21 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

"México es federalista únicamente en el papel"

JUAN ARVIZU
sábado 10 de agosto 2019, actualizada 7:45 am


Enlace copiado

El presidente de la Comisión de Federalismo y Desarrollo Municipal del Senado, Samuel García Sepúlveda (MC), establece que es urgente "un quiebre" del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, porque más pronto que tarde "va a tronar" el esquema actual en el que estados como Nuevo León, Chihuahua, Jalisco o Querétaro llevan 40 años manteniendo a Chiapas, Guerrero y Oaxaca, que no tienen para cuándo salir de sus problemas.

Dice que es urgente una reforma hacendaria que revise ingresos, gastos, distribución, federalismo, patrimonio, deuda, rendición de cuentas y castigo a la corrupción.

Sostiene que de ese nuevo orden se generarían 2 billones de pesos anuales, y con ello la oportunidad de cubrir la seguridad social de todo el país y la educación de las nuevas generaciones.

"La gran tragedia de México es que vivimos en una nación federalista en el papel, pero centralista en los hechos", dice Samuel García Sepúlveda, integrante de la bancada de Movimiento Ciudadano (MC), de 31 años de edad, con licenciatura en Derecho y Finanzas, maestría en Derecho Público y doctorado en Política Pública y Administración Pública; con dos libros de investigación: "Federalismo Fiscal y La Gran Reforma Fiscal de los Mexicanos", y un antecedente singular: de diputado local en Nuevo León, donó su dieta; trabajó gratis.

Ante la gama de problemas que tiene la sociedad, ¿qué hacer para que haya un federalismo fiscal justo?

- A diferencia de políticos que dicen que la gran tragedia de este país es la corrupción, la inseguridad, yo siempre he manifestado que la gran tragedia es que vivimos en una nación federalista en el papel, pero centralista en los hechos. Es un federalismo de mentiras.

¿HAY CENTRALISMO?

- El federalismo es flexible, pero hay dos cosas que no permite, porque es contra natura, centralismo y falta de contrapesos.

Cuando un país dice que es federalista, pero actúa de manera central y no tiene contrapesos -la 4T, de veras, lo que tenemos ahorita-, estás en el peor de los dos mundos, porque no hay orden, no hay claridad, no hay rendición de cuentas, no se redistribuye la riqueza y, lo más lamentable, no se ejecutan las tareas que cada orden de gobierno debe hacer.

¿Y EL FEDERALISMO FISCAL?

- Federalismo fiscal no existe en México. Desde la Constitución debe quedar muy claro quién cobra qué y para qué.

En cualquier otro país nórdico, federal, el ciudadano sabe claramente para qué paga un impuesto, para que cuando no le des un servicio, te hacen un borlote.

Aquí en México es todo lo contrario. Nadie sabe qué paga; lo que sabemos es que nos exprimen. Nadie sabe dónde termina y nadie sabe quién es el responsable, porque hemos sido un desastre de país.

¿EL EJECUTIVO ACAPARA RECURSOS?

- En México, con la dictadura del PRI, el Presidente agarró todo y, de manera discrecional, sin justificación, él dice: 'Yo me quedo con 80%, y sólo voy a dar 20% a 32 entidades federativas y háganle como puedan, y tienen que darle 4% a 2 mil 500 municipios'.

¿QUÉ LE LLEGA A LOS ALCALDES?

- Sólo 4%. Ni para la nómina. Los estados, todos, están doblados, hincados a lo que diga el Presidente. Ahí tienes al "Bronco" [Jaime Rodríguez Calderón], por ejemplo, con Andrés Manuel López Obrador, hincado. Y no puede decir nada, porque si no, llega lo de los penales y lo de la presa y [tiene el riesgo de] salir como el peor gobernador de la historia de Nuevo León.

Hay un superpresidente y cree que desde el centro de su oficina va a resolver todos los problemas, el sargazo de Cancún, la migración de Tijuana, el Cártel Jalisco. ¡Es imposible!

¿EL FEDERALISMO ES LA OPCIÓN?

- El federalismo busca la unión de estados para que tengan posibilidad de resolver sus broncas desde lo local y ciertas materias delegarlas a un hermano mayor, la Federación, porque puede, por ejemplo, en el tema de Aduanas, administrarlas mejor.

¿QUÉ SE REQUIERE?

- Requerimos un orden desde la Constitución, que esa es mi primera tesis doctoral, decir bien claro qué orden de gobierno cobra qué.

Y cambiar la famosa gobernanza tradicional a una gobernanza que se llama de agencia-cliente.

El ciudadano es el cliente que paga por un servicio, y tú, gobierno, eres el agente que a cambio de esa lana se lo vas a dar.

¿QUÉ IMPLICA LLEVAR A CABO UNA REFORMA HACENDARIA?

- Alienar de una forma paralela ingresos, gastos, distribución, federalismo, patrimonio, deuda, rendición de cuentas y castigo a la corrupción.

Son ocho ejes y todos tienen que ver con el dinero, con nuestro dinero, y si no están alineados no sirven de nada.

Por ejemplo, si el neoleonés sigue pagando un alto ISR, pero van 40 años que ese impuesto termina en Chiapas, voy a buscar la manera de evadirlo, porque no me está redituando. Peor, si un mexicano ve las casas de los Lozoya, Duarte, Peña Nieto, menos

Los ocho ejes tienen que ir de manera paralela. Primero, determinar qué impuesto se cobra, cómo los voy a distribuir entre la Federación, estados y municipios, que se ejerzan de manera correcta, sin duplicidad, sin subejercicio, sin pagar pura deuda.

¿EL TEMA DEL PATRIMONIO?

- El Estado como nación tiene mucho patrimonio: empresas paraestatales, bienes de dominio público, parques, edificios. Somos el único país que no tiene un inventario de nuestros bienes, que pudieran ser rentados, usufructuados o vendidos, y terminan siendo de posesionarios, de la CTM, de favores políticos, de ejidos, y ahí se nos va casi un billón de pesos.

Esa es la propuesta que queremos hacer, una reforma hacendaria, modificar los ocho ejes al mismo tiempo, todos alineados para mejorar las finanzas del país.

¿ES POLÍTICAMENTE POSIBLE ESA REFORMA? ¿ES CONVENIENTE?

- No nada más conviene, urge. A México le quedan 12 años de boom demográfico. Si no nos ponemos las pilas, vamos a ser un país en vías de desarrollo para siempre, con muchos ancianos.

Hoy tenemos la oportunidad. Desgraciadamente la 4T no está aprovechando el boom demográfico ni su boom democrático.

Yo veo mucho retroceso, muchos errores, no se toca ninguno de estos temas. Se están desapareciendo avances, instituciones, programas.

En este libro, "La Gran Reforma Fiscal de los Mexicanos", detallo con evidencia, como dice [Carlos] Urzúa, no con ocurrencias, que si nos ponemos las pilas, el país puede recaudar otros 2 billones de pesos adicionales. Con 2 billones de pesos por año, ya el problema de Pemex es peccata minuta.

¿CÓMO SALE ESA CUENTA?

-Si logramos rentar todo el patrimonio es casi un billón de pesos; renegociar la deuda con tasas reales, no infladas, 300 mil millones; si logramos ir por el outsourcing falso y sindicatos blancos, 300 mil millones. De puro diferimiento de la consolidación fiscal son 300 mil millones; offshore, Panamá Papers, corrupción...

La hay. No la están cobrando o porque no saben, no quieren, no pueden. Y la poquita que recaudan, mal desparramada, mucha robada, y no se diga triplicada.

¿HAY CONCIENCIA DE QUE EL PRESIDENTE PUEDA BAJARSE DE 80%?

-Es una de mis propuestas. En Suiza, la Federación se queda con 40%; en países más moderados, 50%.

Propongo como mínimo para que respiren los estados: 70% para la Federación; 25% o 20% para los estados y 5% o 10% para municipios.

Si esto no sucede estoy previendo un quiebre del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, y si ocurre, le va a ir peor al gobierno federal.

¿QUÉ LES PROPONE?

-Usen la cabeza. Negocien. Vamos a mediar, déjennos respirar, porque si un estado entra en default (insuficiencia para pagar deuda), se vienen ocho seguiditos. Efecto dominó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...