17 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Piden plazo para entrar al Ejército

EFE
BAGDAD, IRAK, miércoles 31 de julio 2019, actualizada 9:16 am

Enlace copiado

Las poderosas milicias progubernamentales Multitud Popular, integradas principalmente por chiíes, han pedido al Gobierno iraquí que amplíe el plazo para su integración en las fuerzas regulares, que concluye mañana, según una orden emitida por las autoridades a principios de este mes.

En una rueda de prensa, el jefe de la Autoridad de la Multitud Popular, Faleh al Fayad, destacó hoy que la agrupación de milicias ha mandado un mensaje al primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, para pedir una prórroga de dos meses para integrar a sus milicianos y estructuras en las Fuerzas Armadas.

Al Fayad aseguró que ya han sido clausurados el departamento de reclutamiento y las oficinas de la Multitud Popular en todas las provincias iraquíes y que sus empleados fueron trasladados a otros departamentos, como "primer paso para acatar la decisión" de Abdelmahdi.

Multitud Popular se ha mostrado dispuesta a seguir las instrucciones del primer ministro y jefe de las Fuerzas Armadas, por las que las milicias tienen que ser desmanteladas, renunciar a sus nombres y símbolos y pasar a formar parte de las tropas iraquíes.

El 1 de julio, el Gobierno dio un breve plazo de doce días a las milicias y luego lo amplió hasta final de mes, y señaló que la decisión se aplicaría a todos los grupos armados, como la Multitud de los Clanes, integrado por tribus árabes suníes partidarias de Bagdad.

El Ejecutivo de Abdelmahdi señaló que aquellas milicias que rechacen convertirse en fuerzas regulares pueden constituirse en "partidos políticos sin armas".

La decisión ha sido bien acogida por algunos sectores políticos y de la sociedad, pero también ha generado temores, ya que las milicias desempeñaron un papel fundamental en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) entre mediados de 2014 y finales de 2017.

Las fuerzas del Ejército y la Policía iraquíes fueron acusadas en 2014 de no haber podido evitar que los extremistas conquistaran amplias partes del norte y el oeste de Irak, incluida la segunda ciudad del país, la norteña Mosul.

Posteriormente, todos los cuerpos de seguridad y las milicias han colaborado bajo el mando de la Comandancia de Operaciones Conjuntas en la guerra contra el EI.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...