11 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Tras 5 años, tropas de EUA se retiran de Siria

El presidente Donald Trump rechazó participar en operación planificada por Turquía

AGENCIAS
ANKARA, TURQUÍA , martes 08 de octubre 2019, actualizada 7:17 am

Enlace copiado

Después de más de cinco años de combate en Siria, las tropas estadounidenses comenzaron ayer a retirarse del noreste sirio para permitir la ofensiva militar turca que busca crear una "zona segura", horas después de que Washington confirmó que no apoyaría dicha operación.

"La retirada de las tropas estadounidenses del norte de Siria ha comenzado", confirmó el presidente turco, Tayyip Erdogan, este lunes, tras sostener una conversación telefónica con el presidente Donald Trump, en la que rechazó participar en la operación planificada de Turquía.

SE PREPARAN PARA OCUPAR SIRIA

En declaraciones a la prensa en el Aeropuerto Internacional Esenboga de Ankara, antes de viajar a Serbia para una visita de dos días, el mandatario turco indicó que con el repliegue estadounidense, la ofensiva militar turca podría comenzar en cualquier momento.

"Podemos ir cualquier noche sin previo aviso", dijo Erdogan a periodistas nacionales e internacionales congregados en el aeropuerto, sin dar detalles sobre los planes de la operación que pretender lanzar al este del río Éufrates, norte sirio.

El mandatario destacó que Turquía está decidida a detener lo que percibe como amenazas de los combatientes kurdos sirios y a establecer una "zona segura" para garantizar la seguridad de los turcos y permitir el regreso seguro de los refugiados sirios.

Sobre su conversación con Trump, Erdogan reveló que además de hablar sobre la ofensiva, intercambiaron puntos de vista sobre varios asuntos bilaterales y se acordó una reunión entre ambos para noviembre próximo en Washington, según reporte de la agencia de noticias turca Anadolu.

'RETIRADA FAVORECERÁ REGRESO DEL EI'

Los kurdos avisaron ayer que la retirada de las tropas estadounidenses que comenzó este lunes de la llamada "zona segura" en el noreste de Siria ante la inminente ofensiva de Ankara favorecerá el regreso del grupo yihadista Estado Islámico (EI) a la región.

"Cualquier ataque turco tendrá como resultado revertir el esfuerzo realizado para derrotar al EI, donde las FSD sacrificaron a 11, 000 mártires durante 5 años de guerra", dijo hoy el Centro de Coordinación y Operaciones Militares de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza liderada por kurdos y respaldada por Washington en su lucha contra el EI.

Las FSD junto a la coalición internacional liderada por Estados Unidos llevaron a cabo una larga campaña militar contras los yihadistas en el norte y noreste de Siria que acabó el pasado 23 de marzo declarando el "fin territorial" del EI en Siria.

Sin embargo, aún quedan miembros de células activas en la región que siguen operando a ambos lados de la frontera sirio-iraquí.

"Las células del EI sacarán a sus terroristas de las cárceles (12 mil terroristas) y de los campamentos (70 mil familias del EI), lo cual es una amenaza para la seguridad local e internacional", indicaron las FSD.

PREOCUPA SITUACIÓN DE CIVILES

Ante el repliegue estadounidense, el coordinador humanitario regional de las Naciones Unidas para Siria, Panos Moumtzis, expresó su preocupación sobre la situación de los civiles en la zona. "No sabemos qué va a pasar. Nos estamos preparando para lo peor", dijo Moumtzis.

Una portavoz de la canciller federal alemana, Angela Merkel, avaló la decisión estadounidense y dijo que Alemania está al tanto de la "situación especial de política de seguridad" que Turquía enfrenta en su frontera y la ofensiva que planea desde hace tiempo para crear lo que llama una "zona segura" en el norte de Siria.

DAN ESPALDA A TRUMP ANTE RETIRO DE SIRIA

La retirada de tropas estadounidenses del norte de Siria no es la primera decisión impulsiva y sin aprobación mayoritaria de los asesores del presidente Donald Trump, pero sí una de las pocas que ha causado la oposición frontal y las críticas de figuras relevantes del Partido Republicano, en un acto de unidad contra el mandatario ante una acción que pone en jaque la posición de Estados Unidos en el mundo y da un giro de 180 grados a la estrategia del país en una de las zonas más convulsas del mundo.

Las principales voces conservadoras exigieron a Trump que démarcha atrás de forma inmediata y que repiense la ruptura de la alianza con los kurdos, socios clave en la derrota del Estado Islámico(EI) en Siria y que con la retirada de EUA quedarán “abandonados”, lo que y que, consideran, provocará el rearme de lasfacciones yihadistas.

“Con el abandono de los kurdos hemos mandado una de las señales más peligrosas posibles: que no somos un aliado confiable”, dijo el senador Lindsey Graham, muy cercano a Trump, apuntando que con ello se entrega Siria a Rusia e Irán, y radicaliza el islamismo.

Una de lasmás contundentes en la críticafue la exembajadora de EUA de Trump ante Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, quien acusó a Trumpde “dejarque[los kurdos]mueran, un gran error”, y recordando que Turquía no es amigo deWashington. La más sorprendentefue la declaración del líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, el guardián protector detodas las políticas de Trump y quien se quejó de lo que llamó una “retirada precipitada” y exigió “liderazgo” para no beneficiar a rivales como Rusia, Irán o el presidente sirio Bashar al-Assad. Los demócratastampoco se ahorraron críticas a la decisión.

El escándalo fue tal que Trump tuvo que modificar el discurso, lo que sólo desató confusión. Por un lado aseguró que es hora de retirarse “de estas ridículas guerras sinfin... y devolver nuestros soldados a casa” y que a partir de ahora “lucharemosdonde seapor nuestrobeneficio, y sólo lucharemos para ganar”.

Por otra, amenazó al presidente turco Recep Tayyip Erdogan. “Como dije antes, y solo para reiterar, si Turquía hace algo que yo, en mi gran e inigualable sabiduría, considero que está fuera de los límites, destruiré y aniquilarétotalmente la economía de Turquía”, tuiteó.

Según la Casa Blanca, solo se repatrían entre 50 y 100 efectivos de operaciones especiales, a los que se les protege del peligro y de ser capturados en la región debido a las accionesmilitares que losturcos habían anunciadoque llevarían a cabo contra los kurdos en el norte de Siria.

Jonathan Hoffman, vocero del Pentágono, aclaró que “Turquía, al igual que el presidente, que no respaldamos una operación turca en el norte de Siria”.

De acuerdo con versiones de prensa, el retiro detropas anunciado por Trump no lo consultó con sus más cercanos asesores, y tomó por sorpresa a líderes militares y diplomáticos. “Consulté con todo el mundo”, aseguró Trump. Un alto funcionario de la Casa Blanca aseveró que el asunto se “discutió entre altos rangos”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...