23 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Soyuz MS-13 llega a la estación espacial

EFE
WASHINGTON, EUA, domingo 21 de julio 2019, actualizada 10:51 am

Enlace copiado

La nave rusa Soyuz MS-13 se acopló este sábado, seis horas y 20 minutos después de despegar desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), a la Estación Espacial Internacional (EEI), en una misión que homenajeó al Apolo 11 y que busca seguir allanando el camino hacia un nuevo rumbo: Marte.

Tras dar cuatro vueltas alrededor de la Tierra, el ruso Alexandr Skvortsov, el estadounidense Andrew R. Morgan y el italiano Luca Parmitano arribaron a la EEI en un viaje que coincidió con el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

La Soyuz, que despegó a la hora prevista, las 21:28 local de Kazajistán (16:28 GMT), se acopló, unos minutos antes de lo anticipado, a las 18:48 hora local de Washington (22:48 GMT), al módulo de servicio Zvezda de la estación, según confirmó la NASA en su cuenta de Twitter, que transmitió en vivo la llegada.

Para celebrar el primer aterrizaje del hombre en el satélite de la Tierra, los tres astronautas lucían en sus escafandras un distintivo especial, con un gran parecido con el original, conformado por un águila, la Luna y la Tierra, "así como tres estrellas que se leen como la cifra romana 50", según explicó el viernes Parmitano en una conferencia de prensa.

Al igual que hace 50 años, la insignia de la Soyuz MS-13 no incluye los nombres de los astronautas, porque sus resultados, como los de Apolo 11, "pertenecerán a toda la Humanidad".

La nueva tripulación llevará a cabo una caminata espacial y cumplirá un amplio programa de experimentos.

Esta es la segunda ocasión en que Parmitano se traslada a la EEI, mientras que Morgan lo hará por primera vez. Para su compañero ruso, se trata de su tercera misión.

Los tres astronautas se sumarán a la tripulación que se encuentra en la EEI desde marzo pasado: el cosmonauta ruso Alexéi Ovchinin y los astronautas estadounidenses Christina Hammock Koch y Nick Hague. Para los cosmonautas rusos el experimento más importante será Ispitatel, durante el cual deberán recibir la nave Soyuz MS-14 que en vez de una tripulación humana traerá al robot antropomorfo FEDOR.

Skvortsov y Ovchinin comprobarán en la práctica las capacidades del robot de cumplir misiones en futuras naves espaciales de transporte de "nueva generación Parmitano, quien al igual que Skvortsov permanecerá 201 días en la estación, ha denominado "Beyond" (más allá) su regreso al espacio, donde prevé realizar unos 50 ensayos, seis de ellos italianos, para probar tecnologías con los que afrontar largos viajes espaciales. "La misión se fija como objetivo estudiar novedades tecnológicas y científicas para en un futuro llegar sobre Marte, para ir más allá de la EEI", explicó a Efe recientemente Giovanni Valentini, responsable del uso de recursos de la Agencia Espacial Italia (ASI) en la estación orbital.

Por su parte, Morgan permanecerá en la plataforma hasta el 1 de abril del próximo año, es decir, 256 días.

El Centro de Entrenamiento de Cosmonautas ya ha negado que el robot vaya a realizar por el momento alguna actividad extravehicular.

Por otra parte, el director de la agencia espacial rusa, Roscosmos, Dmitri Rogozin, felicitó hoy a su colega de la NASA por el hito del Apolo 11, que alunizó hace medio siglo con tres astronautas a bordo: Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...