21 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

Limosnero y con garrote

COLUMNA PÓSTUMA DE JUAN RECAREDO
viernes 09 de agosto 2019, actualizada 8:32 am


Enlace copiado

Cuando alguna persona nos pide un favor o que le ayudemos en algo, pero luego se nos pone exigente y quisquillosa respecto al favor que le hicimos, entonces nos nace decirle: "¡Uy, me saliste limosnero y con garrote!". Es que así pasa, porque a la hora de pedir, hay algunos que son muy buenos, pero después algo pasa que demuestran su verdadera personalidad y luego nos complican la vida con sus ocurrencias. "Limosnero y con garrote", es decir, que andas pidiendo limosna, primero con carita de ternura, pero luego resulta que sacas el garrote y me das un golpe con él. Pues qué malagradecido, diría yo.

Decía Theodore Roosevelt, presidente de Estados Unidos: "Habla con suavidad y lleva un buen garrote; así llegarás lejos", así como diciendo que le hables amablemente a las personas, pero si no hacen lo que tú quieres, ¡ahí les va el garrotazo! No, pues así por las buenas, con mucho gusto mister president.

Usted seguramente sabe lo que es un garrote: es un gran palo duro y de hecho ese es el significado original en francés: garrot. El policía descubre al ladrón "con las manos en la masa", robándose algo muy valioso y entonces le grita: "¡engarróteseme ahí!", o sea, que se haga duro como piedra… o como un garrote, o sea, que no se atreva a moverse porque si no, le dispara… si es que trae pistola porque es policía mexicano. También, cuando hace frío, sentimos que se nos engarrotan las manos y los dedos, o sea, que se nos entumen, y eso aplica para cualquier parte del cuerpo que se pueda entumir…

En los restaurantes existe el garrotero, que es el puesto más bajo en la jerarquía de servicio. Es un mozo que sirve de asistente para los meseros y que se encarga de algunas cosas como arreglar los manteles, colocar la vajilla, lavar platos y otras actividades que no dejan de ser muy importantes. ¿Y de dónde viene el llamarles así? Esa se la debo, pero en cuanto la encuentre se la comparto. Según la Real Academia Española, en Cuba el garrotero también es aquella persona que presta dinero a corto plazo y cobra un interés muy alto, o sea, que es algo así como lo que nosotros conocemos como usurero.

Garrota también se le puede decir al garrote y garrotazo es el golpe que se da con un garrote… ¡ah, pues claro! ¿Y la porra? Ah, pues esa es la que grita: "A la bio, a la bao, a la bim bom ba… el garrote, el garrote… ¡ra, ra, ra!". Bueno, sí… la porra pues es un garrote, con la característica especial de que va aumentando de diámetro a medida que se va alejando de la empuñadura.

Si a ese garrote, que en realidad es una porra, le pone usted una bola o "cabeza" al final, se convierte en una cachiporra. Se dice por ahí que antiguamente las fuerzas armadas clavaban una porra en el centro del campamento y ese era el punto de reunión. Cuando los soldados se portaban mal, los mandaban a ese lugar, por eso les decían: "¡Vete a la porra!". ¿Será?

Yo, por si acaso y antes de que alguien me mande a la porra, me despido de usted, amable lector.

Soy don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Darío Becerra: "¿De dónde viene la palabra sicario?".

LE RESPONDO:

El sicario es un asesino a sueldo. Proviene de sica, que significa "puñal" en latín, porque antiguamente con eso se asesinaba. Sicarius es el que asesina con un puñal para obtener dinero.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Un experto es una persona que sabe todo de algo y nada de lo demás.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...