21 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Cultura Archivo

1968: Fallece Roberto Montenegro, notable pintor, ilustrador y escenógrafo jalisciense

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, domingo 13 de octubre 2019, actualizada 9:30 am


Enlace copiado

La obra del destacado pintor, ilustrador y escenógrafo jalisciense Roberto Montenegro Nervo, a quien se recuerda este domingo a 51 años de su muerte, es un importante referente para comprender el desarrollo de la plástica mexicana.

Montenegro fue uno de los pioneros del movimiento muralista mexicano, aunque se acercó más al retrato, especialidad en la que se le reconoce como uno de los mejores, es considerado uno de los pintores más versátiles del arte del siglo XX en México.

Información difundida por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, señala que el artista nació en Guadalajara, Jalisco, el 19 de febrero de 1885, y fue hijo del coronel Ignacio Montenegro y de María Nervo, tía de Amado Nervo.

Cuentan que cuando tenía 16 años empezó a colaborar con la Revista Moderna de México, donde le publicaron algunas viñetas; llegó a la capital del país en 1905 y un año después ingresó en la Academia de San Carlos.

Conoció y entabló amistad con Diego Rivera (1886-1957), Jorge Enciso (1879-1969) y José Juan Tablada (1871-1945). Ahí obtuvo una beca de la Secretaría de Instrucción Pública para estudiar en Europa y partió hacia allá en 1906.

Estudió pintura en París durante dos años y expuso en los Salones de “Los Artistas Franceses” y en el “Salón de Otoño”. También publicó 20 dibujos en un álbum prologado por Henri de Régnier (1864-1936).

Regresó a México en 1910, en plena Revolución, y viajó a Guadalajara, donde entró en contacto con el círculo artístico fundado por Gerardo Murillo, el “Dr. Atl” (1875-1964).

Montenegro tuvo dos exposiciones que resultaron un éxito: una en 1911 y la otra en 1912, al año siguiente viajó nuevamente a Europa donde permaneció durante seis años, tiempo en el que retomó nuevas orientaciones de la escuela de Picasso (1881-1973).

A su regreso, fue comisionado por José Vasconcelos (1882-1959), como muchos de sus contemporáneos, para pintar varios murales en edificios públicos del país, detalla el sitio www.pnca.sep.gob.mx, de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En ese periodo fue nombrado Jefe del Departamento de Artes Plásticas de la Secretaría de Educación Pública, periodo en el que organizó una exposición de arte popular que inauguró el general Álvaro Obregón (1880-1928) con motivo del Centenario de la Consumación de la Independencia.

En 1934 fue nombrado director del Museo de Artes Populares de Bellas Artes, al tiempo que continuaba diseñando escenografías, organizando talleres, fundando museos y publicando. En 1948 se le asignó decorar el “cocktail lounge” del Hotel del Prado.

Organizó el primer Festival de Arte Popular que se celebró en 1921 y publicó Pintura Mexicana de los Periodos 1800-1860 y Retablos mexicanos.

Realizó exposiciones en México y el extranjero, lo que le valió varios reconocimientos, entre los que destaca la antología de obras que exhibió el Palacio de Bellas Artes en 1965. Dos años más tarde obtuvo el Premio Nacional de las Artes.

Entre sus obras más reconocidas se encuentran Mujer en caballo (1907), los murales El árbol de la ciencia (1921-1922), la Fiesta de la Santa Cruz (1922-1923), El ángel de la paz (1922), El cuento de Aladino (1925), La sabiduría y La poesía, en 1923; entre otros.

El artista que se destacó también como un gran promotor cultural, editor, escenógrafo y diseñador de vestuario, ya que también se relacionó con el teatro y la cinematografía, falleció el 13 de octubre de 1968 en la Ciudad de México.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...