14 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Cuidando nietos

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 18 de noviembre 2019, actualizada 8:15 am


Enlace copiado

En México no hay datos estadísticos de detalle del tiempo que los abuelos pasan con sus nietos.

En los Estados Unidos, los estudios muestran que el 7% de los nietos viven con sus abuelos, el porcentaje restante pasan parte del tiempo con ellos. El 50% de los niños pequeños, el 35% de los niños que asisten a la escuela primaria y el 20% de los adolescentes, pasan algo de tiempo con sus abuelos en una semana típica.

Lo anterior sugiere que los abuelos juegan un papel muy importante en la vida de sus nietos, dependiendo de la cantidad de tiempo y el tipo de ayuda requerida.

La expectativa de vida ha aumentado considerablemente y con ello, más abuelos tienen mas tiempo para compartir con sus nietos por largos períodos. El numero de hijos en las familias ha disminuido a 1.86 y hoy los abuelos pueden invertir más tiempo en menos nietos que antes. Adicionalmente, muchos nietos viven cerca de sus abuelos. En un dato reciente, la mitad de los adolescentes viven a menos de 15 kms. de la casa de sus abuelos. En los estudios hechos en los Estados Unidos, lamayoría de los nietos tienen una relación y un nivel de contacto alto con sus abuelos. A pesar de que las evidencias no son totalmente concluyentes de que el contacto con los abuelos influye en el bienestar de los nietos, si se reconoce que se desarrollan mejor cuando los abuelos se involucran.

Las familias de tres generaciones son aquellas familias en las que los abuelos, los padres y los nietos viven juntos. los factores asociados a este tipo de familias son, que la madre trabaja, que la madre no tiene pareja o que la madre tiene una muy baja educación. Hay otras familias, cuyo número está en aumento, en las que los abuelos se hacen cargo de la crianza de los nietos sin el apoyo de los padres; los factores asociados a este tipo de familias son, que la madre trabaja, que la madre no tiene pareja o que la madre tiene una muy baja educación.

Sin embargo, se reconoce que las interacciones diarias de los abuelos pueden contribuir al buen desarrollo de los nietos.

Los abuelos de hoy han cambiado. Son más activos e independientes; desarrollan sus propias actividades sociales y culturales; cuidan su estado físico y procuran desarrollar una vida saludable con actividades deportivas o físicas adaptadas a su edad. Por ello se encuentran más capacitados para la nueva función que con frecuencia se les asigna en el grupo familiar: el cuidado de los nietos, en muchos casos como consecuencia de la salida del hogar de la mujer para trabajar.

Los abuelos desempeñan un papel preponderante para la formación de sus nietos, son motivo de un cariño y ternura muy especial que es fundamental para el desarrollo emocional del niño; saben ser compañeros, y consejeros a la vez, incondicionales.

Esta relación entre abuelos y nietos da la oportunidad a los abuelos de ser transmisores de los orígenes de la familia, la historia de la misma, y reivindicar los valores establecidos a lo largo de generaciones.

Demuestra al niño una estabilidad familiar, al comprobar como sus padres confían en sus propios padres para dejarlos al cuidado de éstos. El respeto entre ambas generaciones permitirá que este se repita luego, por el ejemplo vivido.

Para que los abuelos desarrollen convenientemente su función cuando están al cuidado de los nietos, se recomienda que padres y abuelos tomen en cuenta lo siguiente: Considerar sus necesidades específicas como personas de la tercera edad. Se debe respetar su descanso; así como los momentos para desarrollar sus aficiones, y disfrutar de sus relaciones de amistad o afectivas.

No olvidar lo que significa para los abuelos esta experiencia de convivir con los nietos, es la oportunidad para establecer vínculos afectivos de confianza y cariño, en un clima relajado. Los abuelos no tienen la obligación de educar a los nietos –esto es función de los padres-, pero si pueden aconsejar.

Delimitar las funciones de los padres y abuelos, y sus responsabilidades, ayudará a establecer una buena relación entre ellos, lo cual es fundamental para el trato de los niños. Comprender que los abuelos tendrán la tendencia de dar a sus nietos lo que no pudieron ofrecer a sus hijos; por ello es muy importante hablar sobre el tema y acordar criterios de cuidados, para prevenir conflictos.

Es fundamental que entre los padres y los abuelos cuidadores haya una relación tranquila, y saludable, basada en el máximo respeto, para que sea posible que se les otorgue el cuidado de los niños. De lo contrario, los conflictos y discusiones entre ambos perjudicarían a éstos.

Preguntarles a los abuelos, si verdaderamente están dispuestos a cumplir su rol. Si lo hacen convencidos, o simplemente porque no les queda otra opción, por sentirse obligados a ayudar a sus hijos. Valorar la contribución que los abuelos hacen a la formación de los hijos como transmisores de las tradiciones y cultura familiar; y expresárselos.

No abusar de los abuelos; evaluar si lo más conveniente para los hijos es que queden al cuidado de ellos o en una guardería. Ya que en muchos casos para los abuelos es una sobrecarga muy grande hacerse cargo de sus nietos tantas horas al día, todos los días.

¡¡¡A disfrutar a los nietos!!!

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...