15 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Baño de agua fría

ARCHIVO ADJUNTO

LUIS F. SALAZAR WOOLFOLK
miércoles 25 de septiembre 2019, actualizada 7:29 am


Enlace copiado

Las declaraciones vertidas por el Director de Cuencas Centrales de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) la semana pasada, ante los miembros del Consejo Lagunero de Iniciativa Privada (CLIP), cayeron como balde de agua helada sobre el proyecto de potabilizar el agua del Río Nazas, para consumo en las ciudades de la Comarca Lagunera.

De acuerdo a información difundida por El Siglo de Torreón, el Ingeniero Oscar Gutiérrez Santana sugiere que antes que nada, los organismos operadores del suministro de agua potable en la región trabajen en la "percepción que tienen de ellos los ciudadanos, en el sentido de que son ineficientes" y enseguida, advierte que "pudieran transcurrir tres años para concluir el proyecto", tiempo que los sistemas deben aprovechar para que "realicen un estudio técnico para rehabilitar las líneas de conducción". Enseguida el funcionario federal aconseja a los sistemas operadores, que después de limpiada su imagen y transcurridos los tres años de planeación, "se solicite el financiamiento para reparar las líneas de distribución" porque a su decir, "no tiene caso traer agua si se va a continuar con la inercia del desperdicio…".

El regaño del encargado de CONAGUA condiciona el proyecto de potabilizar el agua de las presas regionales a la solución de otros problemas, que si bien tienen que ver con el mismo tema del suministro de agua, no guardan entre sí una relación secuencial de causa a efecto y por su propia naturaleza, deben ser atendidos y resueltos en forma simultánea, y por separado de la obtención de una fuente distinta a la extracción de agua del subsuelo.

No es extraño que algunos de los empresarios que asistieron a la reunión hayan considerado las declaraciones del funcionario como burla, en virtud de la propuesta de un calendario que patea el bote de la planeación a tres años. Tampoco es raro que frente a las palabras de Gutiérrez Santana, el público reclame que sobre las pocas obras que se hacen en el área conurbada de la Comarca Lagunera, pesa la maldición del tiempo indeterminado y del costo indefinido en su realización, como ocurre con el Metrobús.

Si bien hay quien dice que las comparaciones son odiosas, resulta obligado citar el caso del Acueducto Independencia en el Estado de Sonora, mediante el cual el gobierno panista de Guillermo Padrés consiguió surtir a la ciudad de Hermosillo setenta y cinco millones de metros cúbicos anuales de agua de la Presa Plutarco Elías Calles (El Novillo), que contiene las aguas del Río Yaki en la Sierra Madre Occidental, con lo que se resolvió un problema histórico de desabasto de agua en la capital de aquella entidad federativa.

El gobernador Padrés anunció el proyecto a principios de 2010; el mes de diciembre de ese mismo año inició la construcción del acueducto, con una tubería de conducción de cincuenta y dos pulgadas de diámetro, y una longitud de ciento treinta kilómetros, el doble de lo que se requiere para traer agua de la Presa Francisco Zarco (Las Tórtolas), a nuestra zona metropolitana.

Después de enfrentar la oposición y hasta el sabotaje por parte de diversos factores reales de poder que politizaron el tema, el acueducto fue concluido y comenzó a surtir agua potable a los hermosillenses en abril de 2013, dos años cuatro meses después del inicio de la obra, que tuvo un costo de tres mil setecientos treinta y seis millones de pesos.

La construcción del Acueducto Independencia en el Estado de Sonora, es un ejemplo de que el ingrediente esencial de toda obra pública es la voluntad política y en el caso, si como asegura el presidente López Obrador, su gobierno tiene la voluntad de resolver el problema del abasto de agua potable en La Laguna, lo primero que debe hacer es poner como delegado de CONAGUA, a un funcionario comprometido con el proyecto.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...