20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

El lagunero Arturo Gilio pisa fuerte en España

Está próximo a debutar en 'La Misericordia'

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, sábado 14 de septiembre 2019, actualizada 1:53 pm

Enlace copiado

A base de entrega, compromiso y pasión por la tauromaquia, el lagunero Arturo Gilio Quintero está "pisando fuerte" en España, recién debutó como novillero con caballos y le esperan citas muy importantes en renombradas plazas.

Hace tres años, Arturo emprendió el viaje hacia territorio europeo, con la intención de "empaparse" en el mundo del toro y crecer como novillero, pero también como persona, lo cual ha logrado a la par de la madurez. Apenas el pasado fin de semana, el joven lagunero debutó como novillero con caballos en España, actuando en la localidad de Laguna de Duero, Valladolid, donde abrió la puerta grande y salió a hombros tras cortar dos orejas, experiencia que compartió en exclusiva con El Siglo de Torreón, así como sus próximas citas en plazas de categoría.

AL TORO "POR LOS CUERNOS"

Entrevistado vía telefónica, "Arturillo", como le llaman sus allegados, confesó la manera en que fue llamado para debutar con picadores en España, pues no estaba programado en esa novillada, pero ante la cancelación de un alternante, le llegó una oportunidad que no dejó pasar: "creo que ésta es una carrera de entrega y de estar sumamente preparado para cualquier momento y mira, me tomó en un momento en el que estaba muy preparado, estaba mentalizado, fue un debut la verdad muy bonito, iniciar con el pie derecho en España hace que mantenga mucha ilusión en seguir luchando por mis sueños".

Gilio Quintero relató la manera en que le dieron la noticia de que su debut con picadores en España debía adelantarse, pues en un inicio, la cita era el domingo 15 de septiembre: "yo estaba comiendo con unos banderilleros, compañeros míos que también torean, me llamó mi apoderado, el matador Antonio Chacón y me soltó la noticia de repente, me puse muy contento de adelantar mi debut y más allá de eso, pues que se sumó una fecha más para hacer lo que me gusta, que es torear", dijo.

La primera ocasión es imposible de olvidar y para el joven espada lagunero, la experiencia de este debut ha quedado firme en su memoria: "en Laguna de Duero, en Valladolid, es una plaza muy grande, le cabían yo creo que siete mil personas, fue una novillada de Prieto de la Cal, podría decirse que es de las difíciles, de las duras y exigentes, fue una prueba más el debutar con esta ganadería y hacerlo con el pie derecho, fue mucho mejor, no estuvo fácil, pero me entregué y eso me llena más", confesó.

Iniciar su camino como novillero con caballos en España, trae consigo una mayor exigencia para el diestro torreonense, de lo que es consciente y está dispuesto a asumir el reto: "cambia mucho la exigencia, es mayor, tiene más seriedad todo, la embestida del animal, el tamaño y en especial esta ganadería, que había que estar muy dispuesto con ella y aguantar las embestidas. Ahora me toca este domingo torear en Cazorla, en Jaén, será una novillada de Couto de Fornilhos que seguramente también tendrá mucha exigencia, pero estoy contento y motivado por seguir con esta racha", adelantó.

Con todo y el exitoso debut, Arturo se mantiene sereno, sabiendo que el camino apenas empieza y el trabajo es lo primordial si es que desea convertirse en una figura del toreo: "no se ha logrado nada aún, tenemos la mira puesta mucho más alto, vamos paso a paso, siempre hay defectos por corregir y por eso, llegando de Valladolid nos pusimos a entrenar, de eso se trata, de cada día tratar de estar mejor para todo lo que se viene, no sólo para Cazorla, a donde viajaremos el mismo domingo, pues estamos muy cerca", sentenció.

GRAN OPORTUNIDAD

A base de tesón y de triunfos, Arturo Gilio Quintero se ganó una oportunidad que pinta para ser la más grande de su carrera, hasta el momento, ya que fue considerado para torear en una novillada a realizarse en la plaza de toros de Zaragoza, conocida como "La Misericordia", es uno de los escenarios taurinos más "sagrados" del planeta. El lagunero lidiará la primera novillada en la importantísima Feria del Pilar, por lo que tiene la ilusión a flor de piel: "estoy muy ilusionado, es una plaza de máxima categoría, una de las cinco más importantes del mundo, será mi primera plaza de máxima categoría, otro debut, al que voy prácticamente con nada, pues apenas tengo dos novilladas acá en España y trataré de llegar muy mentalizado a esa mañana, que tiene que ser el trampolín para Arturo Gilio, es una apuesta muy importante y muy bonita".

Después de torear el 6 de octubre en Zaragoza, le espera a Gilio una segunda cita en la Feria de Acho, en Lima, Perú, la más importante de Sudamérica, otra cita que refleja el gran momento que vive el lagunero: "vuelvo a Lima el 27 de octubre, con mucha ilusión en lo que se viene para mí, veo que cada día está más cerca la posibilidad de cumplir mis sueños. Después de Perú viajaré a México para terminar ahí el año, esperando que salgan oportunidades, junto con mi apoderado. Vamos paso a paso y espero que no esté muy lejos el día de dar el paso tan importante de tomar la alternativa, pero quiero llegar a eso con mucha preparación para no defraudar a nadie, mucho menos a mí mismo", advirtió.

El mayor sueño de Arturo Gilio Quintero, sigue latente, pues mantiene la ilusión de que sea derogada la prohibición taurina en Coahuila, para torear en donde nació su pasión por la tauromaquia: "recuerdo al Coliseo Centenario y se me pone la piel chinita, todo empezó en esa plaza, ahí tomé por primera vez una muleta, me puse por primera vez frente a una becerra, crecieron mis sueños, mis miedos y deseo que tarde o temprano se puedan dar corridas de toros para que Arturo Gilio pueda debutar en su casa", finalizó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...