13 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Para Carmen Salinas lo importante es su familia

Tiene bellos recuerdos de Torreón

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, domingo 06 de octubre 2019, actualizada 10:23 am

Enlace copiado

A sus recién cumplidos 80 años, Carmen Salinas goza de una salud envidiable y sobre todo de una memoria prodigiosa, con tantas andanzas y experiencias en su vida, aún mantiene vívidamente el recuerdo de sus primero años, del día que descubrió su amor por los escenarios y sobre todo atesora lo que para ella es lo más importante: su familia.

Un día en la vida de Carmen se divide entre el teatro, foros de televisión y sus negocios, pero cuando de noche llega a casa, la actriz, literalmente, descansa en su hogar.

No sólo porque es el lugar que adquirió con su trabajo, sino por que duerme en la misma cama que la vio nacer, así, Carmen, aunque ya no vive en Torreón, donde nació un 5 de octubre de 1939, es lo que la mantiene cerca de su origen, sus recuerdos y su madre.

"Me llevaba bien con mis padres, recuerdo que el único medio de comunicación de niña era el radio y les pedía permiso para escucharlo y nos decían que primero teníamos que hacer nuestras obligaciones.

Recuerdo la estufa de petróleo, las comidas deliciosas. Yo duermo en la recámara que era de mi madre, porque ahí nacimos nosotros, antes no se ocupaba eso de ir a hospitales, la comadrona ayudaba a nacer a los niños", relató Salinas.

Carmen además de atesorar sus días en casa, recuerda la calle en la que vivió, la escuela a las que asistía y el día en el que supo que quería estar sobre los escenarios.

"Cuando estaba en la primaria fue cuando iba a los concursos de aficionados y desde los ocho años ganaba los concursos que se llamaban Noches de arte y fortuna y me daban 100 pesos. Mi madre pagaba 25 de renta. A los nueve años mis padres se separan, vivimos en una vecindad y lo que ganaba siempre se lo daba a mi madre. Recuerdo que en esa época le dije a mi madre, 'cuando sea grande la voy a comprar y se la voy a regalar a todos los que viven aquí', tristemente no alcancé a cumplir ese deseo", recordó.

Aunque esa promesa no pudo ser cumplida, Salinas dice que su trabajo le permitió ayudar a sus siete hermanos, a algunos les compró sus casas, a otros los ayudó a remodelarlas y actualmente algunos sobrinos y nietos trabajan con ella, porque dice si a ella le va bien a su familia también.

"Me gusta la unión familiar y claro que tengo muchos defectos y a veces los regaño y todo pero tengo un gran respeto por toda mi familia. Nunca he tenido vicios y eso me da tranquilidad y salud, llevo una vida con mucho trabajo. Mucha gente cuando pierde a un ser querido se refugia en los vicios, yo me refugié en el trabajo. Cuando se pierde a un hijo o a los padres es la tristeza más grande. A todos nos duele la partida de un ser querido y a mí se me han ido mis padres y varios hermanos, mi hijo y hasta un bisnieto", dijo. Si bien hoy su vida se enfoca en el teatro, la tv y el cine, Carmen dijo que sus famosas imitaciones, aquellas con las que cobró popularidad en los 70 y 80, las sepultó el día que también le dio el último adiós a su hijo Pedro Plascencia, quien murió a los 37 años.

"No volví a hacer imitaciones desde que murió mi hijo, no quise hace porque él era el arreglista. Al inicio me proponían que las hiciera, pero mi hijo cumplió 25 años de haberse ido y cuando él muere ya no pude hacerlas. Para mí era muy traumático que otro director estuviera dirigiendo la música de mi hijo, él transcribió de una forma fidedigna", añadió.

CARMELITA OPINA

Se dice que Carmen Salinas tiene una opinión para cualquier tema, la actriz señala que "siempre dicen que yo hablo y opino pero los reporteros me preguntan y cuando tengo la certeza de que no voy a lastimar a nadie, pues echo una vacilada pero cuando veo que el tema es delicado, mejor lo evito".

Por eso se le preguntó sobre algunos temas.

¿Qué piensa de sus memes?

Los he visto todos y yo misma los retuiteo. Hay algunos en los que se pasan, pero no importa, uno debe tener sentido del humor para aguantar no sólo los memes sino hasta las mentadas de madre, debemos tener sentido del humor.

Es popular entre los jóvenes como Pedrito Sola ¿cómo lo ve?

Feliz de que los jóvenes se identifiquen o les guste como soy. A veces me piden que les diga "bombo". Me encanta tener relación con todo el mundo sin importar su edad, si te reconocen y te saludan con tanto amor uno corresponde.

¿Cómo toma las críticas?

Nadie se salva de críticas, a todos nos la van a mentar o criticar y uno debe aguantar vara, mientras no te golpeen o atenten contra tu vida está bien, un insulto no te va a hacer peor ni mejor, no te debe lastimar que te insulte un desconocido. A veces me insultan en redes sociales y yo no les contesto, sólo los bloqueó, te dan opciones: silenciar, bloquear. Yo manejo mis redes y no doy oportunidad de los insultos y eso que hasta se han llegado a meter con mi hijo muerto

¿Volvería a la política?

No busqué ser diputada, la política la entiendo y no volvería. No subí ninguna iniciativa porque me di cuenta que las que aprobamos nunca se les dio seguimiento, hubo una iniciativa de Morena para que prohibieran que los niños vendieran en la calle y no pasó nada. Me decían que robé, pero yo gano más como actriz. En la política conocí gente bonita, gente rara y también muchos demonios, que creen que tendrán poder eternamente.

¿Odia a alguien?

Al que antes era el Hospital México, que ahora es el Ángeles México, ahí me dijeron que mi hijo se iba a morir de cáncer, cuando en realidad todavía podíamos haber hecho algo y también ahí murió el bebé de mi nieta Paulinita, ya que ella y su esposo decidieron ir con una doctora de la ANDA que no les cobró y la mendiga vieja la instaló en ese hospital y el bebé se le murió, todo fue en ese maldito hospital, lo odio con toda mi alma, si hay alguien que odie es a ese hospital y a la doctora.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...