los españoles se refugiaron en los sótanos del Banco de La Laguna, aún existen y se localizan en el antiguo edificio que ocupa la esquina surponiente del crucero que forman la avenida Juárez y calle Cepeda (actualmente, Scotiabank). Presentían que el Centauro del Norte, los fusilaría por haber apoyado a los huertistas con dinero, armas y víveres.

Este clima de terror se generó, a causa de que Villa, había expresado con anterioridad: "Quiero notificar a todos los extranjeros que tengo información, explícita, de que los españoles residentes en Torreón, se han aliado a las fuerzas federales y que es mi propósito ejecutar a estos españoles si se les captura".

Entre los hispanos temerosos y escondidos en los sótanos del Banco de La Laguna, se encontraban los hermanos Victorero Lucio, junto con otros sus paisanos como Joaquín Serrano, Rafael Arocena y Arbide, Manuel Gutiérrez, José Cueto, José Arribillaga, Fernando San José, Sebastián Domene, Silvestre Faya Ardizana, Juan Dualde, José Ramón Hurtado y Bartolo Sauto. Así como los hermanos: Rafael, José y Luis García, Víctor y Daniel Ruiz, y Gaspar y Fernando Pruneda.

Villa se presentó ante los asustados miembros de la colonia española el 5 de abril de 1914, acompañado por su secretario Miguel Trillo, el general Aguirre Benavides, así como por el gerente de la Compañía Metalúrgica de Torreón, Felícitos Villarreal. Antes lo habían disuadido, entre otras personas, el cónsul norteamericano George C. Carothers de que no fusilara a los españoles ahí reunidos, porque pasaría a la historia como un genocida y se ganaría el repudio del pueblo español.

De cualquier manera, ahí les habló con alterado ánimo, los reprendió porque habían colaborado con el ejército huertista, les dijo que les perdonaba la vida pero con la condición de que se fueran de Torreón, y a los más adinerados les confiscó bienes. Villa ordenó preparar la salida de dos trenes para que los españoles desterrados, y sus familias, los abordaran con destino a la ciudad de El Paso, Texas.

Entre las decenas de trasterrados que acompañaron a los Victorero, iba el gallego Andrés Novo Blanco, padre del escritor Salvador Novo, quien se salvó de las balas villistas cuando lo confundieron con un tío abuelo de éste, a quien mataron. El excronista de la Ciudad de México, narraría en sus memorias: "Mi madre fue a ver a Villa. Aquel hotentote le dijo que iba a perdonarle la vida a su marido el gachupín. Eso sí, a condición de que al día siguiente se largara al extranjero, para lo cual le daba un salvoconducto con su firma asquerosa, que mucho tiempo conservamos como una curiosidad teratológica". (La Estatua de Sal. Autor: Salvador Novo. Edición de Conaculta. México. 2002).

LOS VICTORERO VOLVIERON A ESPAÑA

Después del destierro, seguramente los hermanos Victorero Lucio tomaron la decisión de no regresar a Torreón, mientras durara la violenta revolución. Finiquitados los trámites de la venta del algodón a Inglaterra, que los encumbró a la riqueza, decidieron regresar a su natal Lastres, en Asturias. La papelería "El Modelo" continuaría sus actividades mercantiles, dejaron como administrador a su colaborador y amigo Isaac Villanueva Fernández, paisano de sus plenas confianzas y quien también manejó sus propiedades.

Para 1928, los hermanos Victorero decidieron retirar el grueso de su fortuna que se encontraba depositada en bancos de México, Estados Unidos y Canadá, lo llevaron a España. Tomaron una decisión afortunada. La crisis financiera que descalabró a la economía norteamericana, en 1929, dejó en la bancarrota a muchos hombres de negocios y familias adineradas; fue un golpe de suerte que saliera ileso su capital.

En Lastres se realizarían como industriales, inventores y filántropos. Dicen, quienes los conocieron, que llevaban una "vida de señoritos" alejada de los vicios y muy apegada a la iglesia, fueron influyentes personajes en la sociedad lastrina de la que se ganaron su aprecio y respeto; ellos y ellas solteros -ocho hermanos-, las mujeres atendían a los varones en el hogar. Fundaron una fábrica de cigarrillos que llevó el nombre de "La Victoria", generaron cerca de una veintena de empleos, este centro fabril era el sostén de varias familias de la localidad.

Antonio, era una versión asturiana de "Ciro Peraloca", inventó una máquina de lijar cigarros que llevó el nombre de "Victoria" -denominación derivada del apellido Victorero-, se vendió en todo España y fuera de sus fronteras; fue muy exitosa su venta, le reportó grandes ganancias. Para 1915, este aparato obra de su innata inteligencia, apareció registrado con el número de patente 59655. Creó un nacimiento con efectos de luz y sonido que instaló en su casa, luego lo obsequió a la iglesia de Lastres, es conocido popularmente como "El Belem" y hasta hoy es visitado por turistas.

Ángel, el creador de la fortuna de México, compró un predio donde sembró abetos, eucaliptos, pinos y rosales; aquí disfrutaba sus ratos de descanso, vivió enamorado de la naturaleza. Fue el último de los hermanos varones en fallecer.

En uno de sus viajes a Torreón, cuando venía a supervisar las finanzas de "El Modelo" y la situación de sus propiedades, fue invitado a participar como socio fundador del "Club España Torreón", A.C., en 1918. Este centro social y deportivo, estaba ubicado por la calzada Colón, en las manzanas que dan su frente a la estatua del descubridor de América en su costado poniente. La escritura constitutiva de esta agrupación, la protocolizó el notario público Onésimo Cepeda, el 9 de julio del año señalado. (Historia del Club España de Torreón, desde su fundacion, 1918 a 1995. Autor: Homero H. Del Bosque Villarreal. Editorial del Norte de México. Torreón. 1995).

Agustín, era el líder y administró las finanzas familiares, era un gran aficionado al cine y a la fotografía. También realizó viajes a Torreón en plan de trabajo, en uno de ellos fue invitado por su amigo el gerente de "El Modelo", Isaac Villanueva Fernández, a que fuera padrino de bautizo de su hija Elena, en 1930.

El abogado y notario público, Elías T. Tejada, quien radicó en Torreón, fue amigo de los Victorero y su asesor jurídico. Sus intereses financieros, en nuestra ciudad, llegaron a su término cuando decidieron disolver y poner en liquidación la sociedad "Agustín Victorero y Hermanos"; el trámite legal culminó, mediante una escritura que pasó ante la fe notarial de Crescencio de la Garza González, el 30 de abril de 1953. (Datos obtenidos en el archivo del Registro Público de la Propiedad de Torreón).

La filantropía de los Victorero fue pródiga en su natal Lastres, donaron un ambulatorio y una biblioteca, apoyaron a la "Casa del Pescador, pagaron la educación de jóvenes seminaristas hasta su ordenación sacerdotal, y contribuyeron en la restauración de la iglesia después de la Guerra Civil Española (1936-1939); fueron partidarios del franquismo.

La última en fallecer de los 8 hermanos Victorero Lucio, fue Concepción, quien murió a los 100 años de edad y estuvo bajo la protección de las monjas Dominicas de la Anunciata, en Gijón, Asturias; la herencia de este clan familiar quedó en manos del clero.

SE FUERON LOS VICTORERO, PERO "EL MODELO" SIGUIÓ...

Décadas después de su destierro de Torreón, los Victorero vendieron "El Modelo" a su administrador y paisano, Isaac Villanueva Fernández, quien lo siguió trabajando por lustros. Tuvo como esposa a Concepción Bilbao Beláustegui, con quien procreó a sus hijos Isaac y Elena.

Villanueva Fernández, a mediados del Siglo XX, instaló una fábrica de cigarrillos cuya marca llevó el nombre de "El Modelo". Eran elaborados en la parte posterior de la casa que habitaron los Victorero, por la calle Valdez Carrillo número 69 sur, tuvieron mucha demanda en la Comarca Lagunera; esta firma comercial desaparecería años después.

Hombre de negocios, también construyó y fue propietario en Torreón, de las salas cinematográficas "Modelo" y "Cine Elena" -a éste le puso el nombre de su hija-, y en Gómez Palacio, frente a la plaza de armas, edificó el "Cine Palacio". Elena Villanueva Bilbao, su hija, contrajo matrimonio con Urbano González Navarro, último propietario de "El Modelo", comerciante con 88 años de edad y quien hace un breve inventario histórico de su negocio próximo a desaparecer. Refiere: "En sus mejores tiempos, esta papelería próxima a desaparecer, llegó a tener 6 cajas de cobro y cerca de veinte empleados".

"El Modelo", vio nacer y desaparecer establecimientos comerciales que fueron sus vecinos como La Ciudad de París, El Puerto de Liverpool, Salón París, Casa Arias, Casa Esquerra, Ferretería La Suiza, Sombrerería Tardan, Pryca, Agadescuento, Fábricas Unidas, Mueblería El Siglo XX, La Popular, La Soriana de "Pioquinto" y el Hotel Salvador.

La amplia cita de estas extintas instituciones comerciales de la avenida Hidalgo, es referente del rico pasado de un Torreón que ya se fue, época de bonanza en que los proyectos de los inversionistas eran viables por el progreso y la tranquilidad que llegamos a disfrutar. Su mejor testimonio: La Papelería "El Modelo".

[email protected]

Si tiene comentarios, escríbanos a: [email protected]

Cierra

Foto de principios del Siglo XX del crucero de avenida Hidalgo y calle Zaragoza, en la que figuran: A la derecha la papelería "El Modelo", y al centro, el edificio donde estuvo la ferretería "La Suiza".

Cierra

Los hermanos Victorero Lucio, fundadores de la papelería "El Modelo". Aparecen, en un orden de izquierda a derecha y de pie: Antonio y Luis. Sentados: Ángel y Agustín. (Foto de principios del Siglo XX del archivo familiar González Villanueva).

Cierra

Foto de principios del Siglo XX del crucero de avenida Hidalgo y calle Zaragoza, en la que figuran: A la derecha la papelería "El Modelo", y al centro, el edificio donde estuvo la ferretería "La Suiza".

Cierra

Los hermanos Victorero Lucio, fundadores de la papelería "El Modelo". Aparecen, en un orden de izquierda a derecha y de pie: Antonio y Luis. Sentados: Ángel y Agustín. (Foto de principios del Siglo XX del archivo familiar González Villanueva).


Más de Nosotros

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT