02 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

La Columna del Perro


EPILEPSIAEPILEPSIA, domingo 28 de junio 2020, actualizada 4:31 am


Enlace copiado

EPILEPSIA

El perro lo mismo que los seres humanos tienen un sistema nervioso complejo y bien desarrollado y cualquier alteración del mismo por pequeño que sea se manifiesta rápidamente. La Epilepsia es uno de los muchos problemas nerviosos que debemos tratar en la práctica, comúnmente conocidos como ataques (espasmos).

Este padecimiento, se presenta súbitamente con… convulsiones, pataleo, salida de espuma por la boca y el paciente está aparentemente inconsciente. El ataque nervioso puede durar unos pocos segundos o minutos y ocurre, más comúnmente cuando el animal esta excitado.

Una de las causas en la mayoría de los perros con problemas nerviosos, es como dijimos la epilepsia y el origen de esta puede ser muy variada, por tanto el origen para cada caso en particular deberá de ser diagnosticado.

Su presencia en la primera edad ocurre cuando el cachorro se encuentra dentro de la dentición entre los dos y los seis meses de edad, especialmente si tienen infestación fuerte de lombrices, tenias (solitaria), el cachorro con estos parásitos tiene el vientre abultado y redondeado, puede ser también viral como en la enfermedad del moquillo.

Más tarde la epilepsia puede ser debido a shock, temor, lesiones, excitación sexual, dolor o fatiga, por ejemplo: después de una intervención quirúrgica o después de un parto.

Comidas abundantes a base de carbohidratos o cambios repentinos de temperatura, pueden iniciar un ataque nervioso.

Los espasmos epilépticos persistentes y más difíciles de tratar se presentan sin que aparentemente exista un factor especifico de iniciación y pueden ser hereditarios o el resultado de lesiones en el cerebro causado por una herida en la cabeza o golpe.

Los espasmos son una característica del moquillo, en su forma nerviosa, por tanto es fácil asociar la epilepsia con esta enfermedad.

Les sugerimos por tanto a los dueños de mascotas, que vacunen y revacunen con cierta periodicidad a sus perros que también procuren desparasitarlos tres o cuatro veces al año.

Ante cualquier cambio de conducta incoordinación o insipientes ataques (convulsiones), lleven a sus mascotas con su médico veterinario de confianza, para que este lo valore y empiece un protocolo de tratamiento, si así lo juzga necesario.

Y ahora para terminar una gota de filosofía: NO HAY CARGA TAN PESADA QUE NO LA PUEDAS LLEVAR, SOLO TIENES QUE SABER CÓMO CARGARLA.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...