19 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Desertan 49 militares al día durante el sexenio de Fox

El Universal/MÉXICO, DF.
miércoles 07 de noviembre 2007, actualizada 9:37 am

Enlace copiado

Cuando en diciembre del año 2000 el general Gerardo Clemente Vega García asumió la titularidad de la Defensa Nacional, uno de los temas más delicados que encontró fueron los informes donde se registraba el incremento en el número de desertores pertenecientes al Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) y la falta de información de su paradero.

Hace siete años la cifra oscilaba en poco más del medio millar pero para 2003, de acuerdo a una solicitud de acceso a la información, los GAFE desertores se cifraban en mil 382 efectivos entre oficiales y elementos de tropa.

Confirmar la presencia de oficiales con entrenamiento especial en diferentes disciplinas militares en la estructuración del brazo armado del Cártel del Golfo, “Los Zetas” y en el de Sinaloa, “Los Pelones”, llevó desde finales del sexenio pasado a iniciar los estudios para proponer una reforma al código de justicia militar en lo que respecta al capítulo de los desertores.

En la exposición de motivos que se conoció a mitad de semana se destacó que la “sangría” de las deserciones en Ejército y Fuerza Aérea durante el Gobierno de Vicente Fox se situó en un promedio diario de 49 efectivos para quedar al final del sexenio en 107 mil 128.

Esta cantidad se redujo según el documento debido al incremento salarial al iniciar la administración de Felipe Calderón ya que, hasta el pasado mes de abril, la cifra estaba en 35 deserciones por día.

Los motivos de los desertores se considera que son varios, pero el que más se subrayó en foros en Internet, seminarios de seguridad nacional e informes militares en los últimos años ha sido el bajo salario de tropa, oficiales y jefes quienes al estar asignados en tareas contra el narcotráfico reciben una mejor oferta de los jefes de los cárteles quienes les ofrecen multiplicar su salario en dólares en menor tiempo.

Uno de los motivos que se adujo, en la exposición de motivos para buscar reformar el código de justicia militar y considerar “traidores a la patria” a todos los efectivos de las Fuerzas Armadas que deserten para enrolarse al servicio del narco, es que las sanciones no representan judicialmente una penalidad importante.

Durante el Gobierno de Fox el Ejército y Fuerza Aérea perdió el equivalente a dos regimientos en oficiales de alta graduación, es decir, con estudios en el Colegio Militar y en varios casos en la Escuela Superior de Guerra (ESG).

De acuerdo a otra petición de acceso a la información, publicada el año pasado, entre los años 2001 a 2006 en la Defensa Nacional se registró la deserción de nueve tenientes coroneles, 31 mayores, 71 capitanes, 345 tenientes y 567 subtenientes, es decir, un total de 1,023 oficiales y jefes.

Para ilustrar por año la deserción de este tipo de militares con estudios y formación especializada, el punto más álgido ocurrió en el año 2000, último del sexenio zedillista e inicio del foxismo, cuando hubo una desbandada de oficiales y jefes que se situó en 348 efectivos.

El segundo año más delicado por el número de oficiales desertores con formación académica fue 2004, cuando se registraron 203 casos.

Aquel año está considerado por las autoridades, por el volumen de violencia y la cifra de muertos, como uno de los más agitados en la confrontación armada entre los dos principales cárteles de la droga, el del Golfo y el de Sinaloa.

Un dato estadístico que ilustra el problema y que se dio a conocer por medio de una petición hecha al IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información Pública) es que de 1985 a 2006 desertaron de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, Ejército, Fuerza Aérea y Marina, un total de 347,055 militares, cifra similar al total de efectivos con los que cuentan.

TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...