Nosotros
MTRO. ILHUICAMINA RICO Domingo 24 de nov 2013, actualizada 8:31am ... Anterior El Siglo 7 de 15 Siguiente ... El Siglo

Dinamita, también un arma de la División del Norte

El Siglo
...

SIGLOS DE HISTORIA

Por lo general cuando hablamos en las armas de la Revolución Mexicana mencionamos en el fusil Máuser, la carabina 30-30, las ametralladoras Vickers y los cañones Saint Clamont. Sin embargo la dinamita tuvo un extenso uso en la Revolución Mexicana, en especial en las tropas Villistas. El norteamericano Félix Somerfeld tenía la concesión exclusiva para importar dinamita para el ejército villista, lo que le redituaba ganancias de cinco mil dólares al mes. En un cartel, donde se invitaba a los norteamericanos a incorporarse a las fuerzas villistas, se especifica que se requería maquinista de ferrocarril, hombres con conocimiento en el manejo de ametralladoras y dinamiteros.

"La violencia que liberta no es un crimen: es virtud. La Dinamita que destruye opresiones es fecunda y gloriosa fuerza del progreso y la emancipación". — Ricardo Flores Magón

La dinamita era muy utilizado en las minas del norte de Durango, donde además estaba la única fábrica de dinamita en México, en el pueblo de Dinamita, Durango que aún se localiza a unos kilómetros de Gómez Palacio en el mismo estado.

La ubicación de esta fábrica era casual, porque para elaborar la dinamita se necesita de nitroglicerina que derivado de la glicerina, y la única fábrica de glicerina del país en esta época, estaba en La Jabonera La Esperanza establecida en 1900 en Gómez Palacio.

Dinamita en la Revolución Mexicana

Posiblemente la primera vez que se utilizó la dinamita, como un arma en la revolución fue en Puebla. En 18 de noviembre de 1910, cuando la policía intentó detener a Aquiles Serdán en su casa, fueron recibidos a balazos y lanzaron una bomba de dinamita que cayó en el centro de la calle, precisamente el sitio donde se encontraban los gendarmes.

Los efectos de la explosión fueron terribles. Cayeron varios gendarmes por tierra, muriendo uno de ellos fue lanzado a distancia y su cuerpo fue hecho pedazos, a quien puede considerarse la primera víctima de la revolución.

El dinamitero Enrique Adame y La Batalla de Parras

Según la información que nos proporciona el escritor y general Francisco L. Urquizo, sobre Enrique Adame Macías era un hombre que había sido minero, vestía en extravagante un traje de tela gris, y unas botas mineras. En su cabeza un gigantesco sombrero de pelo café, que escondía su cara. Su estado mayor, uniformado de semejante manera a su jefe, pero la característica principal era que siempre andaba provisto de bombas de dinamitas.

Una de las batallas más sangrientas, durante la revolución maderista, fue la batalla de Parras, Coahuila, que se desarrolló en abril de 1911. Las fuerzas maderistas al mando de Enrique Adame "el Dinamitero" y Benjamín Argumedo, al frente de 500 hombres atacaron la población. Los soldados federales se parapetaron en el campanario de la iglesia, los rebeldes al no poder desalojarlos, dinamitan la iglesia destruyéndola por completo. Al día siguiente continuó la lucha pero el día 18 los dos bandos pactan un armisticio que permite a los federales retirarse pacíficamente de la ciudad.

El 27 de abril el coronel Alberto Adunas al mando 450 hombres, intentan recuperar Parras, violando el armisticio establecido con los rebeldes. Los federales lograron entrar hasta el centro de la ciudad, pero la calle por donde entraron estaba minada. La explosión mató a muchos soldados y el fuego rebelde, hizo que se replegaran a la estación del ferrocarril, donde se estableció el campamento federal, hasta el día 3 de marzo en que evacuaron la plaza.

"Las Máquinas Locas"

La dinamita jugó un papel singular y sangriento, contribuyendo a la voladura de trenes, puentes, vías de los ferrocarriles y contra reductos fortificados. Aunque se dice que estas acciones que no llegaron a tener un papel decisivo de un combate formal, pero hubo un caso en la Rebelión Orozquista de 1912. El jefe orozquista Emilio Campa, el 24 de marzo soltó una Máquina Loca cargado de dinamita, contra los trenes federales que llegaban a la estación de Rellanos, causando espantosos estragos y confusión. En esos precisos momentos los orozquista comenzaron el ataque, el desastre entre las fuerzas del gobierno fue impresionante, a tal grado que el general González Salas, creyéndose perdido ordenó el regreso a Torreón, y en el camino se suicidó.

Posteriormente fue muy socorrido fue el empleo de las "máquinas locas", dirigidas contra los convoyes militares o contra los de pasajeros que llevaban escolta, pero no tuvieron el mismo efecto.

Batalla del Cerro de la Pila

La dinamita se usó en muchas batallas, entre ellas la Batalla del Cerro de la Pila en Gómez Palacio, Dgo. Este lugar fue convertido en una verdadera fortaleza por el ejército federal, siendo lo explosivos un elemento para tomar esta posición. En un relato de John Kenneth Turner dice:

"Allá, en el frente, el ejército se había extendido a lo largo del canal, al pie de la primera hilera de árboles. Los soldados se hablaban entre sí, cuchicheando, en medios de una completa oscuridad, esperando a que la avanzada de la guardia, a cosa de medio kilómetro adelante, precipitara los primeros disparos de rifle.

-¿Dónde están los rifles? - pregunté.

-La brigada no usa rifles esta noche -contestó una voz-. Allá sobre la izquierda, donde van a atacar las trincheras, están los rifles. Nosotros vamos a capturar esta noche el Corral de Brittingham, los rifles no sirven para eso. Somos de los hombres de Contreras, la Brigada Juárez. ¡Tenemos instrucciones para escalar las paredes y arrojar estas bombas por dentro!

Sacó la bomba. Estaba hecha de una especie de cartucho de dinamita, cosido con una tira de cuero, con una mecha dentro de uno de los extremos…".

[email protected]

Si tiene comentarios, escríbanos a: [email protected]

Dinamita, también un arma de la División del Norte

Más de Nosotros

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT