18 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Carrie, una chica de convicciones

Actitudes

JOSÉ SANTIAGO HEALY
viernes 24 de abril 2009, actualizada 3:25 am


Enlace copiado

Carrie Prejean es una bella mujer quien en días pasados perdió el título de Miss Estados Unidos simplemente por expresar su opinión con seguridad y firmeza.

Ocurrió el domingo por la noche en Las Vegas. Perez Hilton, un popular bloguero de Hollywood, activista gay y miembro del jurado del certamen Miss USA, preguntó a la representante de California si estaba de acuerdo en que todos los estados de la Unión Americana aprobaran el matrimonio entre homosexuales.

La chica de 21 años, originaria de San Diego, con raíces italianas y estudiante de una universidad cristiana, respondió que en su país había libertad para todos, pero que en base a sus valores familiares consideraba que el matrimonio debía ser entre un hombre y una mujer. "No deseo ofender a nadie, precisó la concursante, pero esa es mi opinión".

Minutos después Carrie tuvo que conformarse con el segundo lugar del concurso que fue ganado por la representante de Carolina del Norte, Kristen Dalton.

De ahí en adelante se desató una fuerte controversia al considerarse que la joven californiana había perdido la corona de belleza a pesar de ser la favorita por "haber expresado una opinión políticamente incorrecta".

El propio Perez Hilton expresó minutos después su enojo contra Carrie a quien fustigó severamente por el simple hecho de haber expresado tal opinión.

Pero la joven, quien estudia para maestra de educación especial en el San Diego Christian College de El Cajón, no se acongojó y ratificó en la televisión nacional sus convicciones.

"No me importa -dijo- si mi respuesta me costó la corona, así pienso en el tema del matrimonio y me siento muy orgullosa de mis convicciones. De ninguna manera cambiaría la respuesta con tal de conquistar este concurso e incluso el de Miss Universo".

No es común encontrar hoy en día a jóvenes como Carrie Prejean con tal entereza en sus valores y menos en un concurso de belleza en donde predomina la frivolidad y los intereses económicos sobre los principios éticos y morales.

No obstante ha tomado fuerza en los Estados Unidos la práctica de censurar públicamente a quienes no piensan como ciertos sectores minoritarios que logran posicionarse en los medios de comunicación.

Así ocurre en el tema del matrimonio gay al igual que en el aborto, la inmigración, las drogas e incluso en temas raciales.

En este caso un popular bloguero, quien promueve la unión entre homosexuales, se molesta porque una chica californiana no está de acuerdo en su postura que la expresa con una claridad y respeto admirables.

El presidente Barack Obama, en una entrevista en agosto de 2008, todavía como candidato presidencial, expresó exactamente lo mismo y no recibió el trato discriminatorio y ofensivo que le han dado a la aspirante a Miss USA.

La tormenta parece haber pasado luego de varios días, pero nada remoto sería que estos activistas intenten boicotear la carrera de Carrie, quien con su segundo lugar en el concurso y sus convicciones seguramente llegará más lejos de lo que muchos pensaban.

Es hora de que los activistas de cualquier movimiento político, social o económico, tengan la tolerancia y prudencia para respetar las opiniones de los demás.

No se puede defender la unión legal entre gays y al mismo tiempo vapulear a una persona por el simple hecho de estar a favor del matrimonio entre un hombre y una mujer.

Hace unos días a mi hija Lucía, de seis años, le preguntaron en su kinder qué haría si estuviera al frente del mundo: "Acabaría con los abortos para salvar a muchos bebés", dijo orgullosa y convencida.

En casa la felicitamos por su respuesta y lo mismo hicieron sus maestras. Pero no quiero pensar lo que puede ocurrir quince años después cuando en la universidad un maestro liberal o algún activista al estilo Hilton la censure por su forma de pensar.

Ya es tiempo de poner en su lugar a quienes reclaman respeto para sus ideas, pero no toleran ni a su propia sombra.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...