18 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Cultura

NUESTRO RECOMENDADO PARA ESCUCHAR

“CHAVELA VARGAS. CIEN AÑOS”

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 08 de agosto 2019, actualizada 9:49 am


Enlace copiado

“Soy mujer brava, silvestre, lesbiana y buena”, decía la transgresora y “súper moderna” Chavela Vargas, la cantante de temas como “Macorina”, “Que te vaya bonito” o “La llorona”, nacida hace cien años en Costa Rica y fallecida en agosto de 2012 en México.

Para celebrar ambas fechas, Warner Music acaba de lanzar “Chavela Vargas. Cien años”, 40 de sus más icónicas interpretaciones, entre las que se incluyen, además de las citadas, “Nosotros”, “Volver”, “En el último trago”, “Las simples cosas”, “Paloma negra” o “Cruz del olvido”.

María Isabel Anita Carmen de Jesús Vargas Lizcano “Chavela Vargas” nació el 17 de abril de 1919 en San Joaquín de Flores, Costa Rica, y falleció el 5 de agosto de 2012 en Cuernavaca, México.

En medio, forjó la leyenda de una mujer indómita, que hizo de su vida un jorongo rojo y unos pantalones bien puestos, que no copió a nadie nunca y que hizo de cada una de sus canciones una súplica de amor desorbitado.

Emigró a México siendo una adolescente y allí vivió y se metió en las venas, decía, 45 mil litros de tequila con ayuda de sus “amigachos”. Por esa “enfermedad” estuvo “enterrada” quince años, olvidada de todos y por todos hasta que el fundador de la editorial española Turner, Manuel Arroyo, se la encontró en un oscuro local tomando y cantando “Las ciudades”, de José Alfredo.

“Yo me retiré durante más de quince años, volví y se me abrieron las puertas”, relataba la cantante sobre aquella resurrección de 1991.

Su “segundo” fallecimiento, el definitivo, fue el 5 de agosto de 2012 y se certificó tras un viaje en julio a España, que hizo para “recuperar su alma” y que la mantuvo varios días hospitalizada por el esfuerzo, al que sumó el del posterior viaje a su casa, donde ya no pudo superar una bronconeumonía.

Siete años después de su muerte, esa “máquina de emocionar” que había llegado “de un mundo raro” y que “nunca había llorado” sigue sin tener sucesores, a pesar de que ella estaba convencida de que su poder chamánico la haría reencarnarse “en muchos”.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...