15 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Personajes en la historia de méxico

JOSÉ LEÓN ROBLES DE LA TORRE
TORREÓN, COAH. , miércoles 06 de noviembre 2019, actualizada 9:45 am

Enlace copiado

PORTADA DE MI LIBRO, CINCO COAHUILENSES, PRESIDENTES DE MÉXICO, ESCRIBIRÉ ALGUNOS ARTÍCULOS DE CADA UNO, EN ESTA SERIE

Texto de mi libro citado en orden cronológico, nacimiento, estudios y familia del sexto Presidente de México, General de División Melchor Eca y Múzquiz. De acuerdo con la investigación realizada por el historiador Álvaro Canales Santos y Diego de la Garza Rodríguez en 1992, el verdadero nombre de este personaje es José Bentura (con B) Melchor Ciríaco Eca y Múzquiz de Arrieta, nacido en el Presidio de Santa Rosa, hoy Ciudad Melchor Múzquiz, el 6 de abril de 1788. Hijo del teniente Blas María Eca y Múzquiz y Juana Francisca de Arrieta.

En su pueblo natal hizo sus primeros estudios; protegido por el Canónigo José Miguel Sánchez Navarro, se inscribió en el Colegio de San Ildefonso en la Ciudad de México para estudiar la carrera de Jurisprudencia. Casó con Joaquina Bezárez en 1830, con quien procreó seis hijos.

Múzquiz militar: El 5 de enero de 1812, Melchor Múzquiz se unió como voluntario al Regimiento Insurgente No. 1 en Zinacantepec a las órdenes del General Ignacio López Rayón. Al lado de los valientes insurgentes incursionó por varios lugares del Bajío y de Michoacán, y estuvo presente con su espada en el combate del fuerte de Cóporo.

El Congreso de Chilpancingo, al reunirse el 13 de septiembre de 1813, nombró a Múzquiz sargento mayor, tomando en consideración la actividad desarrollada en el campo de las armas. Ya para 1815 era Múzquiz Coronel del Ejército Insurgente y comandaba el Regimiento Salvatierra. Siempre se distinguía este ilustre coahuilense por su valentía y honradez y jamás quiso aceptar un ascenso que no fuera ganado en el campo de batalla.

Poco después fue comisionado para viajar a los Estados Unidos a las órdenes del General José Manuel de Herrera, con objeto de conseguir armas y apoyo para la causa insurgente. Regresó después de cumplida su misión, desembarcando en Boquilla de Piedra. El General Guadalupe Victoria, a la llegada de Múzquiz, le dio el mando del Regimiento de la República, con cuyas fuerzas se instaló en la Hacienda de Monteblanco, donde se había construido un fuerte que causaba inquietud a los regimientos virreinales que conducían los convoyes de Veracruz a México, ya que desde esta fortaleza salían las incursiones por los caminos aledaños y con frecuencia tenían ventajosos combates con las fuerzas virreinales.

El año de 1816 resultaría trágico para el Coronel Múzquiz, ya que, como he dicho, se había instalado en el Fuerte de Monteblanco, pero el Virrey Apodaca queriendo acabar con los últimos reductos insurgentes, que como señalé en el libro de Morelos, primer tomo de mi obra inédita: La Independencia y los Presidentes de México, después de la muerte de éste, sólo se iban desmoronando uno a uno los parapetos y fortificaciones insurgentes y muchos de sus hombres, cansados y desorientados, se acogían al indulto.

Con ese fin, a mediados de octubre de 1816, fue comisionado Márquez Donallo con mil realistas bien armados para perseguir y combatir a Mier y Terán que se hacía fuerte por las regiones de Puebla y Tehuacán, llegando a tener un encuentro en Tlacotepec.

Márquez Donallo, que protegía la conducción de convoyes procedentes de Veracruz, decidió acabar con el peligro de Monteblanco, y así fue como el 7 de noviembre cayó en su poder el fuerte, que no podía hacer resistencia con tan pocas fuerzas como las que tenía Múzquiz, ante el numeroso ejército de más de mil hombres del jefe realista...

...Después de estos actos, Múzquiz estableció su residencia en la ciudad de Monterrey, N.L. y de allí a Salinas del mismo Estado, donde al saber de la proclamación de la Independencia hecha por Iturbide en Iguala, también secundó esta actitud y proclamó la Independencia en este último lugar de su residencia.

A principios del año de 1822 se lanzó la convocatoria para elegir diputados de todas las provincias y que tendrían a su cargo formar una Constitución. Múzquiz fue electo en Monclova, que era la Capital de Coahuila, como en México, quedándose como representante de este último lugar por cuestiones de residencia. Se eligió en Monclova para suplente de Múzquiz al teniente coronel Antonio Elozúa, que debería concurrir al Congreso General al no aceptar el propietario, pero se sabe que hubo algunos arreglos para que se eligiera a Ramón Arizpe, quien se presentó ante el Congreso.

Múzquiz diputado: Uno de los actos del diputado Melchor Múzquiz, fue el de hacer la proposición en la reunión del Congreso tenida el 29 de marzo de 1823, para estudiar la abdicación hecha por Iturbide al trono. Propuso Múzquiz que se declararan inexistentes tanto el Plan de Iguala como los Tratados de Córdoba. Y en efecto, después de serias discusiones en el Congreso, en el artículo octavo del dictamen, de fecha 5 de abril se declaraban inexistentes esos documentos y firmaban, entre otros, los diputados Becerra, Osores, Espinosa, Horbegoso, Zavala y Múzquiz. El texto de ese decreto o dictamen está incluido en el apartado correspondiente a Iturbide, de mi obra: La Independencia y los Presidentes de México (inédita), donde también señalé que no era creíble que se declaran inexistentes el Plan de Iguala y los Tratados de Córdoba puesto que con base en esos documentos se declaró y consumó la Independencia. Y los mismos diputados que con base en esos documentos decretaron la coronación de Iturbide, ahora los declaraban inexistentes, cosa contradictoria y a todas luces inoperante. Podían esos documentos no ser actuales en aquellos momentos; podían no ser del agrado de los mismos diputados que en otro momento los aprobaron; pero en ningún momento inexistentes. Continuará...

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...