15 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Eligen a Nicolas Sarkozy presidente de Francia

RESULTADO FINAL | OBTIENE EL DERECHISTA EL 53.06% DE LOS VOTOS

AGENCIAS/PARÍS, FRANCIA.
lunes 07 de mayo 2007, actualizada 10:09 am

Enlace copiado

Realiza el conservador Sarkozy una breve celebración en la Plaza de la Concordia en París.

Nicolas Sarkozy, el derechista hijo de un inmigrante húngaro, fue elegido presidente de Francia ayer con un mandato para reformar un sistema económico que muchos creen no puede florecer en la era de la globalización.

La victoria de Sarkozy sobre la socialista Segolene Royal -por 53.06 por ciento a 46.94 por ciento según los resultados finales dados a conocer hoy por la madrugada- promete un nuevo rumbo para Francia: Sarkozy es amigo de Estados Unidos, tiene una posición dura contra el delito y con respecto a la inmigración y parece más sincero en su búsqueda de mercados libres que cualquier gobernante francés en varias generaciones.

“El pueblo de Francia ha elegido el cambio”, indicó Sarkozy en su discurso para anunciar su victoria. Consciente de que muchos temen sus palabras y planes, prometió que será “presidente de todos los franceses”.

Sarkozy, celebró anoche con un selecto círculo de amigos, cantantes, actores y famosos en su mayoría su victoria electoral y entonó la Marsellesa con simpatizantes en una céntrica plaza.

Poco después de pronunciar su primer discurso tras el anuncio de su victoria, Sarkozy se refugió en el famoso restaurante frecuentado por actores y directores de cine durante décadas, el Fouquet’s de la Avenida de los Campos Elíseos.

Mientras diez mil de sus militantes le esperaban en la simbólica Plaza de la Concordia, en donde el partido le organizó un concierto, pero Sarkozy permaneció durante dos horas en el célebre restaurante acompañado de amigos.

Dos horas más tarde y cuando la inquietud y la incomprensión comenzó a instalarse entre sus militantes, Sarkozy realizó una escala de media hora en la Plaza de la Concordia en donde pronunció un breve discurso y entonó el himno francés, la Marsellesa.

La Plaza de la Concordia fue el centro de las celebraciones populares en la que se concentraron con banderas y carteles con elogios a Sarkozy, quien se comprometió a no decepcionarlos y a trabajar duramente desde el primer día.

Sarkozy, de 52 años, hereda una nación que parece estar perdiendo la confianza en sí misma, paralizada por el miedo a la globalización, la amargura por la dominación estadounidense y su propia pérdida de peso en los asuntos mundiales y llena de tensión por los suburbios pobres, atestados de inmigrantes, donde se produjeron grandes disturbios en 2005.

Muchos temen que vuelva la violencia a los suburbios después de la elección de un hombre que llamó “escoria” a quienes causaron disturbios en los barrios pobres. El estilo irritante de Sarkozy ha despertado dudas sobre si será capaz de unir a una nación cada vez más polarizada y diversa.

Al mismo tiempo, el intenso interés en las elecciones, con una participación de 84 por ciento de los votantes, señala la importancia que podría cobrar una Francia revitalizada.

Sarkozy, un ex ministro del Interior que no tiene mucha experiencia en asuntos de política exterior, se acercó a Estados Unidos en su discurso de la victoria, un indicio de su deseo de romper con la era de Chirac, en cuyo Gobierno las relaciones trasatlánticas fueron difíciles y en momentos parecían hostiles. Sin embargo, reafirmó la posición independiente de Francia.

Estados Unidos, dijo, puede “contar con nuestra amistad”, pero agregó que “la amistad significa aceptar que los amigos pueden tener opiniones diferentes”. Asimismo, exhortó a Estados Unidos a ponerse a la vanguardia en la lucha contra el cambio ambiental e indicó que el tema será una prioridad para Francia.

En algunas capitales europeas, la victoria de Sarkozy llevó a muchos a esperar que ayude a salvar los esfuerzos por la integración de la Unión Europea, virtualmente congelados desde que los electores franceses y holandeses rechazaron una propuesta constitución general para el bloque en 2005.

RENOCE ROYAL DERROTA

La candidata socialista a la presidencia de Francia, Segolene Royal, reconoció su derrota en los comicios de ayer frente a su rival, el conservador Nicolas Sarkozy.

“Deseo al próximo presidente cumplir su misión al servicio de todos los franceses”, declaró Royal sin mencionar el nombre de Sarkozy poco después de anunciarse el resultado, en una breve declaración realizada en la Casa de América Latina de París.

Royal, con una sonrisa y sin tristeza aparente, expresó su agradecimiento a los 17 millones de franceses que le dieron ayer su voto.

“Mido su decepción y su pena, pero algo se elevó y no se detendrá. (..) Guarden confianza y su ilusión, sigan movilizados para próximas (citas políticas)” añadió Royal en su declaración a sus simpatizantes.

Atacan socialistas a conservadores tras victoria de Sarkozy

Varias decenas de militantes socialistas atacaron ayer con piedras en la ciudad de Lyon, sureste del país, a seguidores del virtual presidente electo de Francia, Nicolas Sarkozy, cuando festejaban la victoria del líder conservador.

Según informaron medios locales, los agresores hirieron levemente a un militante de la Unión por un Movimiento Popular (UMP).

El suceso ocurrió en un barco amarrado a un muelle de la segunda ciudad más habitada de Francia, que atraviesa el río Ródano, en el que los seguidores de Sarkozy celebraban su victoria.

El servicio de seguridad de la UMP intervino para calmar la situación así como algunos miembros del cuerpo francés de granaderos, el Cuerpo Republicano de Seguridad (CRS).

Por otro lado, en algunas plazas de dos ciudades del noroeste de Francia, Rennes y Nantes, se celebraron manifestaciones anti-Sarkozy, informó la televisora pública France 2.

En París, tres mil agentes suplementarios fueron desplegados ante el riesgo de que se produjeran incidentes por el rechazo que Sarkozy suscita en los habitantes de los barrios periféricos de la capital, que vivieron una ola de violencia en 2005.

El secretario general del Partido Socialista, Francois Hollande, compañero sentimental de la candidata socialista a la presidencia Segolene Royal, llamó a la calma a los militantes del partido.

Felicita Felipe Calderón a Sarkozy

Felipe Calderón Hinojosa, presidente de México, se sumó a las felicitaciones que líderes mundiales enviaron a Nicolas Sarkozy por haber obtenido el triunfo en la elección presidencial de Francia.

Mediante una carta, la Presidencia de la República confió que la gestión de Sarkozy “redundará en beneficio de la noble nación francesa, así como en el fortalecimiento de los sólidos vínculos de amistad y cooperación que unen a México y a Francia”.

Felipe Calderón le externó el interés de su Gobierno para que realice próximamente una visita a México.

Manifestó, además, su disposición de impulsar la relación bilateral al más alto nivel y encontrar los canales de diálogo propicios para refrendar las coincidencias que ambas naciones tienen respecto a temas de la agenda internacional.

Durante el día, líderes de Europa felicitaron al conservador Nicolas Sarkozy por su victoria de ayer domingo en la elección presidencial en Francia y dijeron que esperan que el triunfo ayude a desbloquear las reformas estancadas por el rechazo a la Constitución de la Unión Europea en 2005.

Entre los líderes que han externado su felicitación se encuentran George W. Bush, presidente de Estados Unidos; José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea; Angela Merkel, canciller alemana; Tony Blair, primer ministro británico; y Romano Prodi, presidente de Italia.

Izquierda expresa inquietud

La izquierda francesa expresó ayer su inquietud por la victoria del conservador Nicolas Sarkozy en las elecciones presidenciales y puso sus ojos en las legislativas de junio para intentar hacer frente al nuevo jefe del Estado.

Sarkozy se impuso a la socialista Segolene Royal en la segunda vuelta de los comicios presidenciales, lo que mantiene a los conservadores en la principal institución del Estado, que la izquierda no tiene desde François Mitterrand (1981-95).

Dirigentes del Partido Socialista (PS) hicieron un llamamiento a las fuerzas situadas más a su izquierda para conseguir un resultado que permita afrontar la política conservadora de Sarkozy.

Así, el líder del PS, François Hollande, mostró su deseo de “unidad” entre la izquierda “para crear una fuerza de equilibrio en la Asamblea Nacional”, cuya composición saldrá de los comicios legislativos del diez y 17 de junio.

“Pido a todos que se movilicen para que esa fuerza sea construida en los próximos días”, dijo Hollande, quien empezó a hacer un ejercicio de autocrítica cuando indicó que en la campaña de Royal hubo “errores” porque “sin duda no habló lo suficiente de propuestas concretas”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...