24 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

De Rebote

SE APROVECHAN

LA MESA DEPORTIVA
TORREÓN, COAH, miércoles 14 de agosto 2019, actualizada 9:55 am


Enlace copiado

Finalizaron los Juegos Panamericanos de Lima 2019, y la delegación mexicana tuvo una sobresaliente actuación, rompiendo algunas marcas, como la de más medallas de oro ganadas en justas de este tipo cuando se celebran fuera de nuestro país.

En Mar de la Plata 1995 se habían conseguido 23 preseas doradas, y ahora en Lima, la delegación mexicana conquistó 37, y se quedó a sólo 5 de igualar el máximo de 42 que se ganaron en Guadalajara 2011. Lo que sí se rompió fue la marca de más medallas conseguidas, al ganar 136, superando las 133 que se lograron en 2011.

Y como suele pasar la mayoría de las veces, los políticos se “colgaron” de este logro. No había pasado ni un día de la finalización de los Juegos, y ayer, en la “mañanera” de Andrés Manuel López Obrador, apareció Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), y antes de rendir su informe de resultados, le dio al presidente una medalla conmemorativa y un peluche de la mascota de los Juegos, “en agradecimiento del esfuerzo que hace por apoyar económicamente al equipo”.

Cabe destacar que antes de la competencia, y durante la misma, varios atletas mexicanos de alto rendimiento se quejaron de la reducción de las “becas” que les otorgaba la Conade para competir y entrenar, de hecho algunos medallistas lo hicieron público durante la justa de Lima.

El judoca Nabor Castillo, quien es medallista de plata panamericano, y quien se quedó cerca de ganar medalla en Lima, reclamó en junio, vía Twitter, una rebaja a su “beca” de 5 mil a 2 mil pesos mensuales ya estando clasificado a Lima 2019, y también mencionó que “recibo menos que los ninis, qué tristeza”. Ayer, Guevara mencionó que “los atletas no se logran de un día para otro, en estos ocho meses de trabajo que hemos tenido, ha sido titánico tener que remover a este elefante reumático, y tener que mermar todo el huachicoleo deportivo que existía”.

En cierta manera, Guevara tiene razón, un atleta de alto rendimiento no se hace de la noche a la mañana, pero tampoco se hace en 8 meses. Este tipo de atletas tienen muchos años entrenando varias horas al día para poder alcanzar el nivel y poder asistir a este tipo de justas, así que no es válido que se “cuelguen” de las medallas que se obtuvieron en Lima.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...