Nosotros
DR. SERGIO ANTONIO CORONA PÁEZ Domingo 7 de oct 2012, actualizada 12:00pm ... Anterior El Siglo 26 de 26 Siguiente ... El Siglo

SIGLOS DE HISTORIA

El Siglo
Armas de los duques de Moctezuma.

La familia imperial del Anáhuac

La primera familia imperial que se originó en nuestro país, de las tres reconocidas por el mundo occidental, es la autóctona y quizá la menos conocida. Sin embargo, y de manera paradójica, de ella descienden una enorme cantidad de casas nobles novohispanas y europeas, y una infinidad de personas en México y en otros países.

Se trata de la familia imperial del Anáhuac, formada básicamente por los enlaces y ascendientes de la familia real de Tlacopan (Tacuba), la familia real de Texcoco (Aculhuacan) y la familia real de México-Tenochtitlán. Estas familias no surgieron en el siglo XVI, contaban con linajes reales que retrocedían siglos en el tiempo. La familia real de Texcoco remontaba sus orígenes por las líneas de reyes chichimecas hasta el siglo VII. La dinastía de los mexica llegaba hasta los reyes toltecas de Culhuacan. Lo que tenían en común estas tres familias, es que sus capitales se encontraban situadas en el Valle de México, el Anáhuac. Y también, que existía entre ellas un pacto de familia, por el cual los herederos al trono debían ser los hijos legítimos del rey y de su esposa, la cual debía de ser una princesa de estas tres familias reinantes.

Este pacto de familia tuvo su origen en 1434, cuando los reyes de Tacuba, México y Texcoco unieron fuerzas para acabar con el dominio que Azcapotzalco ejercía sobre ellos. Esta unión política fue llamada "La Triple Alianza". De ahí que, para fortalecer los lazos políticos, los reyes o los príncipes herederos debían casarse con princesas de esas tres ciudades. Cuando el heredero no era varón sino mujer, su consorte debería tener la sangre real de la Triple Alianza y gobernar a nombre de su esposa.

Cuando llegaron los españoles, en 1519, se encontraron con que el emperador de México era Moctezuma II (llamado Xocoyotzin, porque esta palabra nahua significa "el benjamín", "el menor" para distinguirlo del primer Moctezuma). Siguiendo las reglas del pacto de familia, Moctezuma era hijo del rey mexica Axayácatl (nieto de Moctezuma I) y de la princesa Azcaxóchitl, hija de Netzahualcóyotl, rey de Texcoco,. Hijos de este matrimonio fueron el ya mencionado Moctezuma II, y Cuitláhuac.

A su vez, Moctezuma II estaba casado con Tecalco, princesa hija del rey de Tacuba. Hija de este matrimonio, y heredera al trono de México-Tenochtitlán lo fue la princesa Tecuichpo o Tecuichpotzin, palabra que significa "doncella hija de Tecuhtli" es decir, hija de señor de vasallos. Un equivalente adecuado sería el nombre de origen latino, "Patricia" o hija de nobles. Su segundo nombre, "Ixtlaxóchitl" significaría "copo de algodón". Más tarde, esta princesa, nacida hacia 1509, sería bautizada y conocida como doña Isabel de Moctezuma.

A doña Isabel (la llamaremos así en lo sucesivo) le correspondió ser hija de un emperador, y esposa de otros dos. Así que fue la última emperatriz del Anáhuac. Ella, como legítima heredera del trono de Moctezuma II, era la clave del acceso al poder político y militar. Fue por esta razón que, a la muerte de Moctezuma II, Cuitláhuac, tío de doña Isabel, la tomó por esposa y así convertirse, de hecho y de derecho, en el siguiente emperador de México-Tenochtitlán. Fue este un matrimonio de carácter puramente político, ya que doña Isabel era aún pequeña como para cohabitar. A la muerte de Cuitláhuac, Cuauhtémoc, hijo del rey Ahuízotl (cuya urna funeraria estuvo hace poco en el Museo Arocena) se casó con doña Isabel, su prima, con el mismo propósito: hacer legítimo su ascenso al trono, y mantener la unidad política y la lucha contra la invasión hispano-tlaxcalteca.

El 13 de agosto de 1521, al ser capturada la embarcación que transportaba a Cuauhtémoc y a doña Isabel hacia tierra firme, terminó el dominio de una dinastía cuya realeza se remontaba a tiempos inmemoriales. Ninguna casa reinante europea se equiparaba al lustre de la casa de Moctezuma (así conoció Occidente a esta dinastía americana) y en términos de prestigio, solamente "El Gran Turco" se le consideraba comparable en grandeza y poder. Nada le envidia la Casa de Moctezuma a los Windsor, ni a los Sajonia-Coburgo-Gotha, ni a los Hannover. Como dijo en su día (parafraseando) al conde de Lemos, "la grandeza de los Moctezuma las hicieron Dios y el tiempo".

Mientras que un emperador "de nombre" como era el coetáneo Maximiliano I de Habsburgo, a quien sus príncipes electores perseguían por deudas no pagadas, los emperadores del Anáhuac tenían poder de vida y muerte sobre sus súbditos, habitaban magníficos palacios equipados con jardines, bosques, acuarios y zoológicos, y comían diariamente de un buffet de más de 300 platillos, reinando sobre una capital que superaba lo visto en oriente y occidente por los cosmopolitas soldados de Cortés. El emperador Carlos I de España y V de Alemania, jamás dudó que los emperadores de Anáhuac eran sus iguales, y les reconoció el título imperial, armas de realeza y nobleza, el Toisón de Oro a perpetuidad, tierras, mayorazgos y pensiones. Mientras que un rey gobierna un reino (valga la redundancia) un emperador gobierna varios reinos. Es un "rey de reyes" y por lo tanto, posee mayor jerarquía que un simple rey. El escudo de armas de algunos descendientes de Moctezuma II está orlado de 32 coronas, una por cada reino tributario, y está timbrado con la corona imperial, no la real.

Los descendientes de Moctezuma II adoptaron el apellido "de Moctezuma" o simplemente "Moctezuma".

Existen ciertas dudas sobre la existencia de una posible hija de Cortés y de doña Isabel, que sería doña Leonor Cortés Moctezuma. Algunos estudiosos sostienen que era hija de una hermana de doña Isabel y de Cortés. El asunto es que esta dama casó con Juan de Tolosa, uno de los fundadores de la ciudad de Zacatecas. Una hija de este matrimonio se casó con don Juan de Oñate, colonizador del Nuevo México, y otra con un Zaldívar, de una destacada familia de mineros del septentrión novohispano.

Hubo varias ramas Moctezuma reconocidas en España, porque a diferencia del uso mexica, España le daba importancia a la varonía. De acuerdo a un expediente del Archivo General de Indias, en Sevilla (AGI/ 9.6.11..// Patronato, 245, R 5 del año de 1574) los Moctezuma tuvieron el siguiente origen:

Primera rama: Moctezuma II, casado con Acatlán, tuvo por hijas a doña María, sin sucesión; a doña Leonor, conocida también como doña Marina, la cual casó con Cristóbal de Valderrama. De este matrimonio nació doña Leonor de Valderrama, casada con Diego Arias de Sotelo, matrimonio que engendró a don Fernando de Sotelo de Moctezuma, y otros hijos.

Segunda rama: el mismo Moctezuma II casado con la princesa Tecalco, tuvo por hijos a un varón que murió cuando se ganó México, quien se llamaba Chimalpopoca (Escudo que humea); a doña Isabel, casada con Pedro Gallego de Andrada en segundo matrimonio, ya que del primero no tuvo hijos; hijo de este segundo matrimonio lo fue don Juan de Andrada Moctezuma, hijo mayor de doña Isabel. En tercer matrimonio con don Juan Cano, doña Isabel tuvo a don Juan Cano Moctezuma y otros varios.

Tercera rama: Moctezuma II y "María Maguacuche" (Miahuaxóhitl). Hijo de esta pareja es don Pedro Moctezuma, que sacó (obtuvo) por pleito el pueblo de Tula y sus sujetos, por ser de su madre. Este don Pedro Moctezuma casó con su sobrina Quauhxóchitl y engendraron a don Diego Luis Moctezuma, que casó con doña Francisca de la Cueva. De estos dos nació don Pedro Tesifón Moctezuma de la Cueva, primer conde de Moctezuma de Tultengo y de Tula, vizconde de Ilucan. Estos títulos fueron concedidos el 13 de diciembre de 1627, con Grandeza de España y convertido en Ducado de Moctezuma el 11 de octubre de 1865. De esta rama descienden, entre otros, los duques de Atlixco. Don José Sarmiento de Valladares, de este título, fue virrey de la Nueva España al final de la dinastía de los Austrias en España (últimos años del siglo XVII).

A doña Isabel se le profetizó al nacer, según ciertas versiones, que habría de tener varios maridos, lo cual no calzaba en lo absoluto con la idiosincrasia mexica. Pero resultó ser verdad. Los dos últimos emperadores del Anáhuac, Cuitláhuac y Cuauhtémoc, fueros sus maridos legales. Ya católica e hispanizada, tuvo por maridos a Alonso de Grado, que murió luego sin sucesión. Su segundo marido español fue Juan Pedro Gallego de Andrada, conquistador nacido en Burguillos del Cerro, en Extremadura. Era miembro de la expedición de Pánfilo de Narváez.

Hijo de don Juan Pedro Gallego de Andrada y de doña Isabel de Moctezuma, fue don Juan de Dios Andrada Moctezuma, nacido en 1530 y bautizado por Fray Juan de Zumárraga. Él fue el progenitor y genearca del linaje Andrada-Moctezuma, el cual quedó casi totalmente en México, particularmente en Puebla y San Luis Potosí. De Moctezuma II procedían muchos nobles mexicanos titulados de la era colonial, como lo asegura Doris M. Ladd, y particularmente los descendientes de los condes de Miravalle, ya que el cuarto conde, don Justo Trebuesto y Dávalos casó con doña Juana de Andrada Moctezuma Mellado y Rivadeneira, quien era séptima nieta de don Juan de Dios de Andrada y Moctezuma, y de doña María de Castañeda.

El quinto y último marido de doña Isabel de Moctezuma, lo fue don Juan Cano de Saavedra, en 1532, con quien engendró a Gonzalo, Pedro, Juan, Isabel y Catalina Cano-Moctezuma, de quienes descienden muchísimas casas nobles de España, entre otras los marqueses de Tenebrón, los marqueses de Cerralvo, marqueses de Cúllar de Baza, marqueses de Almarza, condes de Cassasola del Campo, condes de Villalobos, condes de la Quinta de la Enjarada, duques de Abrantes y de Linares, marqueses de Puerto Seguro, marqueses de Sardonal, marqueses de Valdefuentes, duques de Medinaceli (con Grandezas de España), duques de la Vega, etc. Una de las más célebres descendientes de Moctezuma II lo fue Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia. De interés para los laguneros, saber que los marqueses de Aguayo y los condes de San Pedro del Álamo descendían de esta casa de los Cano Moctezuma.

Es una paradoja que mientras que en España se considera un altísimo honor tener por ascendiente a Moctezuma II (y muchos siglos de reyes americanos abuelos suyos), en México Moctezuma II es considerado un "indio" (en el sentido despectivo del término) que no supo conservar su patrimonio. Descendientes de Moctezuma en México hay muchos, pero muy pocos lo pueden probar, y peor aún, quizá les avergüence la relación consanguínea, como para intentar siquiera probarlo.

[email protected]

Si tiene comentarios, escríbanos a: [email protected]

SIGLOS DE HISTORIA

Armas de los duques de Moctezuma.

SIGLOS DE HISTORIA

Moctezuma II.


Más de Nosotros

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT