08 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Influye clima en las ventas de comerciantes laguneros

Algunos vendedores de Torreón son perjudicados por el frío, mientras que otros se benefician

VIRGINIA HERNÁNDEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 13 de noviembre 2019, actualizada 8:05 am

Enlace copiado

Las ventas de algunos comerciantes de La Laguna suben o bajan con el intenso frío en La Laguna.

José vive en Nazareno y desde hace 20 años viaja en autobús para vender sus vasos con fruta fresca a los laguneros.

Pese al fuerte frío que se registró este martes por la mañana, él confía en que su mercancía se logre vender en las oficinas de la subdelegación del IMSS en Torreón.

Dijo que ya sabía que las temperaturas descenderían en este día pero, debido a que tenía poca mercancía, decidió arriesgarse y venir a vender lo poco que le quedaba.

Aunque dijo que cuando hace frío se venden poco los vasos con fruta, espera que los clientes no falten y prefieran comer algo sano a otros alimentos.

LA MEJOR TEMPORADA PARA LA BIRRIA

En contraparte, Leonardo vende en la calle birria calentita a comensales de la ciudad. Mencionó que hace dos años que se dedica a la venta de este alimento en Torreón, pero que tiene apenas dos semanas en este punto de venta al poniente de la ciudad.

Compartió que el frío se había tardado en llegar a la región, pero que esto, lejos de afectarlo, le ayuda a vender más litros de birria, ya que está caliente y se antoja más.

Aseguró que las ventas se han incrementado con el intenso frío, ya que a las personas les gusta comer birria o un café caliente.

Abre a las ocho de la mañana y termina tres horas después al vender toda su mercancía. El precio de venta del litro o plato pozolero es de 65 pesos, diciendo que es un buen precio, dado que otros lo ofrecen a 75 pesos o más.

Indicó que la receta es de una tía de Zacatecas, por lo que tiene un sabor delicioso y gusta a quien lo prueba.

"Para mí llegó la mejor temporada del año, que es el frío, no importa que esté en la calle vendiendo".

SIENTE FRÍO EN GASOLINERÍA

Por otra parte, Jorge es un despachador de una gasolinería y comentó que el frío se siente por todos lados. Recordó que cuando baja la temperatura, el frío se siente hasta en los huesos como sucedió hace dos años atrás que nevó.

Indicó que ya se ha acostumbrado a soportar los climas extremos al atender clientes en la gasolinería, pero comentó que lo triste es cuando no se trae lonche para comer o bien no tener dónde calentarlo. Dijo que en su caso cuentan con horno de microondas y refrigerador.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...