Espectáculos
El Siglo de Torreón Domingo 11 de may 2003, actualizada 11:22am ... Anterior El Siglo 1 de 20 Siguiente ... El Siglo

Cuando el amor acaba

El Siglo

Por Eunice Martínez Arias

El Siglo de Torreón

TORREÓN, COAH.- Los problemas maritales han alcanzado a todo el mundo, incluso a las mismísimas estrellas de cine y televisión.

Al parecer, la tradicional frase que dice el sacerdote durante la ceremonia nupcial: “Los declaro marido y mujer, hasta que la muerte los separe”, ahora sí llegó a su fin.

En los últimos tiempos, cada vez son más comunes las noticias de que tal o cual pareja del ambiente artístico se divorció tras un corto lapso de tiempo, pero también se están dando casos de parejas que deciden divorciarse después de muchos años de relación, como es el caso del legendario actor Anthony Hopkins, quien rompió su matrimonio con su esposa Jennifer tras vivir 29 años de casados. El trámite fue rápido debido a que estaban separados desde hacía más de 24 meses.

Estos son algunos de los divorcios más sonados de los últimos tiempos en el medio de la farándula, varios de ellos, dignos de ser llevados a la pantalla grande.

TRISTE FINAL

Ya les resultaba imposible dejar pasar más tiempo solteros, y aunque vivían juntos, Michelle Vieth y Héctor Soberón se casaron finalmente el sábado 20 de abril del 2002 en un yate que zarpó de Puerto Vallarta, México.

Fue una boda de ensueño, ellos jurándose amor eterno teniendo a las aguas del mar como testigo y con la puesta de sol sirviendo de fondo... sí, pero todo terminó. A un año del enlace, los actores iniciaron con los trámites del divorcio debido a la falta de confianza, ¿pero de quién?

A punto de romper en llanto, Héctor Soberón apareció recientemente ante las cámaras de El Gordo y La Flaca para confirmar lo inevitable. Con un "no hay marcha atrás", dijo que sí se divorcia de Michelle.

El actor de telenovelas reconoció que hasta ahora no había conseguido hablar con ella porque siempre trae el celular apagado; agregando que ya arregló con su abogado para cederle todos sus bienes, es decir, el Spa y una boutique que montaron en Puerto Vallarta.

"Yo no quiero nada. Es la segunda vez que digo en cadena nacional que la amo, pero desgraciadamente la relación ya está muy deteriorada y no se puede dar marcha atrás”.

Los dos actores se conocieron en el set de grabaciones de la telenovela Mi Pequeña Traviesa, donde inició su relación. Este amor que fue observado de cerca por la prensa, y que ellos negaron más de una vez, estuvo matizado por separaciones y reconciliaciones continuas, mismas que muchos atribuían a los 15 años de diferencia que hay entre ambos.

EN EL OJO DEL HURACÁN

Pero si de divorcios sonados se trata, no podían faltar el de Lupita D’alessio y Christian Rosen, y el de Kate del Castillo y el ex futbolista Luis García.

Eso de “no hay quinto malo” no tuvo validez para “la leona dormida”, pues rompió su enlace con el modelo germano Christian Rossen, su quinto marido, a quien acusó de mantener relaciones sexuales con hombres. La unión matrimonial sólo duró siete meses.

Los problemas entre ellos comenzaron a 20 días de haber contraído matrimonio. Al regresar de su luna de miel, Lupita confesó que los problemas entre ellos habían iniciado, y aunque fueron mínimos, no habían dejado de hacerla sentir mal.

Posteriormente, los medios de comunicación mexicanos dieron la noticia de ocho columnas: Kate del Castillo y Luis García se separaban apenas tras un año y medio de haberse casado. Se comentó en los medios que "a lo mejor" había sido porque él la golpeaba mientras otros afirmaban que había surgido un tercero (¿o tercera?) en discordia.

Tiempo después, la actriz desmintió que el divorcio se debiera a lo violento de su esposo, aunque aceptó que el amor se había acabado... “y creo que en los dos. Cuando pasa algo así es porque los dos estamos de acuerdo, porque pensamos igual, porque los dos no nos queremos seguir dañando y porque es lo mejor para ambos”, explicó.

SIN ARREGLO ALGUNO

Otro divorcio que causó polémica fue el del cantante Lupillo Rivera y su esposa María, con quien procreó cuatro hijas; la versión oficial fue que la mujer se cansó de los malos tratos del intérprete grupero, quedando libre en septiembre del año pasado.

-La conductora de programas televisivos Rocío Sánchez Azuara y su esposo José Luis Ignacio "tronaron" en su vida matrimonial, que tuvo duración de 12 años, sumándose a la lista de divorcios.

-Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, se divorció de la sinaloense Alejandra de Cima a dos años de haberse casado por la ley y por la Iglesia. Prosiguen en buena relación, netamente amistosa.

-El comediante Héctor Suárez Gomís se separó de su esposa Erika Palacio, a pesar de que ella estaba embarazada. Posteriormente declaró que siente cariño por ella y que ama a su hija.

-La actriz Yadhira Carrillo y Michel Kunh se divorciaron sin hacer ruido alguno. Ella comentó después de cierto tiempo que no quería descuidar su carrera.

-El productor de televisión Guillermo del Bosque y Mónica Noguera se divorciaron y, en apariencia, eso se debió a que Vica Andrade, amiga de ella, se convirtió en la tercera en discordia al conquistar a Del Bosque.

-Demián Bichir y la cantante Lissette se encuentran tramitando su divorcio. Según la intérprete, Demián le dijo que estaba enamorado de otra mujer, y aunque no ha dicho de quien, todo indica que se trata de Kate del Castillo.

FUENTE : Agencias

RELACIONADA

¿Epidemia en Hollywood?

Tom Cruise y Nicole Kidman, la pareja más taquillera del cine, se divorció en agosto del 2001 después de diez años juntos. Lo mismo hicieron Kim Basinger y Alec Baldwin, Meg Ryan y Dennis Quaid y hasta el seriecito de Harrison Ford.

¿Llegaría a principios del nuevo siglo la comezón de los divorcios a la meca del cine? No. Solamente algo tan natural en Hollywood como los problemas con la droga, los autos de lujo, los jets privados y la ropa de grandes modistos.

Al ser anunciado el divorcio de Cruise y Kidman, salieron a relucir nuevamente los rumores, los mismos que ellos se dedicaron a combatir incluso con acciones judiciales durante gran parte de su década juntos. Los mismos que incluso afirmaron que para interpretar sus papeles en Ojos Bien Cerrados, necesitaron terapeutas sexuales.

Que el matrimonio de Nicole Kidman y Tom Cruise era sólo una pantalla es sólo parte de los múltiples comentarios que debe soportar una pareja de famosos. Como le pasó a Richard Gere y a Cindy Crawford, quienes tuvieron que publicar un inserto de página entera en un importante diario para negar su homosexualidad y para afirmar que eran un feliz matrimonio. Después se separaron, claro, pero eso es lo de menos.

El asunto es que la vida conyugal de las estrellas ha sido más ventilado que los pisos recién mojados, desde que Mary Pickford, una de las primeras grandes estrellas del cine mudo, provocó un escándalo nacional en 1920 al divorciarse imprevistamente de su marido, Owen Moore, y casarse dentro del mismo mes con el actor Douglas Fairbanks. Y la cosa ha seguido así por décadas.

Basta recordar cada uno de los matrimonios-divorcios de Elizabeth Taylor, incluyendo su especial reincidencia con Richard Burton.

El negocio del Siglo XXI

-Para Jennifer López su segundo divorcio, éste con el bailarín Chris Judd, tuvo un costo de varios millones de dólares, ya que ella tuvo que invertir muy fuerte suma para que pudiera realizarse. Actualmente está en los preparativos de su tercer enlace nupcial, pero ahora con Ben Affleck.

-Bruce Willis y Demi Moore protagonizaron uno de los divorcios más sonados de Hollywood. Pero una vez pasado lo peor, ambos decidieron mantener una buena amistad por el bien de sus tres hijas.

-Billy Bob Thornton y Angelina Jolie argumentaron que entre ellos hubo “diferencias irreconciliables”, poniendo fin a su matrimonio de dos años.

-Después de seis años de matrimonio, el actor Lorenzo Lamas se separó de su esposa, la modelo de la revista Playboy Shauna Sand, alegando “problemas de incompatibilidad”.

-El amor únicamente les duró cuatro meses a Lisa Marie Presley y Nicolas Cage. El actor presentó una solicitud para divorciarse después de su romántico matrimonio en Hawai, alegando “diferencias irreconciliables”.

-Y aunque Britney Spears y Justine Timberlake no estuvieron casados, su truene fue sin duda el más promocionado en los medios de comunicación. Repentinamente la cantante estadounidense y el vocalista del grupo N’Sync pusieron fin a un noviazgo de dos años y a sus planes futuros de matrimonio.

FUENTE: Agencias


Más de Espectáculos

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT