Espectáculos
El Siglo de Torreón Miércoles 9 de jul 2003, actualizada 11:22am ... Anterior El Siglo 7 de 20 Siguiente ... El Siglo

Amparito Arozamena enfrenta sus temores

El Siglo

Notimex

MÉXICO, DF.- Con casi 75 años en la vida artística nacional, la actriz Amparo Arozamena atraviesa uno de los momentos más difíciles de su vida pues ya no se siente en condiciones de acudir a los foros a hacer teatro o develar placas y teme no volver a escuchar la "tercera llamada".

Entrevistada en su domicilio de la colonia Florida, en la Ciudad de México, la destacada actriz de comedia habló de la soledad en que vive al lado de su esposo, quien sufre de pérdida de la memoria, y ante la muerte de todos sus hermanos, con quienes otrora formó la compañía teatral "Hermanos Arozamena".

Amparito, como le dicen de cariño, sólo se mantiene con la ilusión de ser incluida en alguna telenovela de Televisa, a pesar de saber que es difícil en este tiempo en que despuntan los jóvenes aun sin experiencia.

"Estoy pensando que a lo mejor nunca más voy a escuchar la "tercera llamada" de un foro, porque ahora tengo más miedo de salir, sobre todo, con tanta inseguridad, vayan a pesar que soy una vieja rica, máxime que mi compañero no me acompaña, debido a su padecimiento de pérdida de memoria", comentó desilusionada.

Hija de las carpas y alumna de los teatros nacionales e internacionales pasa la vida contando las horas, que a veces le parecen eternas en la vieja casona marcada con el 180 de Vito Alessio Robles de la colonia Florida, propiedad de las hermanas Marisa y Amparo Garrido, quienes la dejan habitar allí.

"Toda mi vida la tengo en un baúl, lleno de recortes, de alabanzas y fotografías de los momentos más inolvidables de mi carrera y de mi vida, aunque a decir verdad aún conservo una memoria prodigiosa, todavía puedo caminar y pensar con lucidez, pero me da miedo salir a la calle, porque nadie me acompaña", indicó la actriz.

Explicó que a raíz de la pérdida de sus hermanos (Juan, Eduardo, Lupe, Luisa y Carmen) decidió no volver más a los escenarios teatrales, aunque puntualizó: "eso no significa que ya baje el telón, porque cuando eso suceda ya estaré en mi nicho descansando para siempre".

En la sala de su casa, con lámparas y candiles a media luz, con un aroma a humedad y tapizada de cuadros que enmarcan fotografías de ella, sus hijos y nietos, así como una que otra pintura de paisaje o de rostros sin nombre, Arozamena habló de lo agradecida que está con la empresa que la vio nacer como actriz y que aún le da para vivir.

Además de aquellas situaciones que le entristecen como el hecho de que nunca gozó de su niñez, pues desde los cinco años ingresó al medio artístico y los constantes viajes con la familia nunca le permitieron tener amigos o tiempo para pensar en muñecas o juguetes.

"Mi primer pago fue de diez centavos, aunque no era un sueldo como tal fue lo primero que recibí cuando me inicié, más tarde, mi hermano Juan Arozamena formó una compañía teatral con toda la familia, menos con mi padre, quien viajó a Hollywood a donde se quedó muchos años".

Uno a otro van surgiendo recuerdos, que son lo único que le queda a la actriz, quien destacó lo orgullosa que está de todos sus hermanos, en especial de Juan, quien compuso la popular melodía "Las chiapanecas", que hoy en día se toca en todos los rincones de México y que ella lleva en el corazón.

"Con Juan recorrimos con un éxito increíble, que hoy muchos desearían tener, países como Cuba, España, Brasil y Argentina, además del interior de la República Mexicana. Argentina y Chile fueron las naciones donde permanecimos por más tiempo, con localidades agotadas", recordó emocionada.

Chile, agregó, es como su segunda patria, ya que el pueblo se le entregó a lo largo de más de seis años en que radicó, además de que es el lugar donde encontró su primer amor y donde lo perdió, pero con otra mujer.

Al paso del tiempo, Amparo y sus hermanas deciden separarse de la compañía de Juan y forman "Compañía Mexicana Hermanas Arozamena", conquistando así el gusto de los chilenos y de ahí emprenden una extensa gira de diez años por otras naciones como Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Panamá.

"Lo más importante para las hermanas Arozamena es que habíamos triunfado con una revista mexicana, dando a conocer el folclore, las tradiciones y costumbres, así como la música y el pensamiento de los mexicanos", comentó con orgullo y un brillo en los ojos que cada vez asoma menos en su vida.

A su regreso a México y casi por cumplir los 19 años, ella y sus hermanas obtuvieron un contrato para presentarse en el Teatro Politama, que se encontraba en la calle de Las Vizcaínas, para luego integrar otra vez la compañía con el resto de la familia y emprender una gira por todo el país y terminar con un contrato con Rita Montaner en el Teatro Esperanza Iris, hoy de la Ciudad de México.

Terminada la exitosa temporada, dijo, firmaron presentaciones en el Teatro Principal, donde conocieron a Agustín Lara, para luego trasladarse al Teatro Lírico "y fue entonces que compartimos escenarios con Pedro Vargas, Moisés Rachini, Las Hermanas Aguila, con bailarines con bailarines como Eva Beltri, Pepin y Quique Pastor; con las vedettes María Conesa y la cubana Margot Alvariño".

Para 1938, recordó, ya con una carrera internacionalmente conocida, actúo al lado figuras de la comicidad como Cantinflas, José Medel, el chino Herrera, Resortes, Clavillazo, Mantequilla, Borolas, Palillo, Periquín, Harapos, Eduardo Segundo, Guillermo Rivas, Alejandro Suárez, Sergio Corona, Mauricio Garcés y muchos más.

Dejando huella

La actriz a pesar de su avanzada edad se ha mantenido vigente a través de la televisión.

-Arozamena indicó que El Diario de Daniela fue una de sus telenovelas favoritas, “los niños de esa telenovela infantil me hicieron recordar mi corta niñez”.

-La actriz dijo que a quien lleva en el corazón es el programa de "El show de Eduardo Segundo", quien la invitó para un personaje especial de un solo programa y resultó que se quedo seis años alternando con el Polivoz.

-En cine las películas que marcaron su carrera fueron "Cuando los Hijos se Van", con Fernando Soler; "La Ciudad Maldita",con María Victoria; "Se Solicitan Modelos", con Sarita Montiel; "El Patrullero", con Cantnflas; "Huellas del Pasado", con Libertad Lamarque, y "La Tía de las Muchachas", con Pedro Armendáriz, entre otras.

-Arozamena reconoció que hoy sin embargo son otros tiempos y comentó que en el caso de programas como Big Brother, no le gustan pero sabe que son otros tiempos y otra forma de hacer televisión. "A mí pónganme en un papel con libreto y lo demás corre por mi cuenta, porque así como en ese reality show, nada más no doy una", comentó.

-Con más de 70 películas en la pantalla grande y con más de 80 puestas en escena y una veintena de programas de televisión, Amparo Arozamena agradeció al público todos los años de apoyo que le han brindado y que espera seguir mereciendo.

FUENTE: Notimex


Más de Espectáculos

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT