Nacional
Gabriel Bauducco Lunes 13 de oct 2003, actualizada 11:22am ... Anterior El Siglo 9 de 17 Siguiente ... El Siglo

Jorge Emilio González: Un niño verde y precoz

El Siglo

Ha sido diputado, senador y líder nacional del Partido Verde Ecologista de México ... y sólo tiene treinta años.

A los 30 años, cuando muchos jóvenes acaban apenas de definir qué harán de su vida, Jorge Emilio González Martínez, es ya senador nacional y presidente del Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), un reino que hace poco tiempo le heredó su padre —Jorge González Torres— y en el que el joven político sabe moverse ya con la seguridad y la soberbia de un rey.

Amo y señor de lo que muchos denominan como un negocio familiar que pasa de mano en mano, más bien como si se tratara de una dinastía al frente de una empresa... y no de una institución democrática.

La sede del partido es en un lujoso edificio, en una calle cerrada hacia el norte de la ciudad. Y cuando Jesús Sesma, el director de relaciones institucionales, aparece, lo precede el resplandor de la inmensa hebilla Gucci de su cinturón. Es un bonito lugar el edificio del Partido Verde Ecologista, decorado con plantas naturales... salvo una. En el descanso de la escalera del primer piso, unas varas simulan ser vegetales. Pero son, en realidad, de plástico. Eso sí, plástico del mejor.

A pesar del tono parco con que Jorge Emilio guarda, a pesar del poder que posea y de la reverencia que le guarden muchos en su reino —unos 300 mil afiliados en todo el país—, sigue teniendo en el rostro algunos rasgos de niño, de niño verde.

Y es de esos sujetos que casi por nada se alteran. Porque como buen político, está entrenado para la discusión.

Luego del revés político que recibió su partido al ser cuestionada su legalidad por un tribunal electoral. Jorge Emilio Gonzáles Martínez, ha estado ocupado poniendo parches en su institución.

Se convirtió usted en una personalidad política antes de los 30 años. ¿Qué siente?

Al principio fue difícil. Es una vida llena de tensiones. Era joven y no estaba preparado psicológicamente. No tenía la madurez emocional. Empecé a dar la cara en la política a los 22 años. Y fui diputado federal a los 25... ese proceso fue sido un poco apresurado.

El estatuto del PVEM es muy cuestionado, sobre todo por el hecho de que el presidente tiene poder de veto sobre la asamblea.

Los estatutos no son tan abiertos como pudieran ser los del PRD. Tienen algunas cosas buenas y otras malas. Estamos analizando un proceso de modificación. Pero el poder de veto no es nada raro. El presidente mexicano tiene poder de veto y el de Estados Unidos también.

¿Eso le parece auténticamente democrático?

¿El poder de veto?... Pues, no... yo no diría que es auténticamente democrático. Digo que es para dar orden.

Muchos piensan que lejos de ser democrático, es autoritario.

No. No lo es. Tú eres presidente de un partido porque la gente te escoge. Y si te escoge es porque cree en lo que tú haces.

Pero si la asamblea decide que ya no quiere que usted esté aquí, porque ya no cree en lo que hace, usted puede vetar esa decisión de la asamblea.

Pues, sí. Pero los estatutos no los hice yo.

¿Va a pedir que se cambien?

Vamos a analizarlo. Todavía no hemos definido qué es lo que se va a cambiar.

El PVEM lucha, por tener cada vez más presencia. Sin embargo a veces corre riesgos de perder ese lugar, y hasta perder su registro como partido, como le pasó en 1991, por falta de votos.

Perder el registro es algo que ya quedó muy fuera de la realidad para nosotros. Tenemos el ocho por ciento del electorado. Ya podemos participar solos y aspirar a tener más del diez por ciento de la votación. Y en caso de una alianza sería porque estamos realmente de acuerdo con ese otro partido.

La gente que no cree en la clase política dice que votará al Partido Verde, como una burla.

Pues, sí tenemos un porcentaje de ese tipo de voto, pero son votos que cuentan. Aunque la mayoría de la gente que vota por nosotros es gente que se preocupa por la ecología.

Si usted tiene un verdadero interés ecologista, ¿por qué no se dedica a organizaciones no gubernamentales (ONGs), que hacen un trabajo de campo concreto y serio.

¿Como qué trabajo de campo hacen?

¿Quiere que viajemos juntos a Chiapas donde podré mostrarle unas cuantas que trabajan en recuperación y conservación de recursos naturales?

¿Y cómo le haces para... subirle las penas a los taladores clandestinos de los bosques?

Legislando.

Si quieres hacer trabajo ecológico en una ONG... es romanticismo puro. Un hobby que mi padre vivió durante muchos años. Y se iba a la selva y compraba aves para soltarlas y hacía plantones afuera de la Cámara de Diputados y blá, blá, blá, blá...

Al escucharlo hablar en ese tono, cualquiera diría que estás peleado con ese romanticismo de su padre, que, entre otras cosas, lo llevó a usted hasta donde está hoy.

Noooo, para nada. Lo que pasa es que la gente que cuestiona eso...

La gente cree que para algunos políticos la ecología cuida a los árboles antes que a las personas que los plantan.

No. La ecología pretende darle un desarrollo responsable a la humanidad. Los humanos somos una raza depredadora. Y el romanticismo de una ONG... es triste decirlo, pero no te lleva a nada.

¿Será por esta posición suya que muchas de las ONGs están en contra del partido verde?

No, yo diría que hay de todo.

Puedo mostrarle una lista realmente larga de organizaciones que están en contra del Partido Verde.

Busca en esa lista y verás que muchas de ellas reciben un subsidio de la Semarnat. Y como el Secretario de Ecología ha sido muy criticado por nosotros... saca tus propias conclusiones. Hemos hecho muchas cosas, como meter el tema ecológico a la agenda nacional, hemos hecho reformas constitucionales en pro de la ecología...

No hay un mérito extraordinario en eso, para eso están en la legislatura. Esa es precisamente la diferencia entre ustedes los políticos y una ONG.

Sí, pero el mérito es haber llegado ahí.

Ya le digo, ese es su trabajo.

No habría un mérito extraordinario si nosotros tuviéramos la mayoría.

Los mecanismos de la democracia son menos complejos de lo que dicen.

No te creas. Además, se nota que tú no eres de aquí. ¿Cuánto hace que vives en México?

Varios años.

¿Cuántos?

Cinco.

No son tantos.

Son más de lo que usted lleva como senador. ¿Cómo se financia el partido?

Por el Instituto Federal Electoral, igual que todos.

*¿Y cuánto dinero recibe al año?

180 millones de pesos.

¿Cuánto dinero gana usted?

Como senador unos 100 mil pesos mensuales.

¿Y como presidente del partido?

Ninguna de las personas que tenemos sueldos como legisladores, ganamos ni un peso dentro del partido. Y al dinero del partido lo gastamos en las campañas electorales, en la educación ecológica. Imprimimos muchos libros de texto sobre ecología que regalamos a las escuelas.

¿Estamos hablando del libro que escribió su padre pero que no fue aprobado por la Secretaría de Educación Pública ni por el comité evaluador de Editorial Santillana?

A la hora de hacer la alianza con Vicente Fox, hubo un compromiso, formal por escrito, de que ese libro, en caso de que él ganara, iba a ser repartido en todas las escuelas del país. Y se han buscado excusas para no hacerlo. Tenemos muchos enemigos y resentimientos...

Como todos los partidos políticos.

El Gobierno Federal nos ve como enemigos.

¿Ah, sí... y por qué?

Porque somos críticos, porque ya no somos aliados.

Pero no representan un peligro electoral para el PAN.

Solos, no, pero aliados quién sabe.

La gente se queja de que los legisladores del PVEM están puestos a dedo. Que muchos de ellos son conocidos suyos de su época de estudiante y que no tienen una formación como ecologistas. Usted mismo, sólo tiene un diplomado en gestión ambiental y desarrollo sustentable de la universidad Iberoamericana

Hay gente que tiene estudios en ecología y hay otro que se especializan en economía o en finanzas, hay ingenieros. En los partidos debe haber de todo. Y es cierto que hay gente que conozco desde hace tiempo. Son personas que trabajan en el partido desde hace mucho. Y sí, pues, los conozco, ni modo que ponga yo a un desconocido.

¿Y la formación?

Es algo que estamos analizando meter a los estatutos como un requisito. Pero sería una camisa de fuerza políticamente para nosotros, porque si llega un economista reconocido sin su diplomado en ecología, no podríamos dejarlo entrar.

Todos los partidos buscan el poder, pero lo mínimo que puede pedirle el electorado al PVEM es que sus integrantes sepan de qué están hablando.

La palabra “poder” puede oírse medio fea, pero el poder debe servir para servir a la gente y para llevar a cabo tu ideología.

¿Qué cosas critica usted del partido?

Eso es difícil de responder.

A mí me parece más difícil decir que no encuentra nada para criticar.

Es que si criticara algo significaría que no he tratado de corregirlo. Lo difícil es que no haya celos y pugnas internas. A lo mejor la función de algunos presidentes municipales.

El partido verde ganó las elecciones en el municipio donde se encuentra Cancún, donde, por cierto, hay mucho qué hacer.

Sí, es cierto, hay mucho que hacer. Pero, por cierto, no tanto como en otras partes del país.

Dígame, senador, que tienen planeado para Cancún.

Bueno... en principio, tratamiento de agua y hacer turismo ecológico.

¡No me diga que el turismo ecológico ayuda a reparar el desequilibro que se produjo en esa zona por tanta invasión turística!

No, pero por lo menos no produce un desequilibrio mayor.

¿Qué cosas hay que cambiar de su función dentro del partido?

Ya te contesté eso, ¿no?

No. Habló de los presidentes municipales, no de usted.

Concentrarme más en las conferencias de prensa, a veces me salgo del tema.

Eso no tiene que ver con el partido.

¿Cómo no? Yo soy el presidente del partido. Lo represento... y si no puedo comunicarme con mucha fluidez, es un problema.

*¿De veras no cree que haya otras cosas que arreglar?

No, la verdad que no.

CONTACTO:

[email protected]

Visite: www.geocities.com/bauduccogabriel


Más de Nacional

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT