10 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Aprueba Israel último trámite para construir el polémico teleférico de Jerusalén

Para las autoridades es un elemento estratégico que ayudará a incrementar el turismo

EFE
JERUSALÉN, ISRAEL, lunes 04 de noviembre 2019, actualizada 1:21 pm

Enlace copiado

Israel aprobó hoy el último trámite para construir un polémico teleférico que irá de Jerusalén Oeste hasta el Muro de las Lamentaciones, dentro de la Ciudad Vieja y en la parte oriental ocupada de la urbe, una decisión que será recurrida ante la Justicia por la ONG arqueológica israelí Emek Shaveh.

El Comité Ministerial de Planificación, Construcción y Vivienda del Gobierno dio luz verde esta mañana al proyecto.

"Ahora solo es cuestión de concretar cuándo" comenzará a construirse, informó a Efe un portavoz del ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, que hoy encabezó la reunión de este organismo.

"Se trata de un proyecto nacional que va más allá del transporte y la infraestructura turística", declaró el mismo mandatario en un comunicado.

Para las autoridades, el teleférico es un elemento estratégico que ayudará a incrementar el turismo, a descongestionar el tráfico, a reducir el número de autobuses y coches que circulan por la zona, y su principal objetivo es facilitar el acceso al Muro de las Lamentaciones, el lugar de culto más sagrado para el judaísmo.

La iniciativa, controvertida por conectar la parte occidental de la Ciudad Santa con Jerusalén Este, ocupado por Israel desde 1967 y que los palestinos reclaman como capital de un futuro Estado, ha sido condenada desde que se anunció en 2017 por su liderazgo, que la considera un paso más hacia la "judaización" de su zona oriental.

También ha acarreado críticas de académicos, arquitectos, arqueólogos o grupos en defensa del patrimonio histórico como la asociación Emek Shaveh, que los próximos días recurrirá la decisión tomada hoy por el comité ministerial ante el Tribunal Supremo israelí, según confirmó a Efe.

Para su director, Yonatan Mizrahi, el Gobierno israelí, que actualmente está en funciones, no puede decidir sobre la construcción de una infraestructura que cambiará radicalmente el aspecto, "el carácter histórico" y "la forma en que la gente y los visitantes perciben" la Ciudad Santa.

"Creemos que se trata de una decisión ilegal", aseguró Mizrahi, que ve el proyecto como "una herramienta para fortalecer la narrativa judía y beneficiar a los colonos" israelíes que viven en la Ciudad Vieja y sus alrededores, uno de los epicentros del conflicto palestino-israelí.

Según los planes de Israel, el teleférico se compondrá de cuatro estaciones, podrá transportar a 3.000 personas y se prevé que esté en funcionamiento a partir de 2021.

La construcción de una infraestructura de tal envergadura en un lugar que contiene gran cantidad de restos con valor histórico también preocupa a Mizrahi, que aseveró que los yacimientos arqueológicos del área podrían verse perjudicados.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...