08 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

1833: Nace Alfred Nobel, reconocido químico, ingeniero, escritor, inventor y fabricante de armas sueco

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 21 de octubre 2019, actualizada 12:50 pm

Enlace copiado

Originario de Estocolmo, Suecia, Alfred Bernhard Nobel nació el 21 de octubre de 1833; inventor entre otras cosas de la dinamita, el químico e industrial logró acumular una gran riqueza gracias a su ingenio. No obstante, consciente de que algunas de sus creaciones causaban daño a la humanidad heredó en 1900, su fortuna a la creación de la Fundación Nobel.

Durante su infancia, su padre se trasladó a San Petersburgo, Rusia, donde abrió un taller mecánico que fabricaba minas antipersonales para las fuerzas armadas rusas, de ahí su amplio y destacado conocimiento en la materia, aseguran sus biógrafos.

De acuerdo con el portal de Internet biografiasyvidas.com, la madre de Bernhard los cuidó durante la ausencia de la figura paternal, y una vez que mejoró la situación económica de la familia, todos se mudaron a Rusia.

Allí, recibió su formación en humanidades, literatura, filosofía y ciencias, a la par que estudió los idiomas: sueco, ruso, francés, inglés y alemán.

Guiado por su padre que se dedicó a la ingeniería, tuvo la instrucción de Julij Trapp y Nikolai Zinin, quienes le impartieron la enseñanza en matemáticas, física y química.

Bernhard marcó su tendencia hacia la química, por lo que viajó por diversos países para completar su formación profesional, entre ellos Francia y Estados Unidos, en este último país, perfección sus conocimientos tecnológicos, y finalmente regresó a San Petersburgo para trabajar en la fábrica de su padre hasta que ésta quebró.

Volvió a Suecia, donde organizó varias plantas de explosivos, basadas principalmente en la manufactura de la nitroglicerina líquida, sustancia detonante descubierta por el italiano Ascanio Sobrero en 1846.

Posteriormente, trabajó en una fábrica y buscó crear un método seguro para manipular la nitroglicerina, luego de que su hermano y otras personas fallecieran a consecuencia de una explosión, por lo que se concentró en establecer una forma de control para la sustancia.

En 1867 logró reducir la volatilidad del químico al mezclarla con un material poroso absorbente tierra de diatomeas, con lo que consiguió un polvo que podía ser percutido e incluso quemado al aire libre sin que explotara.

La mezcla resultante sólo estallaba cuando se utilizaban detonadores eléctricos o químicos, lo que significó el invento de la dinamita y más tarde creó la balistita, una de las primeras pólvoras, que no generaban humo en su combustión.

A partir de entonces comenzó a dirigir diversas fábricas para la elaboración de explosivos en distintas partes del mundo, hasta el día de su muerte, el 10 de diciembre de 1896 en San Remo, Italia.

Gracias a sus descubrimientos e innovaciones en el campo de la química acumuló una enorme riqueza, al tiempo que comenzó a crear un cierto complejo de culpa por el mal que sus inventos pudieran haber causado a la humanidad en las guerras.

Por ambas razones, en su testamento Alfred Nobel heredó la mayor parte de su fortuna para crear una fundación que otorgara premios anuales a aquellas personas que en el año precedente hubieran realizado el mayor beneficio a la humanidad.

Fue así que surgió la Fundación Nobel, creada en 1900, con el encargo de otorgar una serie de reconocimientos en pro del beneficio de la sociedad en los campos de la Física, Química, Medicina, Literatura y Paz.

Los galardones, se han convertido en un reconocimiento universal que cada año es esperado con ansiedad por el mundo. Fueron entregados por primera vez en 1901, en los rubros de física, química, medicina y fisiología, literatura y paz mundial.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...