14 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

El apogeo de la lucha libre en nuestro país

La época de oro abarcó las décadas de los 50 y 70

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 17 de julio 2019, actualizada 9:01 am

Enlace copiado

Durante mediados de la década de los 40, mientras en Europa se desarrollaba la Segunda Guerra Mundial, México vivía un esplendor económico y deportivo. Después de la fundación de la EMLL (Empresa Mexicana de Lucha Libre) el deporte espectáculo se volvió parte de la vida de los mexicanos, especialmente de los capitalinos.

La época de oro de la lucha libre mexicana nació a partir de la inauguración de la Arena Coliseo el 2 de abril de 1943, en la calle República de Perú 77, en el Centro Histórico. En aquella ocasión la lucha estelar fue entre El Santo y Tarzán López, ganando el segundo.

Según datos de este diario, el primer luchador enmascarado fue el irlandés Ciclón Mackey en 1934.

De igual forma, la primera lucha de apuesta de máscaras se registró un año más tarde, en 1935, entre El Enmascarado Rojo y Jim Londos, este último apostando su campeonato.

Sin embargo, los luchadores que no usaban máscara lo único que podían disputar era su cabello. Fue así como surgió el "máscara contra cabellera".

ÍDOLOS Y GRANDES RIVALES

El Murciélago Enmascarado, oriundo de Dolores Hidalgo, Guanajuato, era irreverente dentro del cuadrilátero. Fue desenmascarado por Octavio Gaona en julio de 1940, así que cambió su nombre al Murciélago Velázquez.

Una de las grandes rivalidades de Jesús Velázquez Quintero, nombre real de El Murciélago, fue con El Santo, quien le ganó la cabellera el 31 de septiembre de 1943.

El Santo es probablemente el luchador más famoso y querido que ha surgido de nuestro país. Debutó en 1942 siendo del bando rudo, pero fue descalificado por exceso de rudeza contra el Ciclón Veloz y probablemente se le recordó como el luchador más odiado de la década de los 40, de acuerdo a la página oficial del CMLL.

El Santo ganó las cabelleras más importantes en aquellos años como la del Murciélago Velázquez, la de Bobby Bonales y Jack O'Brien. A él nadie logró despojarlo de su máscara.

Rodolfo Guzmán Huerta, nombre real de El Santo, junto a Gori Guerrero, hacían una pareja devastadora y se les conoció como "la pareja atómica".

El 16 de mayo de 1947 apareció en escena The Black Shadow, el primer gladiador en iniciar algunos movimientos que luego darían paso a la lucha libre aérea, como lanzarse desde la tercera cuerda.

Debido a su agilidad, también fue conocido como El Hombre de Goma. Desde sus inicios nació una fuerte rivalidad con El Santo, tanto que tan sólo un mes después de su debut, se enfrentarían en un mano a mano, ganando The Black Shadow.

La rivalidad llegó a su punto máximo en 1952 cuando el 7 de noviembre decidieron luchar en un duelo de máscaras. El Enmascarado de Plata le aplicó su famosa llave "de a caballo", haciendo que The Black Shadow se rindiera y tuviera que revelar su identidad y su nombre: Alejandro Cruz.

Este acontecimiento fue conocido como "la lucha del siglo".

The Black Shadow hizo una dupla famosa con Blue Demon que les valió el nombre de Los Hermanos Shadow. Blue Demon decidió vengar a su "hermano caído", retando a El Santo a una lucha donde se disputarían el Campeonato Mundial Welters, que estaba en manos del plateado.

El 25 de septiembre de 1953, ante 9 mil personas en la Arena Coliseo, y siendo El Santo el preferido, Blue Demon logró arrebatarle el cinturón. A pesar de su rivalidad sobre el ring, El Santo y Blue Demon fueron compañeros de lucha contra todo tipo de villanos en la pantalla grande.

EL CINE DE LUCHADORES

Para febrero de 1952 nació el programa "Las luchas de la televisión", perteneciente a Televicentro. Además, Canal 2 transmitía las luchas los sábados y Canal 4 las funciones de viernes. En ese mismo año fue proyectada la película que fundaría el género de cine de luchadores; "La bestia magnífica", que era un reflejo melodramático de las condiciones que rodeaban a los luchadores de aquella época.

El cine de luchadores tuvo auge después de que finalizara la época de oro del cine mexicano, principalmente en las décadas de los años 60 y 70.

Los personajes que más presencia tuvieron fueron indudablemente El Santo, Blue Demon y Mil Máscaras, aunque también estaba La Sombra Vengadora, quien realmente nunca pisó un ring, sino que sólo fue creado para aparecer en filmes.

Otro de los personajes más relevantes en el celuloide fue El Huracán Ramírez, creado sólo para actuar, pero la gente lo exigió en el cuadrilátero. Entre las películas más representativas de este género se encuentran El Enmascarado de Plata (1952), protagonizada por El Médico Asesino; Arañas infernales (1968); El Santo contra Blue Demon en la Atlántida (1969); Las momias de Guanajuato (1972), entre muchas otras más.

Pocos saben que Bruno Rey y Víctor Alcocer, entre otros, le doblaron la voz a El Santo. En los años 80 y 90 hablaremos del nacimiento de la AAA y del surgimiento de estrellas como El Perro Aguayo, Octagón y más...

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...