15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y Rumores

EL AGENTE 007
sábado 07 de septiembre 2019, actualizada 7:51 am

Enlace copiado

Según los expertos en el hueso, para poder vivir en el acierto es mejor adelantarse al futuro, y como a quien se le acabará su reinado en próximos días es al presidente estatal del PRI en la provincia de Coahuila, Rodrigo Fuentes Ávila, de acuerdo con nuestros subagentes, se rumora que organizará tremendo merequetengue para cerrar con broche de oro su mandato, el cual, a decir de él, estuvo lleno de fracasos… Perdón, éxitos rotundos, entre los que don Rigo presume que “cuando menos” el tricolor pudo mantener la gubernatura; aunque su calificación al frente del revolucionario institucional no es algo que le quite el sueño, pues según los subagentes, disfrazados de cuadros de la alta esfera tricolor, el propio Fuentes Ávila grita a los cuatro vientos que la mesa está servida para irse a despachar a su nuevo puesto desde la capirucha del smog.

Y es que, querido lector, don Rigo dice que ahora cosechará lo que sembró, pues gracias al buen papel que desempeñó para su único jefazo y amigazo Rubén Moreira, presume que este le tiene ya un hueso con mucha carnita en una de las comisiones más importantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI; sin embargo, los que saben el teje y maneje de la política aseguran que más que tratarse de un premio será una salida digna, pues el objetivo es mantenerlo alejado de Coahuila luego del daño irreparable que ocasionó dejando al partido prácticamente convertido en un cadáver. Mientras tanto don Rodrigo ya tiene sus maletas preparadas para irse a radicar a chilangolandia, eso sí, no sin antes dejar en muy buenas manos su ostentosa hacienda ganadera que protege celosamente allá en La Flor de Jimulco, adonde llevó a festejar a los priistas que le ayudaron a inflar… Perdón, llenar las urnas durante la elección interna de su partido que llevó a la presidencia del tricolor a don Alito Moreno y Carolina Viggiano, la esposa de su jefe Rubén Moreira.

Y mucho alboroto ha causado el primer informe de gobierno de la Cuarta Transformación encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, nuestros subagentes, disfrazados de reporteros mañaneros, nos informan que quienes han tenido un año completamente gris son los honorables diputados federales de Coahuila por Monera. Y es que a un año de haber entrado en funciones, los expanistas Luis Fernando Salazar, José Ángel Pérez y Javier Borrego no solo han brillado por su ausencia en los distritos que les dieron el voto, sino que no han presentado y mucho menos concretado ninguna iniciativa relevante y trascendental en beneficio del estado; y es que, de acuerdo con los subagentes, esto es algo que ya se veía venir, pues dicen que el “Hooligan” Salazar anda más ocupado en la grilla interna del partido morenista para competir con sus adversarios, entre ellos el regidor Ignacio Corona, y ser el bendecido con la candidatura para la alcaldía de Torreón; mientras que por su parte José Ángel Pérez fue exhibido hace poco por un medio de comunicación televisivo como el diputado federal más faltista de San Lázaro; y finalmente Javier Borrego anda en todos los procesos electorales habidos y por haber sin importarle dejar “tirada la toalla” de su curul, por lo que al parecer el estado quedó en orfandad sin nadie que vea por un aumento en su presupuesto y solo le queda preguntar como en el Chapulín Colorado “Oh, y ahora ¿quién podrá tramitar nuestros apoyos?”.

La cosa es que dicen que el expanista Luis Fernando Salazar tiene más manos en Acción Nacional que en el propio Movimiento de Degeneración… Perdón, Regeneración Nacional, a tal grado que junto al cartucho quemado... Digo, exalcalde, senador, diputado, funcionario, eterno candidato, etcétera, etcétera… Guillermo Anaya, prepararon un extraño documento para expulsar del PAN a esos deshonrosos militantes que se cambiaron de partido, aunque la mayoría hubiera huido hace mucho tiempo, como el superdelegado Reyes Flores Hurtado y el regidor de Torreón, Ignacio Corona, junto a otra veintena de blanquiazules que abandonaron el barco. Obviamente el único que no aparecía en la lista era don Luis Fernando, ya que, según nuestros subagentes, metidos en el recontraespionaje, don Memo, con tal de volver a pegarse de la ubre, está fraguando una alianza con Salazar para estar en la próxima administración municipal, sea con el PAN o con Morena. Incluso don Luis Fernando ya presume una encuesta que le hizo la misma casa que trabajó para el excandidato presidencial Ricardo Anaya, encuesta que perfila a don Luis Fernando como el más popular, más fitness, más cool y más todo de Morena en Torreón, muy por encima de José Ángel Pérez y Reyes Flores, sin incluir, claro está, al regidor Nacho Corona.

No tiene ni una semana de estrenada la nueva administración municipal de la hermana república de Gómez Palacio y la grilla ya se empieza a sentar mucho más rápido que los funcionarios en sus oficinas. Nuestros subagentes, disfrazados de archivo muerto, nos comentan que Estrella Morón García, la regidora más morenista del PRI en el cabildo de Gómez, ha sido la ‘ganona’ al quedarse frente a las comisiones más importantes del Ayuntamiento, incluso por encima de los propios ediles de la Cuarta Transformación, algo que hizo prender algunos focos rojos al interior del casi extinto tricolor, porque dicen en los pasillos que se cocina una posible traición, o cambio de partido; por lo que no es de sorprender si en algunas semanas doña Estrella da la nota y no por su trabajo, sino por cambiarse de camiseta. La cosa es que a la regidora la ven más en reuniones del partido en el poder que en las del que la sentó en el cabildo, incluso hasta prefiere comer con sus compañeros de Morena que con los pocos priistas, además de muy cercana a la alcaldesa Marina Vitela. Por cierto, a quien le han puesto más obstáculos que en carrera de olimpiada es al regidor del PRI, Francisco Bardán Ruelas, al que apenas si le dieron la Comisión de Inclusión Social y lo están considerando para que presida la Comisión de Asuntos sin Importancia, bajo el argumento de que es la pieza que dejó puesta la exalcaldesa Leticia Herrera.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...