09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Pierde Cañón de Fernández 30 % de cubierta vegetal

EDITH GONZÁLEZ/EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DURANGO, lunes 11 de noviembre 2019, actualizada 8:01 am

Enlace copiado

En los últimos 20 años, el Cañón de Fernández ha perdido el 30 por ciento de la cubierta vegetal en las márgentes del Río Nazas, derivados del cambio de uso de suelo.

Este fue el resultado que arrojó un estudio solicitado por la asociación Prodefensa del Nazas, dijo Gerardo Jiménez, uno de los integrantes.

"El río tiene toda una franja federal en ambas márgenes, se puede observar el impacto que existe de la presencia humana, nosotros ubicamos que los cambios de uso de suelo son la principal amenaza que atenta contra ese patrimonio natural, entonces solicitamos a un colega que nos hiciera una medición con imágenes de satélite sobre el área impactada y de ahí sale ese 30 por ciento".

Dijo que con los principales cambios de uso de suelo lo que se ha hecho es eliminar la vegetación nativa para introducir cultivos o hacer construcciones de recreación.

Son ahuehuetes, sabinos, álamos, sauces, entre otras especies que crecen a las orillas del río las que se han visto afectadas.

"El problema es que en la ribera crecen los renuevos, entonces al modificarse esto, si yo quito la vegetación nativa y pongo un cultivo, pues ya alteré porque tiene una función dentro del ecostistema, entonces, la modifico".

Recordó que la Ley de Aguas establece que en 15 metros, a partir de la última avenida extraordinaria, no se debe alterar ese espacio, lo que no se está respetando.

Además en las márgenes del Nazas, como si se tratara de un predio particular, se pueden apreciar cercados de alambre, lo que también es ilegal. El también investigador señaló que regular esta situación corresponde a la Comisión Nacional del Agua, porque "los concesionarios hacen las modificaciones del uso de suelo, sin el permiso de Conagua". Gerardo Jiménez dijo que por la riqueza biológica y los servicios ecosistémicos que presta el Parque Estatal Cañón de Fernández, es considerado como un reservorio natural, por lo que debe estar destinado a la protección prioritaria de flora y fauna silvestre.

Además este lugar es un filtro para mejorar la calidad del agua que se consume en La Laguna y permite capturar dióxido de carbono, entre otras funciones naturales que desarrolla en beneficio de la población y que se deben de cuidar para permitir que permanezcan.

El investigador señaló además que no es necesario reforestar para repoblar la ribera del río, solo obligar a los 120 concesionarios a cumplir con la ley para que el río se regenere solo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...