08 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Exigen: #CeroPesosAlFracking

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sábado 16 de noviembre 2019, actualizada 7:37 am


Enlace copiado

A punto de que se aprobara el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF 2020), la Alianza Mexicana contra el Fracking exigió que no se votara a favor de más recursos para proyectos de Petróleos Mexicanos (PEMEX) que emplean fracturación hidráulica, también conocida como fracking. Pidió, además, que sean discutidas en parlamento abierto y dictaminadas las iniciativas que se han presentado en el Congreso de la Unión para prohibir la "nociva técnica" en el país.

Y es que desde el inicio de la presente administración federal, y pese al compromiso 75 del presidente Andrés Manuel López Obrador de que la fractura hidráulica o fracking no será permitida en México, la realidad es que la práctica se sigue realizando e incluso se le asignan recursos en el PEF 2020: 10 mil 837 millones de pesos a los proyectos de PEMEX "Aceite y Gas en Lutitas" y "Aceite Terciario del Golfo", que requieren el uso de fracking, lo cual implica un 58.4 % más de la asignación otorgada en 2019 a los mismos proyectos. Y se planea hacerlo hasta 2027.

El PEF 2020 sería peor. El primer proyecto abarca 82 pozos exploratorios que requieren fracking en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo y Puebla; el segundo, 29 campos explotados con fractura hidráulica en Puebla y Veracruz.

En materia de contratos y asignaciones para exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales que requieren fractura hidráulica, al cierre de la administración de Enrique Peña Nieto habían adjudicadas 28 áreas, correspondiendo 27 a asignaciones a PEMEX y sólo un contrato de producción compartido entre PEMEX y un particular.

Luego de modificaciones, cancelaciones y otorgamiento de nuevas asignaciones por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el 27 de agosto de 2019 la numeralia quedó muy similar, confirmando el interés del Gobierno de la Cuarta Transformación por mantener vigentes áreas de exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales: 18 asignaciones ubicadas en Veracruz y Puebla permanecieron sin cambio, entre ellas las AE-0381-2M-Pitepec, AE-0382-2M-Amatitlán, AE-0385-2M-Soledad y AE-0386-2M-Miahuapán de la Cuenca Tampico Misantla, respecto de las que la CNH aprobó modificación de Planes de Exploración de PEMEX el 11 de febrero del 2019.

Otras 6 asignaciones ubicadas en la Sierra Norte de Puebla, Veracruz y Tamaulipas se cancelaron en agosto de 2019 para volverse a asignar al día siguiente con nuevo nombre: AE-0118-Burgos, AE-0119-Burgos, AE-0120-Burgos, AE-0121-Tampico Misantla, AE-0122-Tampico Misantla y AE-0123-Tampico Misantla.

Una nueva asignación en Coahuila (A-0400-Olmos) se otorgó casi en la misma área de tres que fueron canceladas, pero más pequeña.

Asimismo, sigue vigente el contrato con el particular en Veracruz y Puebla.

Más aún, el actual Plan de Negocios de PEMEX, presentado el 16 de julio pasado, contempla en su estrategia 2.2 continuar la exploración de los plays de la frontera, entre los que se encuentra gas en lutitas. Ahí se señala que el uso de esta tecnología será clave para PEMEX y para México una vez que las condiciones económicas, regulatorias, ambientales y sociales sean las propicias para continuar la exploración y pasar a la etapa de aprovechamiento de estos recursos.

Los datos anteriores son prueba de que, contrario al compromiso del presidente López Obrador, el fracking se sigue realizando en México y la práctica continuará si no se prohíbe legalmente.

Por lo mismo, la Alianza Mexicana contra el Fracking -un colectivo apartidista formado por más de 40 organizaciones con presencia en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, Baja California, San Luis Potosí, Veracruz, Puebla, Chiapas y Ciudad de México-, urgió al Congreso de la Unión a discutir en parlamento abierto y dictaminar las iniciativas de ley antifracking presentadas.

Tres iniciativas esperan en la Cámara de Diputados y tres más en la de Senadores, desde hace un año. ¿Qué está pasando?

En medio de la crisis climática global, ésta técnica sucia y peligrosa para la extracción de hidrocarburos, por medio de la inyección de agua limpia, arena y químicos tóxicos al subsuelo, sigue utilizada por PEMEX y promovida por la Secretaría de Energía.

México necesita transitar hacia energías renovables, con respeto a los derechos humanos y de los pueblos. Y puede prohibir el fracking como ha sucedido en otros países.

Los legisladores tienen en sus manos la oportunidad de detener definitivamente el fracking.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...