Nosotros
El Siglo de Torreón Viernes 26 de sep 2003, 11:22am ... Anterior 16 de 18 Siguiente ...

Pilar Rioja, en el baile la mejor


La lagunera Pilar Rioja es homenajeada por el Club Rotario de Torreón

TORREÓN, COAH.- Torreón y La Laguna son conocidas gracias a sus bailes, los que ha llevado por diversas latitudes, y por eso ésta, su tierra, reconoce la labor cultural que encabeza desde hace más de 50 años. Su nombre: Pilar Rioja, no se hable más.

Su figura espigada no demuestra más que la sencillez que la caracteriza. Su mirada refleja el orgullo que le provoca estar una vez más en la ciudad que la vio nacer, y en esta ocasión para recibir un homenaje de parte de su gente. Esa sonrisa es el gozo de quien se sabe querida y admirada por todos los que la rodean.

El Teatro Mayagoitia fue testigo de los numerosos aplausos que recibió la Rioja, durante el reconocimiento que el Club Rotario le brindó anoche como parte de la Feria Torreón 2003, y para alguien tan especial, un obsequio de igual magnitud con las actuaciones de la academia que dirige su hermana Milagros, la de Itziar Muguerza y la de Mezquite Danza Contemporánea, grupo a cargo de Jaime Hinojosa.

Números de laguneros, preparados especialmente para la bailaora: Vientos, Sevillanas y Rumba; El Amor Brujo y La Dolores, una pantomima y una jota a cargo de Itziar; y no faltó la contemporaneidad de La Sombra de Nuestro Amor, con Mezquite.

Los rotarios encabezados por su presidente, Jesús Hernández Aristegui, orgullosos develaron una placa en su honor, al tiempo que recordaron los pasajes más importantes en la vida de quien es considerada una de las figuras más importantes que ha engendrado Torreón, sino es que la más.

“Máxima expresión del baile español, que con la magia de su exquisita y majestuosa danza hispánica, ha elevado a nivel internacional el nombre de Torreón, su ciudad natal”, empezó la semblanza.

Pilar, tímida de tanto halago, no hizo más que agradecer por este nuevo reconocimiento, y recordó el que hace apenas un par de meses le brindó el Estado de Coahuila, al inaugurar el Centro de Iniciación Artística (Cinart) que lleva su nombre: Pilar Rioja.

La cita previa...

“Para mí es un honor porque es de una institución que promueve mucho la cultura y hacen muchas obras benéficas, y en la vida es una de las cosas más preciosas que yo admiro, y de verdad les estoy muy agradecida que me hagan un sencillo homenaje, que para mí es un grande homenaje”, dijo en entrevista previa a la ceremonia.

Cuestionada acerca de la mayor satisfacción de su carrera, Pilar fue enfática al decir que lo “más grande es bailar y comunicarme con el público, es muy importante estar en el escenario porque siempre siento esas vibraciones que hay entre el público y yo”.

Aunque todavía no hay una fecha definida, la bailaora aseguró que pronto traerá un espectáculo a su ciudad natal, como el que hace una semana presentó en Ciudad Universitaria y hace cinco en Nueva York, a donde lleva sus bailes por lo menos dos veces al año.

“Se montó un espectáculo dirigido por Juan Morán, a base de cuatro actores entre ellos Aarón Hernández, Aurora Molina y otros dos jóvenes; eran cuatro guitarristas flamencos, dos cantaores y tres músicos clásicos. Tomó parte también Itziar Muguerza”.

El espectáculo está basado en poemas de Federico García Lorca, Tiso de Molina, Lope de Vega, Cervantes y otros poetas, y según dijo es muy completo, porque es a base de música, poesía, canto y danza.

De la Muguerza, Pilar no hizo más que expresar buenos comentarios: “Es una bailarina que es muy buena, que promete mucho, guapa y además muy talentosa”.

-¿Es una digna heredera de sus bailes? –“Yo creo que sí, y no digo de mis bailes, porque ella tiene su estilo propio, creo que eso es muy importante, no se parece a mí porque cada quien tiene su estilo”.

-¿Cuánto tiempo seguiremos disfrutando de su danza? –“Pues yo espero que mucho, ya tengo mis añitos, pero ahí sigo. Me hicieron una crítica muy bonita en el New York Times, y dice que a pesar de mis 70 años yo parezco en el escenario de la mitad de mi edad. Es muy importante que a esta edad yo siga bailando, la mayoría de los bailarines se retiran a los 35, entonces mientras yo tenga fuerzas ahí seguiré”.

Encontró su lenguaje...

Pilar Rioja no baila como ayer, ni como el mes pasado y mucho menos como hace 20 años. A eso atribuye la vigencia de su danza, a la que cada día le aporta algo de lo nuevo que surge en el ambiente mundial.

“La danza es todo para mí, es donde me expreso, donde me desahogo, es la parte más importante de mi vida, también lo son mi familia y mis amigos, pero yo no sé qué haría si no bailara”, expresó.

Define este género como la vida misma, como el aire que respira, como aquello que le da ánimos para seguir adelante, para seguir viviendo.

A cualquier lugar en el que se pare, la Rioja es orgullosa de decir de dónde viene: “Una vez en España me hicieron una entrevista y me preguntaban ‘usted de dónde es’, y yo dije ‘de Torreón’, me decían ‘no, pero de qué país’, y yo les dije ‘ah bueno soy mexicana’. Yo siempre he dicho que soy de Torreón. Me siento muy orgullosa de ser lagunera y de que conozcan mi tierra”.

CON LUZ PROPIA...

María del Pilar Rioja del Olmo nació en Torreón, hija del agricultor español Eduardo Rioja y de Casimira del Olmo Velasco.

-Cursó sus estudios primarios y de secundaria en el colegio Cervantes, pero su inclinación por la danza la llevó a dedicarse de lleno a su preparación, apoyada siempre por sus padres, quienes le enseñaron las primeras jotas.

-Desde los seis años demostró su gusto por esta disciplina, participaba en todas las fiestas que le fuera posible. Aprendió a bailar la jota vasca, castellana y aragonesa, pero también las danzas de matachines, que le enseñaron los campesinos.

-Junto a su hermana Milagros realizó sus primeras presentaciones, quien a lo largo de su carrera la ha acompañado en numerosos espectáculos.

-En 1949 viajó a España para continuar sus estudios de danza y al año siguiente regresa a México.

-Entre sus maestros se cuentan Óscar Tarrisa, Juan Sánchez, Elvira Real, José Domingo Samperio y Regia Ortega.

-En 1964 logra su sueño dorado: presentarse en el Palacio de Bellas Artes.

-En 1968 contrae matrimonio con el poeta Luis Ruis, en España. Regresa en 1970 a México y conoce al maestro Manolo Vargas, quien la acompaña durante la mayor parte de su vida artística. Es cuando incursiona en la danza clásica de las óperas.

-A partir de 1971, su danza es universal. Se presenta en escenarios de Argentina, Colombia, el Caribe, Costa Rica, Cuba, Canadá, Bulgaria, Viena, la ex Unión Soviética, entre otros.

FUENTE: Feria Torreón 2003


Más de Nosotros

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT