17 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Cultura

Sor Juana, más allá de su obra

Los textos de la Décima Musa han superado el paso del tiempo

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, lunes 15 de julio 2019, actualizada 9:29 am

Enlace copiado

La vigencia de la Décima Musa, Sor Juana Inés de la Cruz, va más allá de su obra, de su persona. Sus poemas han superado el paso del tiempo. La gran poeta del Siglo de Oro, nacida en 1648, mostró sus capacidades desde edad temprana: aprendió a leer cuando tenía apenas tres años de edad, poco después aprendió náhuatl y más tarde deslumbró a los virreyes de la Nueva España, recibiendo la protección de la virreina Leonor Carreto.

En 1667 ingresa por primera vez como novicia al Convento de San José de las Carmelitas Descalzas, del que salió poco después, y al año siguiente lo hizo al de San Jerónimo, de las hijas de Santa Paula y donde se practicaba la regla de San Agustín. En ese mismo espacio murió en 1695 y es donde actualmente se resguardan sus restos mortuorios y varias de sus pertenencias.

El complejo constructivo, que actualmente alberga a la Universidad del Claustro de Sor Juana, resguarda ese patrimonio histórico, al que se suman publicaciones realizadas en su época y otras contemporáneas, de y sobre ella.

SUS LETRAS MÁS VIVAS QUE NUNCA

Son tales ediciones las que muestran que la vigencia de la Fénix de América ha superado el paso del tiempo, e incluso los trabajos realizados sobre su obra han crecido como nunca en las últimas dos o tres décadas, asegura Daniel de Lira Luna, responsable del Centro de Documentación Sor Juana Inés de la Cruz.

Refiere que la figura de la autora de poemas líricos, cortesanos y filosóficos, comedias teatrales, obras religiosas y villancicos para las principales catedrales del Virreinato ha vivido en la historia de México dos momentos relevantes en la recuperación y revaloración de su creación.

Antes, menciona, tras la independencia de México de España, los liberales, que querían terminar con todo resabio del virreinato, pasaron por ese rasero a la monja jerónima, quedando a la sombra, y no fue sino hasta la publicación en 1910 del libro Juana de Asbaje, de Amado Nervo, que empezó a ser recuperada su obra, su pensamiento, su intelecto. Es el primer momento de recuperación de la poeta, momento en el plano nacional, en el cual también se puede inscribir el libro Sor Juana Inés de la Cruz. Sonetos, edición y notas de Xavier Villaurrutia, publicado en 1931.

El segundo momento de engrandecimiento de la Décima Musa es ahora en el plano internacional y se vive a partir de 1982, con la publicación de la obra Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe, de Octavio Paz. Se trata de una edición que tiene ya versiones en español en México y en España, pero también en inglés y, más recientemente, portugués de Brasil. De todo ello cuenta con testimonio físico del mencionado centro, el cual posee alrededor de 800 documentos de y sobre a escritora y monja, algunos de ellos originales y otros en versiones facsímiles.

Uno de los últimos es la publicación Invasión Cristálida, edición de 1692, una publicación aparecida en Madrid por primera vez en 1689, es decir, cuando la poeta nacida en San Miguel Nepantla, Estado de México, estaba viva, lo que muestra la importancia que se le dio a su obra en las colonias y en España. Esto se acrecienta aún más por el hecho de ser mujer, género al que en la Colonia se le había reducido a la vida en casa, difícilmente para la preparación escolar.

EJEMPLARES ÚNICOS

Entre la colección selecta de publicaciones de que goza el centro, que cuenta desde 2018 con el reconocimiento Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), destacan ediciones como la plaquette edición limitada del poema Detente sombra, con ilustraciones firmadas por el pintor y escultor mexicano Juan Soriano, un volumen de la obra teatral Sor Juana Inés de la Cruz, del autor decimonónico José Rosas Moreno, la primera obra en la que ella aparece como personaje teatral, o una edición exquisita en inglés de la Respuesta a Sor Filotea de la Cruz.

Un par de ejemplares más a destacar del acervo son una versión en lenguaje Braille de poemas de amor de Sor Juana, en dos tomos, y una edición en japonés del Primero sueño, resalta De Lira Luna, quien acota que de la Invasión Cristálida hubo dos ediciones más en España, una de ellas en 1729, es decir, cuando la monja jerónima ya había fallecido víctima de una epidemia que azotó el convento donde vivía.

La colección sobresale por poseer obras originales, antiguas y modernas, de y sobre la autora del poema Primero Sueño, la comedia Los empeños de una casa, el auto sacramental El divino Narciso o la Respuesta de la poetisa a la muy ilustre sor Filotea de la Cruz, a quien por la importancia de su obra se le coloca al mismo nivel de los autores contemporáneos Juan Ruiz de Alarcón o Juan de Palafox y Mendoza. La colección se ha formado a partir de la creación de la misma universidad, mediante adquisiciones por diferentes vías, como la compra o la donación. A las publicaciones que van del siglo XVII al XXI periódicamente se les da conservación con el apoyo de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Sor Juana Inés de la Cruz es una mujer cautivadora, su obra sigue generando el placer por la lectura, por el libro mismo, y su vigencia está en su palabra, su poesía, sus obras; en el que siga siendo leída y se escriba sobre ella incluso en estos años, finaliza.

Detalles de su obra

-Su comedia más célebre es "Los empeños de una casa".

- Destaca su lírica, que suma la mitad de su producción.

- Otras obras destacadas de Sor Juana son sus villancicos y el tocotín.

- Predomina el barroco.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...