11 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Bien por Morena

SERGIO AGUAYO
miércoles 13 de noviembre 2019, actualizada 7:29 am


Enlace copiado

Los de Morena mostraron sensibilidad y protegieron a una institución encargada de atender a las víctimas. Bien por Ricardo Monreal, Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena; encontró una fórmula para desactivar la crisis que se cernía sobre la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El presidente de la república se equivocó cuando sugirió al Senado elegir, como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a una persona que hubiera sufrido "en carne propia" violaciones a sus derechos humanos. Para algunos senadores y senadoras de Morena, el retrato hablado de Rosario Piedra Ibarra fue visto como una instrucción, en lugar de como una opinión.

Me parece innecesario repetir las irregularidades en el proceso. Han sido mencionadas constantemente. Sí vale la pena subrayar la equivocación de Morena al invocar una y otra vez la legalidad; estaban haciendo lo mismo que el PRI y el PAN, cuando justificaron los fraudes electorales de 1988 y 2006.

Lo positivo fue repetir el procedimiento. Era un lastre pesado el que hubieran impuesto a la aspirante a la presidencia, Rosario Piedra Ibarra, quien debía haber dedicado buena parte de su tiempo a justificar la manera como fue elegida, lo que implicaría muchas horas escamoteadas a las legiones de víctimas exigiendo solución a sus problemas (a la hora de enviar este texto ignoro los resultados).

Bien por Morena -un partido-movimiento repleto de mexicanas y mexicanos lastimados- al tomar en cuenta las peculiaridades de estos cargos. La CNDH es una institución de Estado, sí, pero su trabajo es representar a las víctimas de actos del Estado y su mayor fuerza está en una cualidad etérea llamada "autoridad moral". Es decir, sus recomendaciones son como los diez mandamientos o los llamados a misa: funcionan, si la feligresía les hace caso.

La autoridad moral es escurridiza porque no acompaña a la jerarquía. Es insuficiente con recibir el título de "presidenta" o "directora". Se debe tener el respeto de los demás. La familia Piedra Ibarra tiene muchísimos atributos de este tipo. Basta con recorrer los elogios pronunciados por representantes de todos los partidos, el día que le entregaron a Doña Rosario Ibarra de Piedra la medalla Belisario Domínguez. Su hija, Rosario Piedra Ibarra, es una activista con derechos propios que merecía participar en un proceso pulcro.

En estos cargos, las formas son fundamentales. El respeto a los derechos humanos requiere dar atención al debido proceso y a las elecciones "limpias y confiables". Es indispensable para ejercer uno de los aspectos más complicados de esa responsabilidad. Su titular debe estar dispuesto a contradecir a quienes le nombraron. Ahí sí no importa, si se es académico o activista. O se cuenta con, o se carece de, la disposición a decir "no" a quienes se la jugaron para ponerle en esa posición.

La CNDH es una de las instituciones más importantes para el gobierno de la 4T, porque es un asunto muy relevante para colectivos de víctimas, organismos de la sociedad civil, académicos, periodistas y comunidad internacional. Los derechos humanos siguen siendo el gran legitimador de la gestión pública, para buena parte de la humanidad. El gobierno de la 4T tendrá una institución que seguirá consolidándose.

Finalmente, fue una buena corrección por el momento en que se dio. Seguimos impactados por los acontecimientos de Culiacán y por la masacre de la familia LeBarón. El país sigue ensangrentándose y llenándose de miedo y la retórica oficialista es insuficiente para compensar una estrategia incapaz de dar resultados. No necesitábamos tensiones innecesarias.

En suma, bien por Morena. Recordaron que las víctimas son primero. Entendieron lo nocivo de colonizar un cargo invocando la legalidad y descuidando las formas. En este tema sí han demostrado ser muy diferentes a los gobiernos que los precedieron.

LA MISCELÁNEA

El Senado tiene otro pendiente con las víctimas. Lleva cinco meses posponiendo la elección del nuevo titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, otro organismo público de derechos humanos, indispensable para atenderlas. Ya tienen una terna para tomar una decisión. Sigue procesar el nombramiento, y con carácter de urgente.

@sergioaguayo

Colaboró Mónica Gabriela Maldonado Díaz

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...