26 de mayo de 2019 notifications
menu
NFL

Sin límites en la NFL

Jugador sordo aspira a ganar el Super Tazón

AGENCIAS/MÉXICO, DF.-
domingo 26 de enero 2014, actualizada 9:31 am

¡Qué ironía!.. Derrick Coleman, primer jugador sordo de la NFL, juega en el estadio más ruidoso del mundo y está a punto de disputar el Super Tazón XLVIII.

El CenturyLink Field de Seattle es la casa de los Halcones Marinos y de su corredor número 40, quien a pesar de no escuchar absolutamente nada está a un paso de convertirse en campeón gracias a su habilidad de leer los labios.

Con sus "escasos" 1.80 metros de estatura, 105 kilos y medio de peso y 23 años, este jugador afroamericano egresado de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) se ha convertido en toda una inspiración.

Luego de perder casi totalmente la audición cuando tenía escasos tres años y abrirse paso sin importar su discapacidad hasta llegar al profesionalismo, el próximo 2 de febrero disputará con los Halcones Marinos el trofeo Vince Lombardi en el Super Tazón XLVIII ante los Broncos de Denver.

Capaz de escuchar únicamente sonidos y tonos, su habilidad para leer los labios se desarrolló de tal manera que le ha permitido adaptarse bastante bien no sólo en la sociedad, sino también en el deporte; incluso, aquellos que lo conocen de plano olvidan que no puede escuchar y muchos otros que no lo conocían no se dan cuenta a menos que alguien les diga.

"Él encuentra un camino y es muy ingenioso. Nos ha mostrado que puede jugar y hacerlo bien", dijo el entrenador de los Halcones Marinos, Pete Carroll. "No ha sido un problema en absoluto (su falta de audición)".

Incluso, sería hasta al contrario pues el no escuchar le permite no verse afectado por las multitudes cuando va a estadios rivales o incluso en su propio estadio, cuya afición recuperó el Récord Guiness de ser la más ruidosa al generar 137.6 decibeles en el juego pasado contra los Santos de Nueva Orleáns.

MALDITA INDIFERENCIA

En sus últimos dos años en la UCLA, Coleman corrió para mil 200 yardas y anotó 16 touchdowns y aun así los buscadores de talento desconfiaban en su discapacidad auditiva. También obtuvo el segundo equipo All-Pac-12 en su último año en equipos especiales y nada, tampoco. Lo peor es que en su biografía oficial de la escuela sólo aparece una nota en la que se informa: "Sabe leer los labios".

"Digamos que no tengo mi aparato auditivo puesto y alguien me habla. En ese caso sé que me están diciendo algo, pero no escucho con claridad las palabras. Todo lo que oigo son ruidos y zumbidos. Eso es lo que escucho", afirma Derrick.

Pese a que esta temporada acumuló únicamente tres yardas en dos acarreos con los Halcones Marinos, el jugador número 40 y con dos años de experiencia en la NFL se ha vuelto uno de sus jugadores más populares por la campaña Trust your Power (Confía en tu fuerza), de las pilas Duracell.

"Sólo espero inspirar a la gente, especialmente a los niños, para que confíen en el poder que tienen dentro y logren sus sueños", señaló.

Su ex entrenador colegial Rich Neuheisel, incluso, dijo que estaba sorprendido con Coleman, a quien "le dije que si alguna vez necesitaba asistencia especial no dudara en acercárseme, cosa que jamás ocurrió. Se volvió autosuficiente pese a su sordera... Es sensacional cómo ha convertido en una bendición lo que para todos es una discapacidad".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...