09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Retador Innovaciones, proveedor favorito de González Achem

Compraron a empresa "fantasma" más de medio millón de pesos

DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DGO, domingo 11 de agosto 2019, actualizada 8:58 am

Enlace copiado

En el último semestre del 2018 el Ayuntamiento de Lerdo pagó por lo menos medio millón de pesos a una empresa proveedora "fantasma" a través de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, además, el director de la citada dependencia, Luis Gerardo Mauricio Núñez, dispuso en ese mismo año de 3 millones 585 mil 594 pesos que recibió a título personal por parte de la Tesorería Municipal en pago de reposiciones de gastos hechos directamente por él, "de su bolsa", correspondientes a compras realizadas de forma discrecional y pasando por alto todos los procesos administrativos legales a los que un gobierno debe ajustarse al momento de realizar una adquisición.

Este tipo de transacciones no pueden ejecutarse sin autorización previa de alguna autoridad superior a la del propio director porque se omiten todos los pasos a seguir a los que está obligado el Ayuntamiento al momento de realizar una compra, adquisición o contratación gubernamental.

Luis Gerardo Mauricio Núñez ya era proveedor de la Presidencia Municipal de Lerdo en 2018, antes de recibir, en mayo de ese mismo año, su nombramiento como director de Servicios Públicos Municipales.

En 2018 Mauricio Núñez cobró como proveedor del Municipio por contratos de obras y servicios otros 3 millones 44 mil 522 pesos según reportes de la Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE) correspondiente a trabajos realizados antes de ser nombrado funcionario.

Fue a través de la empresa Retador Innovaciones que se especializa en fabricar objetos o estructuras de metal, acero al carbón, figuras decorativas, emblemáticas o artísticas en corte plasma, que junto con su socio, Luis Martín Gallegos Andrade, han realizado múltiples trabajos como proveedores tanto para la Presidencia Municipal de Lerdo como para otros gobiernos municipales.

Algunos de los más visibles son todos los jueguitos o aparatos de ejercicios de las plazas de Lerdo que tienen su marca "Retador". También son los responsables de colocar las enormes letras con los nombres de los municipios como Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, Durango, Vicente Guerrero, entre otros, así como la estructura artística de los Héroes de la Patria del paso Desnivel 11-40 de Gómez Palacio, las sombras colocadas sobre las bancas de la plaza principal de Lerdo, las letras del Parque Victoria, la estructura de la entrada del Museo del piloto aviador Francisco Sarabia, las techumbres de varios espacios públicos, tambos de basura para el Municipio de Torreón, techumbres, entre otras estructuras.

No obstante, fue la propia Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE) la que señaló que Luis Gerardo Mauricio Núñez, había recibido ya además como director en funciones una cantidad que suma 3 millones 600 mil pesos por concepto de "reposiciones del departamento que dirige".

Estos recursos le fueron repuestos por la Tesorería Municipal al director y no pasaron desapercibidos en la auditoría realizada a Lerdo por el Gobierno de Durango.

Así, teniendo una liquidez personal para poder pagar de su bolsa unos 600 mil pesos en promedio al mes y resolver de inmediato las necesidades de compras o contrataciones de servicios del Ayuntamiento (aunque después se los reponga el Ayuntamiento) el funcionario ha desempeñado desde el año pasado a la fecha su encomienda como servidor público con un sueldo asignado que no supera los 40 mil pesos mensuales.

Los 3 millones 600 mil pesos repuestos al servidor público fueron una cantidad detectada por la EASE pese a que este órgano no revisa la totalidad de los montos ejercidos en cada Dirección, sino solo una muestra, un porcentaje al azar del total de las transacciones ejecutadas en un año.

Así, la EASE hizo la observación al Ayuntamiento señalando directamente al director de Servicios Públicos Municipales ordenando: "Implementar mecanismos de control interno que limiten esas prácticas que carecen de transparencia con el único fin de maximizar las políticas de comprobación y ejecución correcta de los recursos", cita el documento enviado al Congreso del Estado de Durango. ¿Cómo pudo el director de Servicios Públicos hacer compras directas por tres millones 600 mil pesos en menos de 6 meses sin una licitación ni un contrato de por medio?

De antemano, todos los directores municipales de Lerdo están obligados a respetar tanto la Ley de Adquisiciones como la Ley de Responsabilidades Administrativas por lo que un funcionario municipal no puede ser proveedor del municipio porque se presta a situaciones de conflictos de intereses y actos de corrupción. También los reglamentos internos, en este caso el Manual de Adquisiciones señala que para evitar justamente que se presenten casos como el expuesto, se debe seguir una serie de pautas... que no siguieron en Lerdo.

FUNCIONARIO 'CONSENTIDO'

El procedimiento, según el Manual de Adquisiciones, que debe seguir todo funcionario municipal cuando requiere surtir algún material o contratar algún servicio sería primeramente realizar una requisición, luego llevarla al departamento de Adquisiciones que a su vez pide la cotización con diferentes proveedores dados de alta en el padrón del municipio, más tarde se determina cuál es la mejor opción con base a las propuestas técnicas y económicas, lo que debe ser autorizado por la Tesorería Municipal y de lo cual se da vista al presidente o presidenta municipal según corresponda, finalmente tras la realización de los trabajos, que además deben ser solventados, se paga al proveedor con un cheque o con una transferencia.

Regularmente los proveedores de los gobiernos municipales o estatales tardan meses en que les paguen sus servicios por cuestiones burocráticas, pero no así al funcionario de la Dirección de Servicios Públicos para quien la celeridad en los procesos fue prioridad para la administración.

Lo que hizo el director de Servicios Públicos fue saltarse todos los pasos anteriores durante los últimos 6 meses del 2018. Pudo ir a comprar lo que consideró necesario, al precio que consideró justo en la tienda o proveedor que él eligió y sin ningún órgano que revisara el proceso. Luego, las facturas que presentó en la Tesorería Municipal le fueron pagadas sin objeción, privilegio del que no gozan otros directores municipales.

Adicionalmente, la recomendación que hacen los órganos estatales de Durango que revisan las finanzas municipales durante los cursos otorgados a funcionarios municipales encargados y/o que tienen que ver con la correcta aplicación de los recursos públicos, indican que se deben hacer contratos de compras cuando se trate de cantidades que rebasen los 100 mil pesos. En todos los casos, salvo en uno, la Dirección de Servicios Públicos cuidó el aspecto de no rebasar el límite sugerido y así no tener que celebrar contratos de compras.

De esta forma, fueron 3 millones 349 mil 122 pesos los que corresponden a 51 pagos que van de los 6 a los 105 mil pesos en el periodo de junio a noviembre del 2018, facturas pagadas directamente por Tesorería al director de Servicios Públicos Municipales con recursos del el Ramo 28, que es el fondo transferido a las entidades federativas y a los municipios, correspondientes a las participaciones en ingresos federales.

Otros 235 mil 472 pesos fueron pagados de la misma manera al director a través de Forfin (Fortalecimiento Financiero) correspondientes a 6 pagos también en cantidades que van de los 8 a los 57 mil pesos, esto a partir de julio del 2018 y hasta agosto de ese mismo año, cuando ya era funcionario, situación que fue observada por la EASE quien le solicitó directamente comprobaciones de gastos y: "Justificar por escrito por qué se hacen reparaciones por medio de caja chica, cuál es el monto de la caja chica en este departamento a cargo del funcionario y especificar los lineamientos para considerar gastos directos y no llevar a cabo el procedimiento de compra por medio del Departamento de Adquisiciones y que no se llevan bitácoras de las unidades reparadas", cita la observación de la EASE en el documento enviado al Congreso de Durango.

3

MILLONES

585 mil 594 pesos

recibió por parte de la Tesorería el funcionario a título personal en pago de reposiciones.

EMPRESA 'FANTASMA'

Se le conoce coloquialmente como empresa "fantasma" a una sociedad que se utiliza ilícitamente para realizar operaciones empresariales simuladas y que no tiene activos reales o constituyen fachadas corporativas que tienen por única finalidad defraudar o evadir la aplicación de la ley.

El Ayuntamiento de Lerdo pagó la cantidad 563 mil 296 pesos a una empresa que no está donde dice estar, pues el domicilio fiscal que aparece en las facturas pagadas de manera vertiginosa por la Presidencia, no corresponde a un negocio o una ferretería sino a una casa-habitación.

Se trata del proveedor que aparece con el nombre Yacquelin Sharajai Mendoza Valdés, quien factura a la Presidencia Municipal de Lerdo con el domicilio ubicado en Paseo Jacarandas N° 102 Norte de la colonia, Villa Jacarandas, en Torreón, pero ahí no hay nada más que una casa.

El Siglo de Torreón pudo corroborar que en dicho domicilio no hay un negocio de ningún tipo sino una casa habitación que a través de los últimos años ha tenido algunas modificaciones principalmente en la fachada para proteger la vivienda, misma que está habitada.

Yacquelin, con ese domicilio, emitió 19 facturas que equivalen a más de medio millón de pesos en pagos que van desde los 17 hasta los 37 mil pesos. Esto en un lapso de 45 días que corre a partir del primero de septiembre del 2018 al 15 de octubre del mismo año.

A esta empresa cuyo domicilio fiscal no corresponde a su actividad, se le compró según las facturas: cemento, pintura, fotoceldas para luminarias LED, material eléctrico, mantenimiento de una desbrozadora, hidróxido de calcio, entre otras cosas, incluso a este mismo proveedor se le habría pagado la rehabilitación del bulevar Las Cruces.

Adicionalmente el mismo proveedor Yacquelin (RFC MEVY9210173R6) al parecer no tiene muchos otros clientes además de la Presidencia Municipal de Lerdo a quien expidió las facturas prácticamente seguidas en serie: 145, 146, 148, 149, 150, 151, 153, 154, 156, 157, 160, 163, 166, 169, 170, 171, 170, 175 y 176. Estos gastos no fueron acompañados de un recibo electrónico de pago, la requisición u órdenes de compra.

PROVEEDOR AÚN

El director de Servicios Públicos Municipales, o al menos la empresa, que comparte con su socio Luis Martín Gallegos Andrade, no ha dejado de ser proveedora del Municipio, pues de junio del 2018 a diciembre de ese mismo año se le pagó un millón 476 mil 364 pesos por concepto del suministro e instalación de nomenclaturas en Lerdo tanto en su primera como en su segunda etapa.

El Siglo de Torreón ya antes había cuestionado al funcionario con respecto del proveedor o proveedores de estas nomenclaturas, pero Luis Gerardo Mauricio Núñez dijo que no tenía conocimiento de quién era el proveedor.

Las nomenclaturas fueron criticadas por la ciudadanía y por ediles de oposición por varios aspectos, primero porque se equivocaron en los nombres de varias de ellas, el más evidente fue el caso de la calle Chihuahua a la que bautizaron como "Chiuahua" por lo que tuvieron que ser repuestas.

Las nomenclaturas tampoco cumplieron con la Norma Oficial Mexicana NOM-034-SCT2-2011 que indica los requisitos generales que han de considerarse para diseñar e implantar el señalamiento vial de las carreteras y vialidades urbanas de jurisdicción federal, estatal y municipal, y establece las características que deben tener como que los tableros de las señales de nomenclatura deben ser rectangulares, con las esquinas redondeadas y tener la leyenda en ambas caras, entre otras que no tuvieron las colocadas en Lerdo.

Gallegos Andrade, socio del hoy director, también fue proveedor del Ayuntamiento de Gómez Palacio en la pasada administración municipal, obteniendo varios contratos mediante adjudicación directa a nombre de la empresa Retador: uno por 450 mil 711 pesos en noviembre del 2013 y una cantidad igual en diciembre del 2014 mientras que en 2015 tuvo a su cargo la obra de la habilitación de la Deportiva Rosa Laguna y según el reporte de Obras y Adquisiciones de Gómez Palacio correspondiente al 2015, la segunda de las tres empresas invitadas a este concurso por adjudicación directa fue el proveedor Yacquelin Sharajai Mendoza Valdés.

En el caso de Lerdo los regidores de oposición ya habían cuestionado si el director seguía siendo proveedor, lo que quedó asentado en el acta de Cabildo número 90 del jueves 02 de agosto del 2018 pero la alcaldesa, María Luisa González Achem, hizo uso de la voz en la citada sesión y aseguró: "Hay una denuncia hecha en Contraloría, salieron documentos oficiales que no tendrían por qué haber salido, aquí todo se maneja con transparencia, cuando invitamos al 'Retador' a trabajar en la Dirección de Servicios Públicos, quedó claro que ya no podíamos darle ningún contrato para ser proveedor, porque ya iba a ser director, él me dijo no importa, me preguntó: ¿Puedo ser proveedor de otros Ayuntamientos?, y no tuve inconveniente, si a él se le debía por trabajos anteriores se le tiene que cubrir ese adeudo, a partir de que entró de director ya no se le ha vuelto a pedir ningún otro trabajo, quien guste puede checar en Hacienda".

No obstante, el millón y medio de pesos que costaron las nomenclaturas se estuvieron pagando durante toda la segunda mitad del 2018 cuando ya era funcionario, hasta en diciembre de ese mismo año y durante ese periodo estuvieron siendo colocadas pues se realizó en varias etapas contratadas una a una.

DEFICIENTES

La necesidad de mejorar los servicios públicos, principalmente, la recolección de basura y el alumbrado fue una de las principales solicitudes de los lerdenses desde el 2017. De hecho, en febrero del 2018, el Ayuntamiento mandó realizar con la empresa Retador, 60 carritos de lámina de color verde con la leyenda "Por un Lerdo Limpio", con un costo de 12 mil pesos cada uno.

No obstante, pese a los esfuerzos de la administración municipal, las quejas por el descuido en la ciudad siguieron en aumento y para el presente año, 2019 la inconformidad se generalizó, ante lo cual la alcaldesa María Luisa González Achem aseguró que se trataba de revanchas políticas contra su gobierno. Las voces no cesaron y la percepción de contar con servicios públicos deficientes aumentó tanto, que incluso fue tomada como bandera por parte de los candidatos de los diferentes partidos a la Presidencia Municipal de Lerdo en la pasada elección a la Alcaldía, considerándola todos- los 8 candidatos- como eje central de sus propuestas de campaña para ganarse el voto ciudadano.

OBSERVACIONES

Las observaciones realizadas por la EASE, de las que tienen conocimiento ya las autoridades municipales, deben estar siendo o ya haber sido solventadas en lo que respecta a las reposiciones de recursos mediante la comprobación de facturas. En los informes de la EASE no se observó que el domicilio fiscal de uno de los proveedores de la Dirección de Servicios Públicos y por ende de la Presidencia no corresponde a la actividad económica comercial que asegura realizar. Tampoco que casi todas sus facturas fueron expedidas únicamente a la Presidencia de Lerdo durante 45 días, tratándose de un negocio de venta de pintura, cemento y otros servicios.

Contratos

563

MIL

296 se le pagó a una empresa, cuyo domicilio no corresponde a un negocio sino a una casa.

/media/top5/lalaguna0retadorfavoritodegonzalezachem23086382jpg.jpg /media/top5/lalaguna0retadorfavoritodegonzalezachem23085903jpg.jpg /media/top5/lalaguna0retadorfavoritodegonzalezachem23085902jpg.jpg
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...