15 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Crímenes coloniales holandeses no prescriben, sentencia La Haya

Hubo casos de torturas y ejecuciones durante la lucha por la independencia de Indonesia

AP
LA HAYA, HOLANDA, martes 01 de octubre 2019, actualizada 1:14 pm

Enlace copiado

En un fallo histórico, un tribunal de apelaciones de Holanda sentenció el martes que los presuntos crímenes cometidos por las fuerzas coloniales holandesas en lo que hoy es Indonesia son imprescriptibles.

El Tribunal de Apelación de La Haya emitió fallos en dos casos relacionados con torturas y ejecuciones sumarias por parte de las fuerzas holandesas durante la lucha por la independencia de Indonesia después de la Segunda Guerra Mundial.

"Después de 10 años de procedimientos judiciales y dada la evolución del debate en nuestra sociedad, siempre me ha sorprendido que el Estado solicitara una decisión al tribunal de apelaciones", dijo la abogada Liesbeth Zegveld, quien representa a la parte acusadora. "Me alegra que la corte haya emitido este fallo principal", agregó.

Indonesia declaró su independencia el 17 de agosto de 1945, al finalizar tanto el dominio japonés durante la guerra mundial como 350 años de dominación colonial holandesa, pero Holanda luchó encarnizadamente durante cuatro años antes de reconocer la independencia de Indonesia en 1949 y ha sido acusada de cometer actos atroces durante el conflicto.

La corte dijo que el estado holandés no puede recurrir a la ley de prescripción en el caso de cinco hombres y una mujer que dicen ser hijos de hombres ejecutados en Sulawesi del Sur y el caso de otro hombre que fue torturado cuando estaba preso en Java Oriental.

El vocero del ministerio de Defensa, Klaas Meijer, dijo que el ministerio estudiará los fallos antes de decidir cómo procederá. El gobierno puede apelar a tribunales superiores.

En un resumen de los fallos, el tribunal dijo que "la seriedad extrema y la gran escala de la violencia empleada impiden" recurrir a la ley de prescripción.

En el caso de las víctimas de ejecuciones sumarias, un tribunal resolverá si los acusadores son, en efecto, hijos de los hombres ejecutados.

En el caso de las torturas, la víctima -golpeada y quemada en la cabeza con un cigarrillo- recibió una indemnización de 5,000 euros (5,450 dólares).

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...